Menu

El Escritofrénico. Un tratado sobre la curación de la psicosis

El Escritofrenico psicologia siquia

Raúl Velasco firmando ejemplares de su obra, ayer en la librería Alibri de Barcelona

“Va de la vida, de las dificultades, de la locura, pero… ¿y qué es la locura?” Con este planteamiento el Dr. Ángel Martínez resumió ayer la sinopsis de El Escritofrénico, la nueva obra de Raúl Velasco, una publicación de Miret Editorial. El libro, tercera obra del autor, se presentó ayer noche en la librería Alibri, en Barcelona, y contó con la participación de los doctores Joan Closa y Ángel Martínez.

El Escritofrénico narra la historia de Marcos, un protagonista esquizofrénico que se encontrará con un psicoanalista retirado y su esposa, con quienes emprende un viaje hacia los entresijos de la mente. La vida, la muerte, la locura, la existencia. ¿Qué es y que no es? El libro es un ensayo novelado sobre la psicosis partiendo de la perspectiva de su protagonista pero que en muchas ocasiones se entremezcla con las propias experiencias del autor.

“Una historia sobre Marcos que nos habla de la vida de Raúl”, apuntó el doctor Martínez, “algo que podemos percibir, sobre todo, quienes más le conocemos”. Y no le faltó razón. La vida de Raúl Velasco, autor de la novela, cambió radicalmente cuando le diagnosticaron esquizofrenia. El autor, quien desde joven se había sentido atraído por la literatura y el arte de escribir, explica que el diagnóstico de su enfermedad y el tratamiento derrumbaron su vida. “Todo se acabó cuando me empezaron a tratar. Dejé de escribir debido a los fármacos que tomaba”. Para Raúl, la escritura era su propia terapia ya que escribir era el remedio ante un mal día, por ello la esquizofrenia le hizo temer que su voluntad como escritor llegaba a su fin ya que “cuando vives grandes cambios de cerca, crees que debes abandonar tus sueños”.

Pero no lo hizo y, por suerte, hoy tenemos esta nueva obra que para él “es mi tercer libro, pero lo he vivido como mi primera obra, ya que es diferente”. En esta obra Velasco condensa todo lo que la locura, como él dice, le ha enseñado. Y acerca la locura el libro nos abre un debate profundo. ¿Hay separación radical entre la locura y la cordura? ¿O bien hay una continuidad entre ambos estados, que vamos combinando dependiendo del momento en que estamos? El Escritofrénico versa sobre las consideraciones actuales, sobre las convenciones sociales. Sobre cómo tendimos a excluir aquello que se sale de la norma. Sobre algunas disciplinas terapéuticas y su confrontación crítica. Sobre la validez o no de los psicofármacos.

En suma, El Escritofrénico, etimológicamente, se define como “un escrito sobre la mente”. Y no hay duda de ello. Lectura ágil, fresca pero llena de consciencia. Un libro de pasión, apuntaron algunas voces. Un libro que manifiesta que la locura sana debe vivir en su estado puro. Y, a fin de cuentas, como dice el dicho, “de sabios y de locos, todos tenemos un poco”.

La salud mental en el mundo 2.0

El libro es un ejemplo paradigmático del apoderamiento y el antiestigma que vive actualmente nuestra sociedad, apunta el doctor Closa. Vivimos en un contexto donde la conciencia del colectivo social así como la individualidad existencial están sobre la mesa, un momento de plena reflexión sobre nuestro entorno, sobre nuestra esencia y con plena preocupación por aquello que nos afecta y la suficiente consciencia como para buscar la respuesta o cura. Al mismo tiempo, no obstante, Closa también matiza la existencia del antiestigma, entendido como la caracterización y exclusión colectiva y socialmente adaptada de lo inusual, de aquello que sobresale de la normalidad.

Ante esta realidad las nuevas tecnologías y las redes sociales ejercen un papel incuestionable. Tanto aíslan al indivíduo como ayudan al colectivo social al apoderamiento de su consciencia de ser. A través de las redes sociales, apunta Closa, la gente empieza a tomar consciencia sobre lo que le pasa, lo que le ocurre, los síntomas que no se atreve a compartir. Internet se convierte en una herramienta de ayuda que permite mantener la privacidad y respetar el pudor del individuo. De este modo, las nuevas tecnologías han abierto una brecha optimista a la salud mental en general, ya que cada vez más individuos aceptan dar el paso de atacar el malestar que les corroe internamente.

¿Quieres este libro?

Lo puedes comprar aquí:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?