Menu

El acoso escolar, presente en cada aula

En prácticamente todas las aulas, entre dos y tres alumnos sufren la “violencia invisible” que supone el acoso escolar psicológico. Estos niños, además, no dicen a los padres que padecen esta situación porque tienen miedo a ser calificados de “chivatos” y piensan que los compañeros incrementarán la persecución porque no confían en las medidas que tomarían los centros. Así lo ha advertido el profesor y especialista en mobbing, Iñaki Piñuel, que ha impartido la conferencia inaugural de las XII Jornadas de Orientación, organizadas por la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), informa la institución académica en un comunicado.

El especialista ha advertido de que, al contrario de lo que pasa con los agresores, “no hay un perfil de acosador y cualquier niño puede converstirde en víctima“. Por ello, Piñuel afirma que “el actual reto en esta materia está en la prevención y para ello es necesario evaluar de manera habitual la exposición de los niños escolarizados a la violencia, sobre todo a la violencia psicológica, ya que es la más invisible y que expone a un mayor riesgo para la salud y el rendimiento académico”. Para conseguirlo, agrega, “hay que introducirse en la cultura de la evaluación sistemática de este tipo de violencia, que es una violencia invisible y que todavía es muy banalizada y trivalizada en el entorno escolar“.

Asimismo, ha declarado que “en la mayoría de centros escolares no se valoran o no se miden las tasas de violencia escolar y “aquello que no se mide, no se puede gestionar, ni controlar, es algo básico en cualquier intervención”, manifiesta. “La resignación hace que aumente el acoso y violencia escolar. Aquellos que debemos ser parte de la solución, terminamos siendo parte del problema y contribuyendo a la revictimización. Los niños esperan de nosotros que midamos, que evaluemos y que intervengamos tempranamente”, ha manifestado.

En este sentido, ha señalado que “la tasa de violencia escolar hay que medirla correctamente y hay que atreverse a reconocer la mala noticia de que se dan casos en el centro e identificar a los niños que sufren violencia escolar”. Ha puntualizado que existen pruebas estandarizadas y de rápida aplicación y corrección como el A.V.E. (test de acoso y violencia escolar) o el T.E.B.A.E (Test de Evaluación Breve del Acoso Escolar)

También considera “fundamental” las medidas sancionadoras. “Monitorizar y sancionar a los acosadores y trabajar con ellos para que no se vuelvan a reproducir esas conductas en la vida escolar y que después no se conviertan en una forma de ser o de estar en el mundo, convirtiendose después en depredadores sociales en otras formas de acoso”, ha explicado.

En las jornadas también ha intervenido el exministro de Educación y actual catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Ángel Gabilondo, que ha defendido la importancia de la educación como garantía de bienestar social y ha asegurado que, aunque sean tiempos de austeridad, debe ser una “prioridad” en cualquier gobierno.

“Son tiempos de austeridad y los recortes han de hacerse con dimensión social y establecer prioridades, y la educación es una de ellas, ha afirmado el que fuera responsable de Educación en el gobierno socialista del expresidente José Luis Zapatero. “No saldremos jamás de la actual crisis económica sino es a través del conocimiento, de la educación y de la ciencia”, ha señalado en alusión a las actuales medidas. Por eso, ha advertido de que “no invertir en esto es garantizar que va a ser más difícil salir”. “No sé por que otra puerta se sale, al final acabaremos saliendo por la ventana”, ha ironizado

El objetivo de estas Jornadas, que se celebran anualmente y que ha clausurado el rector de la UPV, Juan Juliá, es ofrecer a los profesionales de la orientación herramientas y soluciones para enfrentarse a los temas relacionados con su labor diaria en los colegios e institutos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?