Menu

El enamoramiento y sus multiples beneficios para la salud: respuestas medicas a los motivos por los que ocurre

El estado de enamoramiento es beneficioso para la salud, nos ayuda a frenar el envejecimiento, mejora el ánimo, disminuye el estrés y previene enfermedades, entre otras ventajas. Así lo ha asegurado hoy la Dra. Anna Gil, del servicio de Psicología del Hospital USP San Jaime de Torrevieja, quien ha explicado que el amor “nos hace sentirnos mejor en todos los aspectos, tanto físico como psicológico”.

En una sociedad donde existen infinidad de remedios para mejorar la salud y disminuir el estrés, y donde la demanda de fármacos para combatir la ansiedad y la depresión va en aumento, sin duda el amor “es una potente medicina para mejorar la salud”, afirma la especialista de USP San Jaime.

El enamoramiento está producido por la feniletilamina, un compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas que es la responsable de los cambios físicos que experimentamos cuando nos enamoramos, como ponerse rojo o sentir ‘mariposas en el estómago’. Este compuesto se libera con actos tan simples como un cruce de miradas, un roce o un apretón de manos.

Tanto en la primera fase del enamoramiento, como en las parejas estables de larga duración, el amor tiene notables efectos para la salud. Enamorarse embellece la piel, el cabello y las uñas, gracias al aumento de estrógenos. También previene el envejecimiento prematuro y aumenta la sensación de vitalidad, ya que se libera la hormona de la melatonina: por eso, cuando estamos enamorados no sólo nos vemos mejor, sino que nos ven mejor, nuestra autoestima crece.

Además, según Anna Gil, “el amor hace que aumente la norepirefrina, la conocida como ’hormona del estrés’, que afecta asimismo a la atención y el estado de ánimo. Su aumento nos hace estar más atentos y sensibles a la persona que amamos y nos lleva a ‘darnos por completo’ y mimar y cuidar al otro. También nos sentimos más felices, eufóricos e hiperactivos. De esta forma, el amor reduce de forma considerable el estrés y nos hace estar más vitales, además de mejorar nuestro ritmo cardiaco”.

Con el enamoramiento también se fortalece nuestro sistema inmunológico, previniéndonos de enfermedades y ayudándonos a una mejor y pronta recuperación. Esto es así gracias a las endorfinas, que aumentan la sensación de bienestar en nuestro cuerpo y nos ayudan a soportar mejor el dolor, ya sea físico o psicológico.

También aumenta la capacidad muscular cuando estamos enamorados, ya que se liberan grasas y azúcares, y se generan más glóbulos rojos que mejoran el transporte de oxígeno por la corriente sanguínea.

Además, los expertos destacan que todos estos efectos y las conductas que desarrollan los enamorados son iguales en todas las partes del mundo. Así lo ha demostrado un estudio desarrollado en 58 culturas diferentes, que indica que en todos los lugares las pautas de las relaciones amorosas son similares. Por ello, la doctora Anna Gil asegura que “parece ser que el amor no entiende de culturas o idiomas”.

Según la doctora de USP San Jaime, “en la etapa del enamoramiento, nuestro cerebro se encarga de hacernos la vida mucha más activa e intensa: por ello, abrirse al amor puede ser un buen remedio para combatir el desánimo”, concluye la Anna Gil.

boton contactar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?