Menu

Sexting: El flirteo 2.0

Psicólogos onlineUtilizamos las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de nuestra vida y en el arte de seducir no iba a ser menos. Hoy en día, entre los jóvenes, especialmente entre los adolescentes se está extendiendo una práctica para ligar a través de la red: el sexting. Veamos de qué se trata y qué riesgos conlleva.

Cuando hablamos de Sexting, ¿De qué estamos hablando?

La palabra sexting proviene de unir las palabras inglesas “Sex” (sexo) y “Texting” (enviar mensajes de texto a través del móvil). Actualmente el significado se ha ampliado y el sexting también hace referencia a la publicación, difusión o envío de mensajes, fotos o grabaciones eróticas o sexuales captadas por uno mismo o por otra persona a través del teléfono móvil o el ordenador.

¿Para qué se practica el sexting?

El sexting suele realizarse como una manera divertida de coquetear con alguien, para impresionar a otra persona o por pura diversión. Por lo que habitualmente el material suele enviarse a la pareja, a alguien que les gusta o a un amigo. Sin embargo, también puede enviarse a alguien que sólo se conoce de Internet.

Debido a la euforia del momento, los jóvenes no perciben el sexting como una conducta de riesgo y, por tanto, no acostumbran a tomar las debidas precauciones.

¿Qué riesgos tiene el sexting?

Aunque pueda parecer un simple juego erótico, las nuevas tecnologías permiten que las imágenes y vídeos se difundan de manera masiva y descontrolada. Esto expone a quien lo envía a los siguientes riesgos:

  • Pérdida de privacidad: Una vez se envía el material, se pierde el control y puede acabar en manos de cualquiera.
  • Problemas psicológicos: Mostrar la intimidad a otras personas puede derivar en problemas de ansiedad, depresión o exclusión social.
  • Ciberbullying: Puede que los demás usen las fotos o vídeos enviados para humillar, burlarse o hacer comentarios públicos negativos sobre ellos.
  • Sextorsión: El material puede utilizarse para chantajear con su publicación en las redes sociales para que las vean todos sus amigos y allegados. Si estás en esta situación pide ayuda inmediatamente, no sientas vergüenza a mucha gente le pasa y sino pones remedio puede que cada vez sea más difícil salir de esta situación.

Mi consejo

Antes de hacer clic en enviar piensa que:

  • Lo que publiques en Internet es de todos, nada es privado. Por tanto, no publiques nada que no quieras que vean.
  • Una vez publicado o enviado, ya no puedes cambiar de opinión. Por tanto, piensa antes de enviar.
  • Si te sientes presionado por tu pareja o amigo especial di NO, el amor no tiene nada que ver con mandar material erótico o sexual. Enviarlo es una decisión que sólo tú debes tomar debido a los riesgos que conlleva.
  • Ten en cuenta que la reacción de quien recibe el mensaje puede no ser la esperada, puede que la otra persona no te halague y en lugar de eso utilice el material en tu contra.
  • En Internet nadie es anónimo.

Si a pesar de ello sigues queriendo practicar sexting procura:

  • Que no se te reconozca en la imagen, por ejemplo, puedes ocultar tu cara.
  • Utiliza claves para el ordenador o el móvil para que resulten de difícil acceso por si alguien quisiera robar ese material.

En definitiva, la práctica del sexting no es una conducta sexual dañina en sí misma, sino según el uso que se le dé. Piénsatelo bien antes de hacerlo, ya que después de hacer clic no hay marcha atrás.  Si necesitas orientación o asesoramiento psicológico o sexológico no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Sobre la autora de este artículo

Psicólogos onlineMaría Martínez Murillo, es psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja. Actualmente trabaja en el Instituto Psicológico Antoni Bolinches como responsable del área joven. En su práctica profesional no trata de ofrecer “recetas mágicas”, sino de proporcionar herramientas para que cada persona descubra su propio camino y pueda ser una persona autónoma y feliz consigo misma.

 ¿Los niños se estresan?

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *