Menu

Cómo cambiar de actitud para ser más tolerante

amigosTenemos asimilado que hay personas que no piensan igual que nosotros y que las opiniones son libres. Aun así, en muchas ocasiones, no sabemos cómo llevarlo a la práctica. Siempre se ha dicho que la tolerancia es fácil de aplaudir, difícil de practicar, y muy difícil de explicar.

Para trabajar la tolerancia es importante ser más comprensivos y respetar las opiniones de los demás, por muy diferentes que parezcan. Esto no significa que dejemos a un lado los propios puntos de vista, sino que empaticemos más con el otro para conseguir entender sus pensamientos. Muchas de las opiniones de cada uno se forjan a partir de situaciones o experiencias personales. Por ello, es importante saber que las opiniones, pese a ser libres, también han de ser respetadas.

Se define tolerancia como el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.  No se trata de aceptar todo cuanto nos dicen los demás, sino respetarlo aun defendiendo nuestro posicionamiento.

La tolerancia es fácil de aplaudir, difícil de practicar y muy difícil de explicar.

Consejos para ser más tolerantes

  • No es necesario imponer nuestro criterio, la tolerancia consiste también en escuchar al resto.
  • Antes de contradecir una opinión hay que pensar bien la respuesta. Muchas veces, con los nervios o el enfado no se controlan las palabras y son argumentos que hieren y no solucionan nada.
  • Abrir la mente y entender que aunque pensemos diferente, podemos respetar al prójimo y escuchar sus decisiones.
  • Empatizar. Cuando alguien está hablando es necesario ponerse en su piel para entender sus circunstancias y así poder ser más tolerante.
  • Nadie tiene la capacidad de conocer una verdad absoluta así que nadie es más inteligente que los demás por el mero hecho de pensar de una u otra manera. En cuestión de opiniones, nadie tiene la respuesta correcta.
  • Pese a las provocaciones es mejor responder con el silencio, o en todo caso, pedir respeto de forma relajada para no ocasionar situaciones tensas.
  • No entrar en una disputa por el hecho de que dos opiniones se contradigan. Es mejor ser compasivos para no empeorar la situación y aportar diferentes alternativas para que la discusión no se haga cada vez más complicada.
  • La importancia del respeto tanto a los demás como hacia nosotros mismos.  Cuando dos opiniones son contrariadas hay que mantener la calma y exigir respeto e incluso respetarnos a nosotros mismos negándonos a hablar de determinados temas que no nos agradan.

Cómo aumentar la tolerancia en nuestro entorno

Para poder olvidarnos de los prejuicios y resaltar el papel de la tolerancia en la sociedad, hay una serie de actividades que benefician este objetivo: 

  • Trabajar como voluntario en asociaciones y organizaciones sociales.
  • Relacionarse con las personas que viven alrededor.
  • Acudir a actos o visitas de diferentes culturas, razas o etnias.
  • Tener amigos con distintos estilos y ámbitos.
  • Hablar e interrumpir si algo no te parece bien.
  • Visitar una residencia de ancianos para conocer sus historias y participar en sus actividades.
  • Reflexionar sobre todos los estereotipos que pueden aparecer en tu día a día y pararte a pensar para ver si también los usas sin darte cuenta.
  • Viajar.

Sea como fuere, la tolerancia es una virtud que debemos desarrollar cada uno de nosotros para así, poder convivir abiertamente y poder tratar opiniones sin llegar a desatar enfrentamientos por unas u otras opiniones.

¿Te ayudamos?

sesion gratis terapia online en siquia psicologos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?