Menu

El vocabulario emocional, herramienta contra el bullying

acoso escolar bullying psicologiaEl acoso escolar o también conocido como bullying, no es un fenómeno nuevo. Todos hemos conocido en el colegio a algún chaval que era el maltratador, a otro chaval que era la víctima, y a otros muchos, que simplemente eran “observadores” de lo que estaba sucediendo, de una forma más o menos pasiva. Porque, para que exista el bullying, tienen que estar presentes las tres figuras: acosador, acosado, y los que ven, oyen y callan.


Muchas veces este acoso es “invisible” porque el niño no es que haya recibido una patada o cualquier otra agresión física, sino que le están devastando emocionalmente. Así, no tienes señales, ni moratones, pero se encuentra aislado socialmente, porque su acosador no le deja jugar con el resto de compañeros o hablar con ellos. El niño entonces se ve excluido, marginado y “diferente” de los demás. Pero  no sabe por qué. Y muchas veces tampoco es del todo consciente de que le están maltratando. Si las mujeres maltratadas psicológicamente, muchas veces se dan cuenta de ello al cabo de los años (sí, aunque parezca mentira, así es, no han etiquetado eso como maltrato), imaginad lo que puede ocurrir con un niño, sobre todo si es pequeño.

De aquí la importancia de que los niños reciban una educación emocional, para poder identificar desde pequeños, cómo se sienten ellos mismos, cómo se sienten los demás…Es muy importante el vocabulario emocional y la identificación de emociones. No hay ni que decir, que esta labor habría que llevarla a cabo no sólo desde la escuela y desde casa, sino desde cualquier ámbito social en el que esté inmerso el niño. Porque como dice un proverbio africano “Para educar a un niño hace falta la tribu entera”.

El vocabulario emocional es el ingrediente fundamental para un buen desarrollo emocional. Cuanto antes mejor, el niño  tiene que ser capaz de identificar, clasificar y comprender sus propios sentimientos y los de los otros. No es que con esto baste, pero sin esto, el niño no puede controlar sus sentimientos (porque si ni siquiera los ha reconocido, ¿cómo lo va a hacer?, si no sabe lo que le pasa…), ni puede relacionarse de una manera exitosa con los demás. Y esto tiene un peso fundamental en lo que ocurre en las situaciones de acoso.

Los niños con buen vocabulario emocional tienen más y mejores herramientas para:

  • Controlar sus impulsos
  • Tolerar la frustración
  • Empatizar con los demás
  • Entenderse mejor a ellos mismos
  • Solucionar conflictos sin pelearse
  • Hacer respetar sus derechos
  • Respetar los derechos de los demás

Así que, ya sabéis, señores adultos, para dar ejemplo a los pequeños, qué mejor que expresar bien cómo nos sentimos….vocabulario para ello no nos falta….por lo menos en el diccionario español…

Sobre la autora de este artículo

elena valdehita psicologa siquiaElena Valdehita Gil es psicóloga madrileña. Es especialistas en terapia familiar así como en la prevención y el tratamiento del bullying y el ciberbullying. Elena es una gran profesional del tratamiento terapéutico en infantes y adolescentes, habiendo tratado casos de abuso sexual infantil, dificultades de aprendizaje o fracaso escolar.

boton contactar

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?