Menu

La soledad

Comparte

soledadEn la sociedad actual en que vivimos, la soledad esta mal comprendida y/o estigmatizada. Es un sentimiento asociado al miedo, miedo a estar o acabar solos, algo reforzado por nuestra cultura y nuestra educación.

Sensación de angustia, decaimiento, hostilidad y menor actividad física, son algunos de los males de la soledad.

La misma soledad puede provocar retraimiento, ya que puede funcionar para evitar la vergüenza, el rechazo o la traición de los otros. En otras ocasiones se puede estar rodeado de gente y, sin embargo, no sentirse en sintonía con nadie.

¿Debemos tener realmente miedo a la soledad?

No es tan importante la soledad sino el significado que podemos darle a este sentimiento, pero este significado podemos cambiarlo mediante nuestro diálogo interno, basta de enviarse mensajes autodestructivos, qué importante es detectarlos y empezar a darse cuenta que el único responsable de este significado eres tú.

Por otro lado, es importante ser capaces de afrontar ese posible sentimiento de vacío, aprender a estar con uno mismo, poder encontrar un espacio para autoconocerse y favorecer así, nuestro crecimiento personal.

¿Es real esta soledad?

A veces el miedo está en conocer gente, por nuestros prejuicios y por nuestro miedo, el cual siempre juega malas pasadas.

En otras ocasiones, no es tan real, y podemos reducir este sentimiento cuidando las relaciones que tenemos con los demás, tanto con familiares como con amigos.

¿Cómo te sientes tu frente al gran fantasma de la soledad?


Sobre la autora de este artículo

lourdes prieto sanchezLourdes Prieto es licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Tras acabar la carrera continuó su formación en el Instituto de Interacción de Madrid, donde se ha formado en Psicoterapia individual y de grupo. Tiene cinco años de experiencia, los cuales le han hecho creer en el potencial de las personas, en su idiosincrasia, sus necesidades y formas de sentir, únicos.

Su método de trabajo se basa en crear un espacio terapéutico lleno de respeto y empatía, donde lograr una nueva forma de estar en el mundo, un encontrarse consigo mismo. Para Lourdes, la terapia es un “darse cuenta”, un proceso de cambio, con el que reparar, adquirir herramientas y crecer de manera sana.

Lourdes Prieto

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *