Menu

Qué son las creencias limitantes y cómo condicionan tu salud emocional

imposibleUna de las peores situaciones a las que nos podemos enfrentar cualquier mortal es a la de no sentirnos capaz de superar un problema o un límite personal. Da igual en qué ámbito de la vida nos ocurra: un nuevo trabajo, un reto personal, una prueba deportiva, una situación ante amigos o familia…

¿No te has encontrado nunca pensando frases del tipo “nunca podré conseguir un trabajo”, “no estoy preparado para hablar en público”, “ojala tuviera menos miedo al ridículo”, “no sé cómo contárselo a mis padres”?

En psicología hay un término que se refiere a estas situaciones, y es el de creencias limitantes. Estas, según la wikipedia, son un “estado de la mente en el que un individuo considera como verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa”. Básicamente esto significa que, en base a lo que hemos vivido o pensado, damos por supuestos determinados aspectos sobre los cuáles construimos nuestra manera de actuar. Son limitantes en la medida que, al considerarlos una asíntota insalvable, impiden que avancemos en aspectos importantes de nuestra vida.

Cómo evitar que las creencias limitantes nos frenen

Las creencias limitantes se basan en los prejuicios, de ahí que haya que trabajar en la línea de no tenerlos. En primer lugar, hemos de aprender a gestionar cómo afectan las creencias a nuestro día a día. Básicamente, porque aunque nos parezca que sí, cualquier creencia que tengamos no ha de ser tratada como una verdad absoluta. Como mucho, son mecanismos que nos hacen actuar de una manera u otra, pero las nuestras pueden diferir perfectamente de las de la gente cercana.

Desde este punto de vista, hemos de abrir la mente. Una de los grandes avances como persona es aprender a ser autocrítico, y también crítico con lo que nos rodea. Así, trata de analizar todo lo ves a tu alrededor y nunca des por sentado nada. De hecho, trata de ser consciente de las decisiones que tomas, y de los pensamientos que te limitan. Analízalos, dale vueltas, y trata de vencerlos dado pequeños pasos.

Trucos en el día a día que te harán vencer las creencias limitantes

Da pequeños pasos. No intentes vencer los miedos o las resistencias todas de golpe. Prueba pequeñas estrategias para poco a poco salir de la zona de confort. Esto hará que sientas el éxito de ver que avanzas, y el camino se te hará más sencillo.

Dedica tiempo a escribir sobre ti. Poner en papel las situaciones te ayudará a verlo desde fuera, con cierta objetividad. Haz dos columnas, una para los hechos, y otra para las posibles soluciones. Las agendas y los diarios de gratitud te lo harán mucho más fácil.

Además, desde este punto de vista, si desglosas las distintas realidades que te atoran en varias partes, te será más sencillo acometerlas. Cada una de ellas puede tener una solución distinta, y quizás más fácil.

Responde a estas preguntas.

  • La creencia limitante ¿le ocurre también a otras personas o solo a ti?
  • ¿Cuál es la intención positiva de esa creencia? (todo comportamiento encierra una intención positiva)
  • Tienes identificada tu creencia limitante ¿no? Ahora piensa, ¿cuál es justo la creencia positiva opuesta a la creencia negativa que te impide avanzar?
  • ¿Cómo crees que sería tu vida si no tuvieses esa creencia limitante?
  • ¿Cómo crees que ha hecho empeorar tu bienestar el pensamiento que te limita?
  • ¿Qué es lo mejor que te puede ocurrir si no la eliminas de tu vida?
  • ¿Qué es lo mejor que te puede pasar si incluyes la creencia positiva en tu día a día?

Estas cuestiones te ayudarán a ver la situación con más perspectiva.

Y recuerda: si te cuesta por ti solo, siempre tienes la posibilidad de que profesionales te ayuden. En Siquia contamos con psicólogos expertos que te acompañarán en el camino para sobrellevar situaciones de este calibre. Puede ser a través de terapia presencial pero te animamos también a ver cómo un psicólogo online te ayuda de manera más cómoda (y económica).

Superar las creencias limitantes supone tener una vida más plena, cargada de existencias positivas y que te harán más feliz. ¿No crees que merece la pena?

Cuéntanos tu experiencia, contacta con nosotros y no olvides que nuestro equipo de psicólogos está a tu disposición. Pide cita.

graci molinesSobre la autora de este artículo

Graci Molines es psicóloga. Atiende presencialmente en Valencia y ofrece terapia online.

boton contactar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *