Menu

Tengo ansiedad, depresión ¿o ambas?

Ansiedad y depresión, eternas compañeras… No siempre que se tiene ansiedad se da la depresión, y viceversa, pero sus inicios y tratamiento son parecidos. En muchas ocasiones, en las primeras consultas en Siquia nos encontramos con el caso de que el paciente se autodiagnostica como deprimido, cuando en realidad lo que está experimentando es ansiedad. También de forma recurrente, algunos pacientes confunde síntomas que ellos entienden como ansiedad cuando en realidad tienen un claro cuadro depresivo.

Rasgos y síntomas comunes de la ansiedad y la depresión

Falta de control. En casos de ansiedad, nos embriagan sentimientos como el de la preocupación y la falta de control de nuestras propias emociones, de repente el peligro está en todas partes, nos mostramos irritables y somos incapaces en determinados momentos incluso de controlar nuestra respiración. Con la depresión se repiten los patrones.

Evasión o retirada. La ansiedad hace que las personas huyan, eviten determinadas situaciones: hablar con la pareja, con un familiar, afrontar un conflicto en el trabajo, tomar una decisión importante… El miedo se apodera de ellos sumergiéndolos en una espiral sin sentido que solo les lleve a evitar afrontar su vida. Los pacientes con depresión también se aíslan, dejan de hacer vida social, tener iniciativa, ganas de hacer nada.

TRATAMIENTO ANSIEDAD TERAPIA ONLINE SIQUIA Pensamientos negativos. Cuando estás deprimido, ves lo peor en cada situación. La tríada cognitiva depresiva incluye pensamientos negativos sobre ti mismo, el mundo y el futuro. Cuando no nos ocurre podemos incluso encontrar ridículas algunas situaciones pero al paciente con depresión le puede suponer un mundo acudir a una cena con gente, ya que se siente feo, fuera de lugar, incapaz de aportar nada… aunque no sea para nada real. Por ejemplo, ir a una fiesta, puedes pensar, “no le gustaré a nadie, no voy a hacer amigos”.

Al ser incapaces de ver el lado positivo de las cosas, el impacto en el día a día es grande, destruyendo el resto de iniciativas positivas que el paciente pudiera tener.

Cambios en el comportamiento. Tanto la ansiedad como la depresión pueden provocar cambios en el comportamiento. De repente, se hacen cotidianas las apatía, la fatiga, la falta de socialización, la evitación… Es entonces cuando puede surgir la fobia social para la que es necesario contar con un psicólogo acudir a terapia online. Por eso es tan importante atender cuanto antes el problema y no dejar que se haga grande. Pedir ayuda profesional es el mejor paso que darás por tu salud y por ti mismo.

Distorsión de la realidad. En ambos casos se da una distorsión de cómo se ve la realidad y cómo es, afectando de manera negativa a la vida cotidiana.

No hay nada que no se pueda resolver… y mucho más fácil si te acompaña un psicólogo

Ya sea que te sientas ansioso, deprimido o (a veces) ambas cosas, la terapia te ayuda a volver a ser quien eras, a sentirte vivo. Aprenderás a identificar tus sensaciones y trabajarás con objetivos concretos para ir mejorando sesión a sesión.

Cuando las sintomatologías de ansiedad y depresión se dan en un paciente, se pueden realizar tests que ayudan en el diagnótico. No obstante, en cualquier caso, pedir cita con un psicólogo para que haga las valoraciones oportunas va as ser siempre la mejor opción.

Pide consulta en Siquia y nuestro equipo de psicólogos online te contactará para ayudarte a:

  • Controlar la ansiedad con ejercicios prácticos
  • Sentirte más tranquilo
  • Salir de la apatía
  • Recuperar la ilusión

siquia psicologo online sin cuotas mensuales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *