10 claves para superar las ortorexia con éxito

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Autoestima
Marcos Ramallo
Home / Blog / Autoestima / 10 claves para superar las ortorexia con éxito

Imagina que cuidar de tu salud mental y alimentación se convierte en una preocupación se convierte en una preocupación constante que empieza a controlar tu vida.

Es justo lo que le ocurre a Paula. A pesar de su deseo de llevar una vida saludable, su enfoque en la alimentación ha comenzado a tener un efecto negativo en su salud mental. Ella se encuentra investigando cada detalle de sus dieta, evitando alimentos que antes disfrutaba y experimentando ansiedad cuando sobrepasa los que considera sus límites.

Esta obsesión por comer sano, también conocida como ortorexia, puede convertirse en un trastorno alimenticio si no se detecta a tiempo.

¿Qué es la ortorexia?

La ortorexia, un término que surge de la combinación de «orthos» (correcto) y «orexis» (apetito), es un trastorno que se caracteriza por una obsesión poco saludable por comer alimentos considerados “puros” o “limpios”. Aunque puede parecer una elección consciente de llevar una vida saludable, la ortorexia esta idea al extremo, afectando negativamente a la calidad de vida y bienestar de la persona.

Muchas personas en la sociedad actual buscan adoptar hábitos alimenticios saludables, lo cual es positivo. Sin embargo, la diferencia entre este hábito y lo que se conoce como ortorexia nerviosa radica en el nivel de la obsesión control que se ejerce sobre la alimentación.

En el caso de la ortorexia, la persona puede volverse excesivamente preocupada por la calidad de los alimentos, restringiendo calorías y experimentando ansiedad o culpa si no pueden cumplir con sus estándares autoimpuestos. Esto puede llevar a un aislamiento social, dificultades en las relaciones y problemas de salud.

alimentación ortorexia

Por qué se convierte en obsesión

La ortorexia generalmente se origina por una combinación de factores físicos, psicológicos y sociales que interactúan entre sí. Las causas, que pueden variar en cada caso, son:

  • La influencia de imágenes idealizadas en los medios y las redes sociales puede llevar a una obsesión por la imagen corporal y la alimentación “saludable”.
  • Las personas con personalidades obsesivas y perfeccionistas pueden ser más propensas a desarrollar ortorexia, ya que establecen estándares extremadamente altos en todos los aspectos de la vida, incluyendo la comida.
  • La ansiedad, el estrés y la necesidad de control pueden llevar a algunas personas a utilizar la alimentación como una forma de manejar emociones y encontrar estructura en sus vidas.
  • Algunas experiencias traumáticas relacionadas con la alimentación, la imagen corporal o la salud.
  • Crecer en un entorno donde se enfatiza en exceso la importancia de la alimentación saludable.
  • Una comprensión limitada y una información contradictoria pueden llevar a una interpretación distorsionada de que es una alimentación saludable.

Relación con el TCA

Aunque no está oficialmente reconocida como un trastorno en los manuales de diagnóstico, comparte similitudes con los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA), como la anorexia y la bulimia. Ambos implican una preocupación extrema por la alimentación, el peso y la imagen corporal, y ambos requeiren atención profesional para abordar sus impactos físicos y emocionales.

La mayoría de las personas con Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) son mujeres jóvenes, según l’Associació Contra l’Anorèxia i la Bulimia (ACAB). En España, estudios recientes indican una prevalencia de TCA del 4,1% al 4,5% entre los 12 y 21 años. Esto incluye un 0,3% de anorexia, 0,8% de bulimia y 3,1% de otros TCA en mujeres de 12 a 21 años.

La ortorexia puede llevar a la restricción alimentaria excesiva ya problemas físicos y emocionales similares a los de TCA, como la ansiedad y la depresión. Es importante comprender cómo estos trastornos pueden estar interrelacionados para abordar adecuadamente los riesgos y las consecuencias para la salud mental y física.

También existe una diferencia significativa entre ambos trastornos. La ortorexia implica una obsesión con la comid saludable y evitación de alimentos considerados dañinos, mientras que los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), como la anorexia y la bulimia se centran en preocupaciones sobre peso e imagen corporal, con comportamientos extremos como restricción severa y purgas.

Prueba una sesión gratis

Si crees que puedes tener obsesión con la comida saludable y te está afectando emocionalemente, hablar con una de las expertas de Siquia puede ser buena opción.

Pide cita

Claves para reconocerla

Para saber si puedes tener ortorexia, puedes empezar planteándote preguntas. Por ejemplo: ¿has notado que pasas más de tres horas al día pensando en tu dieta? ¿Quizás estás planeando meticulosamente tus comidas con varios días de anticipación? Este enfoque podría indicar una posible relación problemática con la comida.

