Menu

10 razones por los que las empresas deben cuidar la salud mental de sus empleados

estres oficinaEl último informe sobre salud y bienestar laboral realizado por el Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD) de Reino Unido, que se elabora a través de los datos proporcionados por más de 1.000 profesionales, asegura que el puesto de trabajo de las personas es un factor esencial en la mejora de la salud. Los trabajos que promocionan la salud y las actividades de prevención de enfermedades consiguen cambios positivos en el estilo de vida de sus empleados.

Lo cierto es que, en el entorno laboral, los principales riesgos para la salud de las personas son psicológicos y las empresas deberían empezar a poner atención en este aspecto porque:

  • Un personal laboral poco saludable supone un “negocio” poco saludable

Un incremento en las prácticas poco saludables de “presentismo” y “absentismo” pueden conllevar enfermedades, fatiga y una menor productividad. La mala salud mental es la principal causa de absentismo a largo plazo en el trabajo, por lo que uno de los objetivos de la cultura del bienestar es incidir “de dentro hacia afuera”.

El estrés sigue siendo un gran problema para los empleados y es una de las principales causas de absentismo tanto a corto como a largo plazo.

Las dos causas principales de estrés en el ámbito laboral son: las grandes cargas de trabajo y un estilo de gestión ineficaz.

  • Es fundamental intensificar el apoyo preventivo de salud en el trabajo

Se han implementado algunas iniciativas como los programas de asistencia a los trabajadores, que ofrecen asesoramiento y acceso rápido al médico de atención primaria o a un fisioterapeuta las 24 horas. El modelo preventivo se debería empezar a adoptarse en todos los negocios para evitar empleados decaídos y estresados y en este sentido el contar con un equipo de psicólogos online como Siquia puede mejorar la salud emocional de cada persona.

Asimismo, el mundo empresarial debería fomentar el uso de las tecnologías como herramientas que “permiten” no como “dispositivos” que dictan.

  • La formación de los jefes de equipo es clave

Los empleados españoles tienen una jornada laboral muy larga. De hecho, es de las más largas de Europa, y, sin embargo, no se observa ningún beneficio en términos de salud, calidad del trabajo y productividad. Los jefes de equipo deben ofrecer estrategias de bienestar que fomenten la participación de los empleados y mejoren su calidad de vida laboral. Los responsables deben recibir el apoyo y la formación necesaria para poder implementarla.

  • Un enfoque estratégico para el bienestar es esencial

Tan solo un 44% de las organizaciones adoptan un enfoque estratégico para el bienestar de los empleados, implementando una estrategia de bienestar independiente, basada en la salud mental, para apoyar su estrategia organizacional.

Para crear puestos de trabajo saludables, las empresas deben tomar ejemplo y garantizar que los encargados cuenten con las habilidades y la confianza necesaria para implementar las políticas correctas.

  • El impacto de la actividad de salud y bienestar

La mayoría de las organizaciones que desarrollan actividades para fomentar la salud y el bienestar reportan resultados positivos en los últimos 12 meses. Más de la mitad ha detectado un incremento en el compromiso de los empleados y una cultura más saludable e inclusiva. En 3 de cada 10 casos, se observa una reducción en las tasas de absentismo por enfermedad y de estrés laboral.

  • El rol de la salud laboral

El 45% de los encuestados está de acuerdo en que su empresa no hace suficiente uso de los servicios de salud ocupacional para promover el “buen trabajo”.

Estos servicios especializados cuentan con distintos profesionales del ámbito laboral, entre ellos, psicólogos del trabajo y las organizaciones; sin embargo, muy pocas organizaciones están aprovechando al máximo este valioso recurso.

  • La gestión del absentismo

La tasa media de absentismo es de 5,8 días por empleado y las enfermedades físicas siguen siendo la causa más común de absentismo a corto plazo, mientras que los problemas de salud mental continúan erigiéndose como la causa principal de ausencia a largo plazo.

Gestionar el absentismo de manera eficaz requiere una amplia gama de habilidades que incluyen cómo implementar políticas de gestión de personas, cómo ser coherente y flexible en el caso de condiciones de salud y discapacidad a largo plazo, cómo tener conversaciones sensibles sobre problemas de salud y cómo realizar ajustes eficaces para las personas. Una tasa baja de absentismo en la empresa refleja un enfoque hacia el bienestar más eficaz.

  • El estrés está relacionado con el trabajo y la salud mental

Algunas organizaciones han progresado más que otras en cuanto al abordaje del estrés relacionado con el trabajo y el apoyo a la buena salud emocional. Un tercio de aquellas que informan que el absentismo relacionado con el estrés ha aumentado en su organización, no están tomando medidas para abordarlo.

Las grandes cargas de trabajo siguen siendo la principal causa de estrés, seguido de la gestión. Esto es indicativo del papel crucial que desempeñan los jefes de equipo para influir en el bienestar del personal laboral. De hecho, algunas compañías ya han creado la figura del directivo del bienestar para fomentar una estrategia saludable dentro de las empresas.

Las relaciones, tanto fuera como dentro del lugar de trabajo, también son comúnmente culpables de estrés en el trabajo. Esta es la razón por la cual los empleadores deben incluir relaciones colectivas/sociales positivas y una buena gestión de las personas como parte de su enfoque holístico del bienestar.

  • Promoción de una buena salud mental

Los jefes de equipo son modelos a seguir y deben cumplir con los valores positivos de la empresa: tratando a todos con dignidad y respeto y no llevando a cabo prácticas laborales poco saludables. Además, las empresas necesitan identificar los riesgos clave para el bienestar mental de las personas, por ejemplo, realizando auditorías de riesgos de estrés, y desarrollando planes de acción eficaces para abordar estos riesgos.

  • La tecnología afecta al bienestar del empleado

La mayoría de los encuestados considera que la tecnología tiene efectos positivos y negativos en el bienestar. La tecnología suele facilitar el trabajo, hacerlo flexible y permitir una comunicación más eficaz, pero también incapacitan a los empleados desconectarse durante las horas fuera del trabajo.

La tecnología es “una espada de doble filo”, con el potencial de impulsar y socavar el bienestar de los empleados. Esta es otra área en la que los empleadores deben conocer la cultura y las prácticas laborales, para comprender qué está impulsando determinados comportamientos, como, por ejemplo, la necesidad de revisar el correo electrónico para mantenerse en contacto con el lugar de trabajo fuera del horario laboral.

servicios para empresas siquia psicologos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1
×
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?