Menu

7 pasos hacia la igualdad: cómo fomentarla en el día a día

como fomentar igualdad siquiaCon la resaca aún del Día Internacional de la Mujer, la psicóloga de Valladolid Lorena Sahagún reflexiona sobre algunas pautas muy reales para de verdad aportar nuestro granito de arena en esto de la igualdad. Menos política y más acción, a la que podemos contribuir con pequeños detalles cada uno de nosotros en nuestras casas, trabajo, círculos de amigos… Compartirlo también ayuda a hacerlo posible.

1. AMPLÍA TU CIRCULO DE CONFORT

Lo conocido nos da seguridad, pero también nos limita, nos hace sentir seguros en nuestras ideas heredadas, en nuestra forma de vivir establecida en el tiempo, pero hay muchas otras formas de entender la vida, tan válidas como las nuestras y mucho miedo a salir y descubrirlas por si tambalea lo que siempre creímos cierto, por si no nos aceptan, por no aceptar el miedo a lo desconocido, pero en cuanto sales sucede la magia, sentirte cómodo en el vaivén del cambio supone libertad, ya que nada ni nadie condicionará tus actos porque tu mente ya es libre para descubrir, experimentar y aceptar que lo que no conoces es tan respetable como lo que sí.

2. DESAPRENDE

No somos responsables de lo que nos ha transmitido la sociedad en la que nos hemos criado, somos seres sociales que nos adaptamos a las normas culturales que nos rodean, pero es necesario cambiar la actitud acrítica propia de quien absorbe todo sin juzgar para pasar a cuestionárselo todo.

Es innegable que las raíces de nuestra cultura son machistas, que somos una población mayoritariamente de raza blanca, con poca diversidad religiosa de la que nos hemos ido impregnado inconscientemente de lo que se interpreta como normal, y que quizás solo es normal por habitual pero no por justo, por ello tenemos que cuestionárnoslo todo para poder decidir con que nos quedamos y con que no.

Repetir patrones sin cuestión en lugar de hacernos evolucionar como sociedad, nos estanca.

3. ACTÚA DE FORMA IGUALITARIA

El siguiente paso es complejo, consiste en pasar de la acción privada a la pública, nadie sabe lo que piensas, ni si estas cuestionándote algo que nunca antes habías dudado, pero lo notaran cuando empieces a adecuar tu nueva forma de pensar a tu forma de actuar.

Es difícil cambiar cuando llevamos mucho tiempo actuando de otra manera, de hecho lo lógico es que nuestras conductas estén automatizadas y tengamos que esforzarnos en preguntarnos ¿quién va a actuar ahora, mis principios heredados o lo que yo creo ahora? Para actuar de forma consciente y coherente con lo que queremos para nuestra sociedad.

4. SIGNIFÍCATE

Este punto aún es más complicado que el anterior, consiste en atreverse a manifestar lo que crees que es justo en cualquier contexto, aún sabiendo que no va a ser popular, ni aceptado por la mayoría, pero es necesario ya que sembrar estas pequeñas “revoluciones” es la única forma de provocar a quién no se cuestiona para que lo haga y dejar claro a quien no quiere el cambio que ya no cuentan con el silencio de los que no opinan como ellos.

5. TRANSMITE

La única forma de perpetuar un cambio es darle voz, por ello es necesario hacerte eco de la igualdad a través de todos los medios que estén a tu alcance.

6. EDUCA EN IGUALDAD

El mayor regalo que podemos hacerle a las nuevas generaciones es inculcarles desde la infancia que ni su raza, ni su sexo, ni su orientación sexual, ni su religión deben condicionar sus derechos, porque merecen las mismas oportunidades, así que es un gran regalo para ellos ofrecerles esto desde el principio.

7. FOMENTA LA EMPATÍA

La raíz de la igualdad esta en fomentar entre todos un trato tan justo para el otro como lo querrías para ti o para quién te importa, por eso provocar empatía facilita mucho el respeto hacia los otros y nos lleva haca la igualdad real.

Sobre la autora de este artículo

L. SAHAGUN PRIMER PLANO 300x225 Dependencia del móvil: un ancla en nuestra zona de confortLorena Sahagun Flores es psicóloga en Valladolid.Licenciada en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca y con nº de colegiado 3211. Es especialista en terapia de aceptación y compromiso y en mindfulnes y se ha formado específicamente en el tratamiento de la violencia de género. Puedes contactar con ella para más información o para concertar una visita.

 Dependencia del móvil: un ancla en nuestra zona de confort

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?