Menu

La depresión no constituye un error, una debilidad o una falta, sino que es una enfermedad

Que la depresión es un problema ampliamente extendido, especialmente en la sociedad occidental, es todo un hecho. Mañana se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, una cita especial para normalizar la enfermedad mental y dar visibilidad a quien lo padece y a todos los familiares que la viven indirectamente.

Según indica el Dr. José María Galletero, director médico de Avances Médicos (AMSA), centro especializado en psiquiatría y psicología de Grupo IMQ, con motivo del Día Mundial para la Salud Mental que se celebra el 10 de octubre, “el riesgo de tener una depresión es algo mayor en el colectivo femenino (2-3 veces más que los hombres), o en las personas que han vivido un suceso estresante, aquellas que tienen enfermedades físicas o dolor crónico”.

Por sexos, el Dr. Galletero señala que, según la última encuesta de Salud realizada en 2013 en Euskadi, la prevalencia de la depresión en todos los rangos de edad era superior en las mujeres que en los hombres. 15-24 años: 10% en hombres y 18,4% en mujeres; 25-44 años: 13,9% hombres y 21,5% en mujeres; 45-64 años: 16,8% hombres y 23,1% mujeres; 65-74 años: 14,9% hombres y 29,7% mujeres; 75 años y mayores: 23,9% hombres y 32,7% mujeres.

En este contexto, el experto de IMQ hace hincapié en la prevención y rápida puesta en marcha de los tratamientos para la depresión, ya que es una las enfermedades mentales más prevalentes en la sociedad actual. “La identificación rápida de los síntomas en una persona que sufre una depresión posibilitará una ayuda eficaz, acelerará el retorno al nivel de funcionamiento previo y reducirá mucho sufrimiento innecesario porque uno de los factores de buen pronóstico a la hora de responder a un tratamiento antidepresivo es el inicio precoz de éste”.

Si alguien tiene un ánimo estable y de pronto se aísla, está con expresión triste, sin interés en nada, más callado, se pierde el apetito, duerme mal… son síntomas de alarma. Son cambios en los que se detecta que hay un antes y un después”, señala el experto de AMSA de IMQ.

Asimismo, destaca que “la depresión no constituye un error, una debilidad o una falta, sino que es una enfermedad como la gripe o la diabetes. Su solución no está en superarse, poner buena cara o dominarse, ni tampoco en resignarse y aceptar el sufrimiento, sino en el seguimiento de un tratamiento adecuado, específicamente indicado, administrado y supervisado por un terapeuta experto”.

salud-mental infografia

Tratamiento farmacológico y tratamiento con terapia para la depresión

Respecto a los tratamientos, el Dr. Galletero explica que hay dos tipos de abordajes: farmacológico y psicoterapéutico. “El farmacológico trata de resolver los cambios bioquímicos que se producen en el episodio depresivo a nivel cerebral tratando de incrementar los niveles de serotonina”. Por otro lado, la psicoterapia trata los problemas psicológicos, de personalidad, laborales o familiares, “es decir, todos aquellos factores externos que pueden estar incidiendo en el cuadro depresivo”.

“Puede haber algún tipo de depresión resistente, pero en general con los tratamientos que se dispensan se curan entre el 70-90% de las personas, aunque puede haber recaídas en las que debe seguirse un tratamiento continuo”, afirma también el especialista de AMSA IMQ.

sesion gratis terapia online en siquia psicologos

 

One Response
  1. terapia de pareja 7 diciembre, 2016 / Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?