Celos entre hermanos: cómo gestionarlos

> > >
Imagen de Maria Dolors Mas
Infancia
Maria Dolors Mas
Home / Blog / Infancia / Celos entre hermanos: cómo gestionarlos

Tengo sentada en el sofá de mi consulta a una menuda niña de siete años que me mira con sus intensos ojos verdes y creo que espera que saque la varita mágica – según le han mal contado – le haga algo de “magia”. Sin embargo, estoy jugando con ella mientras le hago preguntas.

Así, poquito a poquito, es como puedo diagnosticar que Daniela tiene celos de su hermanito recién nacido Jon. Este es el motivo por el cual tiene conductas disruptivas, no habituales en ella, así como trastornos en la excreción, la alimentación y el sueño, parecidos al de un bebé.

¿Qué entendemos por celos entre hermanos?

Los celos entre hermanos son un estado afectivo natural, caracterizado por el miedo a perder o ver disminuido el cariño de los padres y, en especial, de la madre, en beneficio del hermano recién llegado. El niño considera que la madre va a dedicar más tiempo y atención al hermano. La reacción emocional es muy parecida a la ansiedad.

Aparición, curso y duración de los celos en niños

Los celos se pueden considerar una etapa “normal”, sin mayor importancia, siempre y cuando los factores desencadenantes sean pasajeros. Sin embargo, esa aparente normalidad deja de existir cuando los celos alteran la convivencia familiar y el desarrollo emocional del niño, si los factores desencadenantes son persistentes o no remiten pasados los cinco años del menor.

De cualquier manera, la edad más conflictiva está entre los tres y seis años ya que es, entre este período de tiempo, cuando hay una mayor rivalidad. En cambio, a partir de los seis o siete años, los niños tienen una actitud más cooperativa con los padres, con los profesores y de una proximidad mayor hacia el bebé.

Se considera que los celos del hermano mayor se deben haber superado en un término medio  de un año.

celos entre hermanos siquia

Sintomatología de los niños que padecen celos

Los niños celosos pueden presentar diversos síntomas:

  • Cambios en el comportamiento. Uno de los signos más evidentes de los celos entre hermanos es un cambio notable en el comportamiento del niño. Pueden volverse más irritables, agresivos o retraídos. También pueden actuar de manera más infantil de lo que se espera para su edad, buscando atención adicional.
  • Rivalidad constante. Los niños con celos de sus hermanos pueden participar en una competición constante por la atención y el cariño de los padres. Esto puede manifestarse en peleas frecuentes o en la necesidad constante de compararse con el hermano o hermana.
  • Regresión en el desarrollo. En algunos casos, los niños pueden experimentar una regresión en su desarrollo. Pueden volver a hábitos anteriores, como chuparse el dedo o mojar la cama, como una forma de llamar la atención.
  • Expresión de emociones negativas. Los celos pueden llevar a los niños a expresar emociones negativas hacia su hermano o hermana, como resentimiento, enojo o incluso hostilidad.
  • Aislamiento. Algunos niños pueden retirarse socialmente, sintiéndose excluidos o marginados debido a los celos. Pueden evitar pasar tiempo con la familia o con el hermano o hermana que causa esos sentimientos.

Vuelta a etapas previas: imitan al bebé para llamar la atención de los padres; enuresis, encopresis, habla infantil, quiere comer con biberón.

Prueba una sesión gratis

La terapia infantil puede ser beneficiosa cuando hay celos en casa al proporcionar a los niños un espacio seguro para expresar sus sentimientos y aprender habilidades para gestionar la rivalidad de manera saludable.

Pide tu cita

¿Qué produce la rivalidad entre hermanos?

  • Competencia por la atención de los padres. Cuando nace un nuevo hermano o hermana, a menudo los niños mayores sienten que están compitiendo por la atención y el afecto de sus padres. Esto puede generar celos y rivalidad, ya que los niños pueden temer que su lugar en el corazón de sus padres se vea amenazado.
  • Diferencias de edad y desarrollo. Los hermanos que tienen una diferencia significativa de edad o etapa de desarrollo pueden experimentar rivalidad debido a las diferencias en las expectativas y tratamientos.
  • Comparaciones constantes. Los padres a veces involuntariamente comparan a sus hijos entre sí.
  • Recursos limitados. La competencia por recursos limitados, como juguetes, espacio o tiempo de los padres, puede generar rivalidad entre hermanos. Cuando los niños sienten que tienen que luchar por lo que consideran escaso, pueden surgir conflictos.
  • Personalidades y temperamentos diferentes. Los hermanos a menudo tienen personalidades y temperamentos distintos. Las diferencias
  • Imitación y comparación externa. Los niños también pueden sentirse influenciados por las actitudes y percepciones de amigos, familiares o la sociedad en general.

Qué deben hacer los padres antes del nacimiento del hermano

Es recomendable que, sobre el segundo trimestre del embarazo, vayamos hablando a nuestro hijo acerca de que pronto tendrá un hermano, con un lenguaje entendible y sin excesiva información biológica.

