Menu

¿Es posible perdonar una infidelidad?

como superar infidelidadEn España 3 de cada 4 matrimonios nuevos terminan en divorcio y uno de los motivos que lleva a ello es la infidelidad. Si bien es cierto que no todas las parejas en las que se da la infidelidad se separan, pues algunas se reconcilian y continúan su relación superando el problema, la infidelidad se considera uno de los más asuntos a tratar más complejos. Causa al traicionado angustia, y suele desencadenar ataques de furia y sentimientos de humillación. Además, la infidelidad también está asociada a la depresión mayor y a la ansiedad. 

Entonces, ¿qué es la infidelidad?

Lo cierto es que la fidelidad es una de las bases sobre las que se construyen la inmensa mayoría de los matrimonios y de las parejas que mantienen una relación estable pero raramente se establece de forma explícita qué significa ser fiel y, por lo tanto, tampoco se establece qué es ser infiel. Los “comportamientos fieles” se dan por supuestos, es decir, se establecen de forma implícita de acuerdo con elementos como los usos sociales, o las costumbres y suposiciones de las familias de origen o del contexto social de cada cual. Esto genera el primer conflicto, puede que lo que es infidelidad para uno, no lo sea para el otro.

De forma general y teniendo en cuenta lo anterior, definiremos infidelidad principalmente como el hecho de tener relaciones sexuales fuera de la pareja, aunque también tendremos en cuenta otros hechos que constituyen también infidelidad como las relaciones emocionales y románticas. Es cada pareja quien determina los límites de la misma y, lo que en una puede ser asumible para otras es inaceptable.

¿Qué consecuencias tiene la infidelidad?

Se tiende a pensar que la mayor consecuencia de una infidelidad es el dolor que esta le ocasiona a la pareja, pero en realidad las consecuencias de la traición van mucho más allá. La confianza en la otra persona y en la relación se suele resquebrajar. También se produce una reestructuración de la imagen de la pareja, la persona que comete la infidelidad deja de ser esa “mitad perfecta” para la otra.

Una infidelidad también daña la autoestima de quien ha sido traicionado, pues a menudo esta persona piensa que no ha sido lo suficientemente buena para el otro y que no ha sido capaz de satisfacer sus expectativas y necesidades. En muchos casos estas ideas desembocan en un intenso sentimiento de culpa, de manera que la relación no vuelve a ser la misma. La traición cambia la forma de percibir al otro y de comprender la relación y, por consiguiente, los sentimientos que se experimentan.

¿Se puede perdonar una infidelidad?

Es una decisión que no viene dada exclusivamente por los sentimientos, sino que en muchos casos ha sido cuidadosamente pensada y demanda una gran dosis de compromiso de ambas partes. Será importante marcar los límites de la pareja, una tarea que no es sencilla y para la que en muchos casos se recomienda de la ayuda de un psicólogo. Si abordar la comunicación en esta fase es complejo, te recomendamos acudir a terapia de pareja. En Siquia también ayudamos a parejas a través de videoconferencia, que simplifica el contacto y es cómodo además de más económico que la psicoterapia presencial.

Perdonar es un asunto complejo que llevará tiempo, deseo de perdonar, determinación y compromiso. Este proceso implica cambiar actitudes, pensamientos y conductas. Mediante esta reestructuración cognitiva, se puede llegar a la reconciliación con esos sentimientos que fueron violentados, y volver a la normalidad.

Aun así, es importante tener presente que el hecho de perdonar conscientemente una infidelidad no es garantía de que se logre recuperar la relación porque muchas personas simplemente no logran olvidar lo sucedido y su herida se abre una y otra vez.

¿Cómo perdono una infidelidad?

En el análisis de lo ocurrido es preciso entender las circunstancias en que se da la infidelidad. De este modo, sabremos qué atribuciones externas, inestables y específicas de la infidelidad facilitan el perdón frente a la atribuciones internas, estables y globales que lo dificultan.

Si después del análisis mostramos interés por perdonar lo ocurrido, o al menos es una posibilidad, podemos seguir con el proceso para superar una infidelidad.

Es importante aceptar el sufrimiento y la rabia y dejar de manifestar conductas destructivas abiertas y explícitas como la venganza o encubiertas e implícitas como desearle el mal a quien te fue infiel.

Hay que recordar que perdonar no implica tener de repete “fe ciega en el otro”, precisamente implica reconocer que no hay certezas de que no volverá a ocurrir y que el riesgo forma parte de lo que significa vivir y compartir la vida con otro. No hay que caer en el control excesivo que nos lleve a manifestar una conducta celosa.

El tiempo está de tu parte. El perdón sólo es posible cuando se supera el proceso de duelo.

Sí es posible perdonar una infidelidad, pero hay que tener en cuenta que el perdón no necesariamente implica retomar la relación.

siquia psicologo online sin cuotas mensuales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?