Menu

Estar con otra persona por despecho ¿a qué nos lleva?

despecho ruptura pareja

Las relaciones y los encuentros sexuales por despecho causan más perjuicio de lo que se cree. Para resolverlo con éxito, y poder volver a retomar la vida personal sin dependencias emocionales, es necesario pasar por todas las fases del duelo para estar preparado para una nueva relación.

Probablemente nadie habrá definido mejor el sentimiento del despecho hacia una ex pareja que Paquita la del Barrio con Rata de dos Patas, pero a pesar de la comicidad de la letra, la artista mexicana oculta todo un proceso psicológico por el que tiene que pasar una persona tras una ruptura.

El problema del duelo tras una ruptura de pareja se ahonda cuando se habla de una relación de larga duración y que en muchos casos el fin viene marcado por un divorcio. Las identidades de los integrantes de la pareja se mimetizan en cierto grado y además, suelen compartir aficiones y amistades y, cuando se separan, pueden llegar a perder parte de su vida social y el gusto a ciertas aficiones.

A veces sucede que uno de los integrantes de la pareja rompe su proceso de superación de una ruptura y entra en una relación rebote o comienza a mantener relaciones sexuales con otras personas para olvidar. Se comporta así por la rabia o porque siente que la ruptura fue una puñalada a su autoestima.

  • En el primero de los casos, intenta llenar el vacío en su vida entrando en otra relación sin haber superado a su ex. Es un motivo por el que puede arrastrar consigo comportamientos que tuvo con la pareja anterior y que pueden conducir al fracaso la nueva relación. Son conocidas también como relaciones liana.

El estudio realizado por Cassie Shimek y Richard Bello demuestra que es más posible que un hombre comience otra relación por despecho.

  • En el segundo, si la relación previa no está superada, puede aparecer el sentimiento de culpabilidad a la hora del acercamiento y lo asociará a emociones negativas. Por ello la experiencia será más bien poco placentera.

Cabe mencionar que un estudio de la Universidad de Missouri demuestra que, quienes se sienten más dolidos y enfadados son los dejados, no tanto los que dejan, por lo que suelen ser quienes mantienen relaciones sexuales de rebote. Además, puntualizan que aquellos que no estaban fuertemente involucrados en una relación no eran tan propensos a tener encuentros sexuales por despecho.

Las fases de las relaciones liana o relaciones rebote

En líneas generales se puede resumir una relación por despecho en cuatro fases marcadas:

Emoción y diversión

Acompaña las primeras semanas de la relación y en general no suele haber problemas. Aquí se idealiza a la nueva pareja y se pasa mucho tiempo con ella. Es la etapa en la que se conoce a una persona y si es por despecho suele suceder a los días o semanas tras haber finalizado una relación.

No es oro todo lo que brilla

Un tiempo después se descubren más cosas de la nueva pareja y aparece los primeros problemas y discrepancias.

La despedida

Al no haber durado mucho, es más sencillo alejarse de este tipo de relación y gran parte de las personas que han iniciado una deciden darle fin.

Las conclusiones

Quien se haya metido en una relación por despecho que acaba al poco tiempo es consciente de que no fue la mejor decisión. Posteriormente pasa por un periodo de duelo pero menos tortuoso que en una relación normal. En el caso de que no logres pasar página y el duelo afecte a tu vida personal de manera que no puedas controlar, es recomendable pedir ayuda a un psicólogo. La terapia online también es útil en estos casos.

Todas estas situaciones que afectan de forma negativa en lo emocional son evitables, pero es necesario saber cómo lidiar con el despecho para evitar que afecten a la autoestima y al concepto que tenemos de nosotros mismos.

siquia psicologo online sin cuotas mensuales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?