Es importante considerar si el valor nutritivo de cada alimento tiene prioridad sobre el placer que te aporta. Si sientes que la calidad de tu vida se ha visto afectada a medida que has perseguido una dieta más saludable, esto podría ser una señal reveladora.

O, por ejemplo. ¿te has vuelto más estricto contigo mismo en cuanto a lo que comes en los últimos tiempos? ¿Has notado que al alimentarte de manera saludable, tu autoestima ha mejorado? Estos cambios podrían sugerir una relación compleja con la alimentación.

La ortorexia podría llevar a renunciar a alimentos que alguna vez disfrutaste en favor de aquellos que percibes como «buenos» para tu salud. Además, considera si tu dieta está afectando tus interacciones sociales, alejándote de amigos y familiares durante las comidas fuera de casa.

Sentimientos de culpa al saltarte tu régimen alimentario podrían indicar una tensión emocional relacionada con la comida. Por otro lado, ¿sientes que todo está bajo control y experimentas paz contigo mismo cuando sigues una dieta saludable y predecible?

Si te identificas con varias de estas afirmaciones, podría ser valioso considerar si tu relación con la comida se ha vuelto más rigurosa y restrictiva. Mantener un equilibrio en la alimentación y buscar apoyo profesional podría ser esencial para preservar tanto tu bienestar físico como emocional.

Cómo superar la obsesión por la comida

Si sientes que tu obsesión por la comida o la ortorexia están afectando tu calidad de vida, estás son algunas estrategias prácticas para ayudarte a recuperar una relación más saludable con la comida.

Infórmate

Comprende que la comida es más que solo nutrición; también es placer, cultura y socialización. Aprende sobre los diferentes grupos de alimentos y sus beneficios para tu cuerpo. Esto te ayudará a tomar decisiones informadas sin obsesionarte.

Sé más flexible con tu dieta

Permítete disfrutar ocasionalmente de tus alimentos favoritos, incluso si no son considerados «saludables». Recuerda que un solo alimento no puede determinar tu salud en general.

Por ejemplo, si te encanta el chocolate, incluye una pequeña porción en tu día sin sentirte culpable. Esto evita que te sientas privado y reduce la obsesión por lo «perfecto».

Escucha a tu Cuerpo

Aprende a reconocer las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo. Come cuando tengas hambre y detente cuando estés satisfecho, independientemente de las reglas preestablecidas.

Por ejemplo, presta atención a las señales de hambre y saciedad. Come cuando sientas hambre real y deja de comer cuando te sientas cómodo. Esto puede ayudarte a evitar comer en exceso y a conectarte más con tus necesidades corporales.

Variedad y Moderación

Busca una variedad de alimentos en tu dieta para asegurarte de obtener todos los nutrientes necesarios. La moderación es clave para evitar extremos.

Por ejemplo, en tu almuerzo, combina una fuente de proteína magra con granos enteros y verduras. La variedad asegura que estés obteniendo una gama completa de nutrientes.

Planificación saludable

Planifica tus comidas de manera equilibrada, incluyendo proteínas, carbohidratos, grasas saludables y vegetales. Esto puede ayudarte a sentirte satisfecho y evitar decisiones impulsivas.

Por ejemplo, si sientes que debes evitar todos los carbohidratos, pregúntate si podrías incluir carbohidratos integrales en tus comidas sin que afecte negativamente tu salud.

Desafía tus creencias: 

Cuestiona tus pensamientos obsesivos sobre la comida. ¿Es realmente necesario ser tan estricto? ¿Qué pasaría si permitieras ciertas indulgencias sin sentirte culpable?

Establece metas realistas

En lugar de buscar la perfección, establece metas realistas y alcanzables. Celebrar tus logros, por pequeños que sean, puede aumentar tu confianza y reducir la obsesión.

Por ejemplo, en lugar de eliminar completamente un grupo de alimentos, trabaja en reducir su consumo gradualmente.

Enfócate en el autocuidado 

Dedica tiempo a actividades que te hagan sentir bien contigo mismo y reduzcan el estrés. El ejercicio, la meditación y el tiempo de calidad con amigos y familiares pueden ser formas efectivas de cuidar tu bienestar emocional.

Búsqueda de apoyo

Habla con amigos, familiares o un profesional de la salud mental. Compartir tus sentimientos y preocupaciones puede aliviar la carga emocional y brindarte nuevas perspectivas

En Siquia somos expertos en terapia online desde el año 2012. A lo largo de nuestra trayectoria hemos ayudado a más de 1.600 pacientes a superar diversos problemas emocionales. Si te interesa buscar la ayuda de un psicólogo online, puedes solicitar una primera sesión gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar