Autorregulación emocional: por qué es tan importante y cómo mejorarla

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Autoestima
Marcos Ramallo
Home / Blog / Autoestima / Autorregulación emocional: por qué es tan importante y cómo mejorarla

Seguro que todos hemos pasado por momentos en los que nos gustaía poder volver atrás y corregir algo que hicimos o dojios. Esta habilidad de pensar antes de actuar se llama autorregulación emocional, y es muy importante en nuestra vida cotidiana.

¿Qué es la autorregulación emocional?

La autorregulación emocional implica la capacidad de controlar nuestros pensamientos, emociones, acciones y palabras. Esta habilidad nos permite evitar decir o hacer cosas que podrían dañar a nosotros mismos o a los demás.

Comportamientos impulsivos pueden causar daños considerables en nuestras relaciones, tanto personales como profesionales. La autorregulación emocional nos permite reflexionar antes de decir o hacer algo perjudicial, evitando obstáculos en la consecución de nuestras metas a corto y largo plazo.

Esta habilidad no se reduce a un simple autocontrol; también incluye la capacidad de reinterpretar experiencias desafiantes de manera positiva y vivir de acuerdo con nuestros valores fundamentales.

¿Por qué es tan relevante?

La autorregulación emocional desempeña un papel crucial en la empatía, ya que nos permite tomar en consideración los sentimientos de los demás. También nos ayuda a manejar la decepción y a reaccionar de manera racional ante eventos que no podemos controlar.

Los niños que carecen de esta habilidad pueden experimentar dificultades en su desarrollo, y esto puede persistir en la adolescencia y la adultez, dando lugar a mecanismos de afrontamiento perjudiciales como el abuso de sustancias.

La autorregulación emocional, en todas las edades, nos proporciona la capacidad de resolver conflictos de manera tranquila y razonada.

Es importante destacar que la autorregulación emocional no elimina nuestras emociones, como la ira o la tristeza, sino que nos proporciona un marco para manejarlas adecuadamente y evitar reacciones impulsivas ante situaciones incontrolables.

¿Cómo se desarrolla la autorregulación emocional?

La autorregulación emocional es una habilidad que se mejora con la práctica a lo largo del tiempo. Los niños comienzan a adquirirla a través de sus interacciones con sus pares y cuidadores, pero su pleno desarrollo lleva tiempo.

Factores como el trauma, la negligencia, el aislamiento o el estrés pueden retrasar este proceso. El control de impulsos, la reactividad y la flexibilidad, aspectos controlados por la corteza prefrontal del cerebro, maduran principalmente durante la adolescencia y alcanzan su pleno desarrollo alrededor de los 25 años.

Aunque los niños comienzan a utilizar la autorregulación emocional desde temprana edad, pasan años tratando de dominarla de manera inconsciente. Incluso los adultos a veces luchan con el autocontrol emocional, especialmente bajo situaciones de estrés intenso o emociones abrumadoras.

Estrategias para una mejor autorregulación emocional

Existen estrategias que pueden ayudarnos a mejorar nuestra autorregulación emocional:

Atención plena (mindfulness)

Practicar la atención plena durante la meditación nos ayuda a enfocarnos en el presente y a liberarnos de preocupaciones y ansiedades.

Reevaluación cognitiva

Cambiar la forma en que percibimos situaciones estresantes puede reducir el estrés y fomentar emociones positivas.

Supresión emocional

Si bien puede ser útil en situaciones desafiantes, la supresión emocional no mejora la autorregulación a largo plazo y puede contribuir a la depresión.

Claves para mejorarla

Cuatro de cada diez españoles que necesitan tratamiento no lo reciben, según el estudio de Salud mental de España, promovido por el Consejo de Colegios Farmacéuticos y elaborado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). 

No obstante, existen determinadas claves que pueden contribuir a esa regulación de las emociones:

Descanso reparador 

Asegúrate de dormir lo suficiente, ya que cuando no descansas adecuadamente, te vuelves más propenso a reacciones impulsivas. Un buen sueño es esencial para mantener la calma y el control emocional.

Alimentación equilibrada

Mantener una dieta saludable y comer regularmente es fundamental. Evitar el hambre te ayudará a mantenerte tranquilo, ya que el hombre puede provocar irritabilidad y respuestas emocionales impulsivas. Una alimentación adecuada es clave para mantener un equilibrio emocional.

Mantén la actividad física

El ejercicio regular tiene muchos beneficios, uno de ellos es reducir la ansiedad. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo libera sustancias químicas que te ayudan a manejar el estrés y mantener un equilibrio emocional.

Meditación y mindfulness

Practicar la meditación y la atención plena te ayuda a concentrarte en el presente y a liberarte de pensamientos negativos. Estas técnicas te permiten mantener la calma en situaciones emocionales. 

Prueba una sesión gratis

Si sientes que controlar tus emociones es un desafío constante o que está afectando tu vida, considera contactar con una de nuestras expertas.

Pide cita

Toma un respiro

Ante situaciones emocionales intensas, tómate un descanso para hacer una pausa y respirar profundamente antes de reaccionar. Esto te da tiempo para reflexionar y evitar exposiciones impulsivas que puedan ser perjudiciales.

Reconoce tus emociones

Es importante ser consciente de tus emociones y aceptarlas como parte de la experiencia humana. No reprimas lo que sientes, en lugar de ello, trata de entender por qué te sientes así y cómo puede lidiar con esas emociones de manera positiva.

Busca ayuda profesional

Si sientes que controlar tus emociones es un desafío constante o que está afectando tu vida, considera hablar con un terapeuta o profesional de salud mental. Ellos pueden proporcionarte herramientas específicas para mejorar tu autorregulación emocional y tu bienestar general. 

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar