Menu

12 despachos de psicólogos que nos han encantado

Cuando imaginamos nuestro centro de trabajo podemos visualizar un espacio ideal. Con la temperatura siempre correcta, sin ruidos ni interferencias que vengan de la calle ni de los vecinos, agradable a la vista y a los sentidos. Porque si una cosa es importante de cara al éxito terapéutico es que el paciente se sienta a gusto, protegido y cómodo en la consulta del psicólogo.

Buscando inspiración para hacer algunos cambios, llegamos a Pinterest, una red social virtual que sirve para compartir fotografías y coleccionarlas, como si fueran los cromos de los niños pequeños, pero sin un objetivo final.

Allí encontramos inspiración, vaya si la encontramos. Queremos compartir con vosotros 12 despachos de psicólogos que nos han encantado por diversos motivos. ¿Cuál es tu preferido?

1. El moderno

Líneas sencillas, colores muy equilibrados, un aspecto limpio, cuidado, luminoso y agradable. Diseñado con gusto, da una imagen de terapeuta moderno, pero a la vez funcional.

2. El casero

Vas a la consulta del terapeuta y te encuentras con este despacho. ¿No te parece que es como entrar en casa? Hacer una sesión de terapia en este despacho debe ser muy acogedor y relajante, como si en cualquier momento fuera a aparecer un familiar a ofrecernos un té con galletas.

3. El amplio

No hay nada mejor que la amplitud del espacio. Esto debe pensar el dueño o dueña de este fantástico despacho. Sencillo pero muy amplio, da la oportunidad al paciente de poderse relajar sin agobiarse entre las paredes.

4. El de película

¿No os imagináis a Woody Allen sentado en ese diván? Este despacho es el ideal para que el paciente se sienta cómodo en todos los aspectos. La luz natural que entra por los ventanales contribuye a la sensación de calidez y, en caso de que lo necesitemos, siempre tenemos a nuestra disposición la mesa para sentarnos y hacer una sesión diferente.

5. El vital

Este despacho transmite energía. El color verde intenso de las paredes junto con los pequeños árboles-escultura que se adivinan a contraluz ofrecen un espacio vital del que, sin duda, el paciente saldrá muy animado. Estaría bien verlo con esas luces-vela que hay colgadas en la pared encendidas y sin que entre la luz natural. Seguro que se convierte en un espacio muy cálido.

6. El relajante

Los colores claros y sencillos, el aspecto limpio de la decoración, sin nada que distraiga al paciente, dan una sensación de relajación automática. Y si encima, miramos por la ventana y vemos ese paisaje natural, pudiendo disfrutar de las vistas al infinito, el efecto de relajación y tranquilidad se hacen más presentes.

7. El “zen”

Ahora, que para sensación de relax este despacho completamente “zen”. De inspiración claramente japonesa, en este despacho no hay distracciones, no hay decoración, solo los dos sillones y la mecedora donde el paciente se puede relajar y puede dar rienda suelta a todos sus pensamientos y emociones.

8. El infantil de ensueño

Si fuera una niña otra vez y me tuvieran que llevar a terapia, desearía con todas mis fuerzas que el despacho del terapeuta se pareciera mínimamente a este. Un derroche de originalidad y buen ambiente para que los más pequeños den rienda suelta a su imaginación y trabajen todo lo que necesiten con el terapeuta.

9. El luminoso

Debo reconocer que los ventanales me parecen espectaculares. El jardín que se adivina al otro lado de la ventana parece muy relajante y cuidado. La mesa y los sillones invitan a la reflexión y sugieren seriedad profesional, pero también deseo de comodidad.

10. El urbano

Viendo este despacho me imagino un pequeño piso en New York, acondicionado como área terapéutica. Y es que, a diferencia de los que hemos visto hasta ahora, este despacho parece más bien pequeño, pero aún así, transmite calidez y seriedad. El conjunto de colores, además, da una sensación de limpieza y te invita a relajarte.

11. El sencillo

Una mesa, dos sillas, un ordenador. Quizás algunos pensaréis que este despacho es demasiado “médico” para un psicólogo, pero la sencillez también es un valor a tener en cuenta. Este despacho transmite seriedad y profesionalidad, un lugar donde estar seguro para trabajar todo lo necesario.

12. El asequible

Dos sillones Poang de Ikea, un sofá de la misma casa de muebles, una mesilla y toda tu colección de libros de psicología. Todo en colores claros para hacer el lugar más amable y amplio y un par de cuadros colgados en la pared. En la sencillez está el buen gusto, dicen. Y si además está al alcance casi de cualquier bolsillo, ¡mejor que mejor!

Y tú, ¿con cuál te quedas?

12 Comments
  1. error 0 aire acondicionado 18 febrero, 2018 / Responder
  2. Oscar Saura 17 noviembre, 2015 / Responder
  3. Antonio-José 5 agosto, 2015 / Responder
  4. Crimson 8 noviembre, 2014 / Responder
  5. Crimson 8 noviembre, 2014 / Responder
  6. María Martínez Rascado 10 septiembre, 2014 / Responder
  7. Blanca jimenez-ugarte 21 agosto, 2014 / Responder
  8. Marcia Amadeo 20 agosto, 2014 / Responder
    • Marcia Amadeo 20 agosto, 2014 / Responder
      • Judit Izquierdo 21 agosto, 2014 / Responder
    • Margarita Marìa Gutièrrez Montes 22 agosto, 2014 / Responder
    • Victoria 17 diciembre, 2016 / Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?