Menu

Cómo dejar de fumar con la ayuda de un psicólogo

dia mundial sin tabacoHoy, Día Mundial Sin Tabaco, recapitulamos algunas pautas si estás pensando en dejar de fumar. Ya nos lo explicaba la psicóloga Mireia Masip en este artículo. Ahora, la psicóloga Libe Mariscal Ormazabal, experta en adicciones y miembro del Colegio de Psicología de Bizkaia, nos da las claves para decir adiós a fumar.

5 consejos para dejar de fumar

1.- La motivación de dejar de fumar tiene que salir de uno mismo

Esta es la recomendación más importante. No sirve de nada si no se está concienciado en querer abandonar el hábito tabáquico. Por mucho que un ser querido o incluso el médico te lo diga, la motivación ha de salir de uno mismo. Dejar de fumar es una meta difícil si la motivación no es realmente de uno mismo hay un gran porcentaje de riesgo de fracaso.

Reducir el consumo de tabaco o el consumo esporádico (fumador social) es un autoengaño cuando la relación con el tabaco ha sido de dependencia

2.-Analizar cómo ha sido la relación con el tabaco hasta ahora

Se debe hacer un análisis y conocer el grado de dependencia que se tiene con el tabaco. En el caso de haber sido dependiente, una disminución del consumo o un consumo esporádico (fumar en ocasiones especiales o el denominado fumador social) puede generar una recaída y se debe evitar autoengañarse.

3.-Conocer lo que viene después de dejar de fumar

Este punto preocupa mucho a los fumadores. Es normal que crezca la ansiedad y que la persona que deja de fumar esté más irascible, que cambie su sueño, que engorde… Por ello es muy importante que se conozca bien cuáles son estas consecuencias para poder controlarlas y evitar frustraciones. 

4.- Cambiar de rutinas

El tabaco tiene un gran componente de dependencia psicológica. Todos los hábitos adquiridos en torno a fumarse un cigarrillo se deben eliminar gradualmente. Por ejemplo, fumarse un cigarro después de comer o relacionar el tiempo de ocio con fumar. Esta es la parte más difícil y que más cuesta poner en práctica. Por ello es muy importante cambiar de hábitos para no asociarlos al consumo de tabaco.

5.- Comer ligero y beber mucha agua

Está demostrado que las comidas pesadas intensifican las ganas de fumar y se recomienda dejar de lado las comidas copiosas. Asimismo, cuando se abandona el hábito tabáquico el organismo se encuentra inmerso en un proceso de depuración y el agua es lo que mejor ayuda para limpiar.

¿Motivado para empezar? Déjanos tus datos y te damos más datos de cómo empezar la terapia.

contactar psicologo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?