Menu

Parálisis del sueño: qué es y cómo afrontarla

paralisis sueño siquia¿Te has despertado alguna vez a media noche y has sido incapaz de mover tu cuerpo? ¿Has intentado pedir ayuda y ni si quiera has conseguido hablar? Ese momento en el que estamos plenamente conscientes en la cama pero paralizados por completo, como si estuviéramos atrapados en nuestro propio cuerpo, se llama parálisis del sueño y es uno de los trastornos del sueño más angustiosos y desagradables que podemos experimentar.

¿Qué es la parálisis del sueño?

Técnicamente se trata de una incapacidad transitoria para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario. Puede darse en el momento de comenzar a dormir o en el de despertarse y suele acompañarse de una sensación de gran angustia.​ Generalmente dura de uno a tres minutos, tras los cuales nuestro cuerpo vuelve a la normalidad. Durante el episodio, estamos totalmente conscientes, con capacidad auditiva y táctil, pero somos incapaces de movernos o hablar, lo que puede provocar gran ansiedad.

Por si fuera poco esta parasomnia viene acompaña de alucinaciones auditivas y visuales que generalmente coinciden en una intensa sensación de presencia amenazante. Además podemos experimentar sensaciones de ira, miedo o incluso muerte, ya que las alucinaciones suelen ser de carácter peligroso y malévolo. También podemos encontrar dificultad para respirar debido a sensaciones de presión en el pecho, estrechez en el cuello o asfixia.

Por qué sucede la parálisis del sueño

Según los estudios un 10% de la población mundial sufre de parálisis del sueño y se estima que un 50% lo sufrirá al menos una vez en su vida. Suele estar asociado a la presión, el estrés, la ansiedad o la falta de sueño.

“Las personas más proclives a la ansiedad y a la depresión tienen una mayor probabilidad”, señala el director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), Reyes Haro, en una entrevista con EFE Salud. También es un trastorno frecuente en personas con estrés postraumático y crisis de pánico.

Pero aún encontramos más factores. Entre ellos los malos hábitos del sueño producto de los ritmos de vida actuales. “Si no hay control o consumo moderado de nicotina, cafeína o alcohol, estos factores también inciden en la presencia de la parálisis de sueño“, asevera también el investigador.

­¿Nos puede ayudar un psicólogo?

La mayoría de personas que sufren casos de parálisis del sueño no sufren ningún problema de salud mental. Pero sí es cierto, como mencionamos más arriba, que suelen ser darse episodios con más frecuencia en personas con trastornos de ansiedad, trastorno bipolar, ansiedad, depresión o estrés postraumático.

Si se sufre un caso de manera aislada no hay por qué preocuparse. De hecho, esta parasomnia no supone riego para nuestra salud bajo ninguna circunstancia. Si por el contrario estos episodios se repiten durante varias semanas, es aconsejable acudir a un psicólogo que nos evalúe y nos pueda ayudar a esclarecer la raíz del problema.

A veces la simple falta de descanso puede ser desencadenante, pero en ocasiones puede que nuestra salud emocional no esté en su mejor momento y lo mejor en ese caso es visitar a un psicólogo.

graci molines

Sobre la autora de este artículo

Graci Molines es psicóloga. Atiende presencialmente en Valencia y ofrece terapia online.

One Response
  1. andrea 12 junio, 2018 / Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *