Menu

Cómo potenciar las capacidades de nuestro bebé

cómo estimular capacidades bebe

Normalmente a cualquier padre o cualquier madre, sobre todo si se es primerizo o primeriza, le surgen dudas acerca de cuál es la mejor educación para su hijo/a, qué es lo más apropiado para que su bebé se desarrolle bien, qué actividades  pueden fomentar el desarrollo de la motricidad, la inteligencia o de los sentidos…

Sin duda, lo principal para que nuestro bebé empiece a desarrollarse correctamente desde bien pequeño y tenga sus capacidades desarrolladas al máximo, (aparte, obviamente, de que esté bien alimentado y no tenga ninguna enfermedad física) es crear un fuerte vínculo de apego con el, y esto podemos lograrlo incluso antes de que nazca mediante la estimulación del afecto y los sentidos. 

La estimulación prenatal

El bebé cuando aún es feto y se encuentra en el interior del vientre de la madre, ya es capaz de comunicarse con su madre, mediante movimientos, sonidos (aunque no los percibamos), latidos del corazón, sensaciones… y hay que aprovechar esta capacidad para crear el vínculo madre-feto mediante lo que se denomina ‘estimulación prenatal’.

La estimulación prenatal (EP) es un programa formado por actividades específicas para cada caso que persigue potenciar las características del bebé desde el vientre de la madre, antes de que nazca, mediante la estimulación de los sentidos. La importancia de la estimulación prenatal radica en que el feto está formando su tejido neuronal en el cerebro, y cuantas más conexiones nuevas seamos capaces de desarrollar, más capacidades podrá desarrollar el bebé cuando nazca.

La estimulación prenatal (EP) proporciona muchos beneficios tanto a la madre como el feto:

  • Cuando nacen los niños, tienen un desarrollo óptimo de los sentidos, que se refleja en  más agudeza perceptiva y auditiva.
  • Los bebés que han recibido estimulación prenatal nacen más relajados, y tienen menos miedo a la hora de interactuar con el entorno.
  • Los niños estimulados antes de nacer son más flexibles y curiosos. Además, se alimentan y duermen mejor.
  • Los ejercicios de estimulación proporcionan relajación a la madre y contribuyen a mejorar su forma física.
  • La EP mejora el vínculo familiar padre-madre-feto.
  • Previene déficits intelectuales y motores en el bebé.

Para llevar a cabo la estimulación prenatal, es muy importante que la madre se encuentre en buen estado de salud y mantenga una actitud relajada durante el desarrollo de las actividades y los ejercicios, además, es muy importante encontrar el lugar y el tiempo necesario para llevarlas a cabo, es decir, no ir con prisa, encontrarse relajado y desarrollar las actividades en lugar tranquilo y agradable y, en la medida de lo posible, involucrar también al padre o incluso a algún hermano/a.

¿Qué podemos hacer para estimular a nuestro bebé antes de  que nazca?

Hay muchos tipos de técnicas y actividades, las cuales podemos llevar a cabo en casa (habiéndonos asesorado e informado correctamente antes) o acudir a algún centro profesional de Atención Temprana y Estimulación pre y postnatal donde realicemos las actividades guiados por un profesional que siempre podremos repetir y en casa.

Algunas técnicas de estimulación prenatal son:

  • Entablar diálogos en tono suave y agradable con/hacia el bebé y escuchar música relajante tanto para la madre como para el feto, pues el oído es uno de los sentidos que más ‘juego’ o posibilidades de estimulación ofrece durante el embarazo.
  • Proporcionar caricias y ligeras presiones en el vientre, incluso masajearlo.
  • Exponer el vientre al sol. Los rayos solares son capaces de penetrar los músculos del vientre y el bebé está preparado para percibirlos.

La estimulación postnatal

Como su propio nombre indica, la estimulación postnatal se lleva a cabo cuando el bebé ya ha nacido y normalmente durante los primeros meses de vida.

Aunque estimular las capacidades de nuestro hijo es una tarea que conlleva prácticamente toda la niñez, la estimulación postnatal va a conseguir que las características y habilidades del niño sean potenciadas desde que es un bebé, lo que se traducirá en un mejor desarrollo físico e intelectual a medida que va creciendo, pues se ha comprobado que los niños que reciben estimulación postnatal son más espabilados, atienden mejor a los estímulos porque sus sentidos se desarrollan mas, y, en general, tienen más facilidad para el aprendizaje de asociaciones, juegos, reconocimiento del medio, etc.

Dónde, cómo y cuándo estimular a nuestro bebé

Lo primero para establecer vínculo con nuestro bebé es proporcionarle seguridad a través del lugar donde vamos a iniciar la estimulación. Éste debe ser un lugar tranquilo, sin ruidos o con música relajante, ventilado y al ser posible con bastante luz natural; recordad que debéis adaptar el lugar a vuestras necesidades y a las del niño.

Los materiales que vamos a emplear para la estimulación de nuestro bebé han de ser flexibles, blandos, que no sean peligrosos (es decir, no tóxicos y no cortantes), al ser posibles de colores y formas llamativas para que llamen la atención del pequeño y de un tamaño asequible al manejo del bebé. También es importante utilizar cremas de bebé para los masajes y una superficie blanda pero estable en la que apoyar a nuestro hijo.

Por otra parte, elegir el momento adecuado para llevar a cabo la estimulación, también es muy importante. Lo ideal es llevarla a cabo cuando el bebé se encuentra despierto y en disposición de jugar, pero debemos evitar aquellas situaciones en las que el bebé esté nervioso o irritado. Otra advertencia a tener en cuenta es que no debemos forzar al pequeño a hacer actividades que no puede, no sabe o no quiere hacer, pues la esencia de la estimulación desaparecería y no sería nada pedagógica.

Tipos de actividades de estimulación postnatal para hacer en casa

Existen muchos tipos de actividades, pero algunas formas sencillas de llevar a cabo en casa son mediante:

  • Masajes: masajear suavemente con la ayuda de cremas para bebé cada parte del cuerpo, una a una, comenzando por la barriguita, los brazos, las piernas, la planta de los pies, las mejillas y la espalda. Han de ser caricias suaves y circulares, y debemos estar pendientes de cuáles son las reacciones del bebé para reforzarlas mediante la risa o hablándole.
  • También podemos pasarle por encima de su piel objetos de diferentes texturas y tamaños (rugosos, lisos, duros, blandos, etc). Con estos ejercicios estimulamos el sentido del tacto.
  •  Estimulación de la vista: tratar de conseguir que el bebé mueva los ojos en la dirección que deseemos, bien hablándole y desplazándonos de un lado a otro, o utilizando objetos llamativos que iremos cambiando de sitio para que el pequeño los siga con la vista.
  •  Estimulación del oído: se estimula mediante sonidos y a la vez mostrándole objetos, de esta fomentamos que el bebé asocie determinados ruidos con objetos concretos.

En definitiva, la estimulación del bebé debe ser un espacio íntimo entre los padres y el pequeño, y ha de tomarse como una rutina diaria reservada al contacto familiar donde todos los miembros se sientan en armonía con la situación.

Sobre la autora del artículo

Cómo potenciar las capacidades de nuestro bebé

Mari Carmen Nevado, psicóloga colegiada núm AO 07757, están especializada en trastornos de la conducta alimentaria  así como en trastornos de ansiedad y del estado de ánimo. Durante su carrera como psicóloga clínica ha tratado, sobretodo, a pacientes con trastornos derivados de la obesidad o el sobrepeso. Aplicando una terapia cognitivo-conductual, ofrece tratamiento psicológico también a todo aquél que lo necesite y sienta que tiene un problema en una área determinada de su vida.

Cómo potenciar las capacidades de nuestro bebé

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?