  • Si tu hijo va a precisar un cambio de habitación debido a la llegada del bebé, hazlo antes de su nacimiento. De lo contrario, tu hijo mayor va a pensar que su hermano ha llegado para desplazarlo, quitarle el lugar en los afectos de sus padres y familia, “destronarlo”,  y aparecerán los celos.
  • Es el momento adecuado para hacerle entender a tu hijo todo lo positivo que tiene la llegada de un hermano.
  • Inclúyele en los preparativos. Hazle partícipe de la elección de ropita o de la decoración de la habitación. Permítele que ayude en dicha decoración, en la medida de lo posible. Lo prioritario es que viva el nacimiento de su hermano como algo suyo, entendiendo conceptos como “todos”, “familia”,…
  • Durante el embarazo, no dejes de hacer actividades lúdicas o deportivas que potencien los intereses y las habilidades de tu hijo mayor.

familia con bebéQué hacer cuando ya ha nacido el bebé

  • No cambiar las pautas de alimentación, sueño e higiene del hermano mayor.
  • Intentar que siga en casa al cuidado de los padres, y no de los abuelos, tíos o cuidadores. Así puede estar “con sus cosas” que le proporcionan seguridad.
  • La llegada del hermano supone una “crisis” que no se debería unir con otras “crisis”, como son: comenzar de nuevo  o cambiar de guardería o colegio, cambiar de vivienda…
  • Explica a tu hijo mayor que, al principio, la vida es más estresada para vosotros. Su hermano no puede andar o pedir las cosas, tal y como hace él. Hay que repetirle que después, lentamente, se va tranquilizando la situación con su ayuda, y su hermano se irá haciendo mayor y podrán hacer muchas cosas divertidas juntos.
  • Incluir a tu hijo mayor en los cuidados del bebé bajo la supervisión de los padres.
  • Debe existir un tiempo exclusivo para el hermano mayor, para hacer actividades agradables con él mismo.

A los niños no hay que educarlos. Hay que quererlos. Y me pareció lo más sensato que había oído en toda mi vida. Ya recibiría la educación en el colegio y yo me dedicaría a quererlo. En el fondo, es lo único que nos hace falta a todos para ser un pico más felices, que alguien nos quiera sin reservas y sin condiciones.

Benito Taibo

Qué hago si mi hijo mayor tiene celos de su hermano

  • Comunicación abierta. Hablar con el niño sobre sus sentimientos es esencial. Escuchar sus preocupaciones y validar sus emociones puede ayudar a que se sienta comprendido.
  • Tiempo de calidad. Asegurarse de pasar tiempo individual con cada hijo puede reducir los sentimientos de rivalidad y ayudar a fortalecer la relación padre-hijo.
  • Fomentar la colaboración. Animar a los niños a trabajar juntos en proyectos o actividades puede ayudar a fortalecer su vínculo y enseñarles a resolver conflictos de manera constructiva.
  • Enseñar empatía. Ayudar a los niños a comprender las emociones del otro ya ponerse en su lugar es esencial para fomentar la empatía y la comprensión mutua.
  • Establecer límites claros. Definir expectativas y consecuencias para el comportamiento inapropiado puede ayudar a mantener la armonía en el hogar.
  • Pedir ayuda a un psicólogo infantil si es necesario.

¿Puede el hermano pequeño tener celos del mayor?

Sí, claro, puede sentir celos porque cree:

  • El hermano mayor tiene privilegios que él no tiene por ser menor.
  • Los padres muestran predilección por su hermano al ser el mayor.

Esto sucedería cuando los hermanos tuvieran ya una cierta edad y no en las primeras fases de su desarrollo. Esto lleva a que haya discusiones entre ambos que los padres no deben permitir. Hay que evitar que se llegue al enfrentamiento físico, por la falta de respeto que supone para con el otro, y, sobre todo, no tomar partido o posicionarse de parte de ninguno de los dos.

Pautas para cuando los hermanos se tienen celos

  • Promover la individualidad. Reconocer y celebrar las diferencias individuales de cada niño puede ayudar a reducir la rivalidad y los celos.
  • Reforzar la importancia de la familia. Fomentar un ambiente donde se valoren los lazos familiares y se trabajen juntos como equipo puede crear un sentido de pertenencia y seguridad.
  • Modelar el comportamiento deseado. Los padres son modelos a seguir para sus hijos. Mostrar cómo resolver conflictos de manera positiva y cómo expresar amor y apoyo hacia todos los miembros de la familia puede tener un impacto duradero.
  • Buscar ayuda profesional. Si los celos entre hermanos persisten o se vuelven problemáticos, considera la asistencia de un psicólogo online. Puede ser beneficiosa para abordar los problemas de manera más profunda.

Los celos entre hermanos son una parte natural del desarrollo infantil, pero es importante que los padres estén atentos a los síntomas y tomen para abordarlos de manera efectiva. Con comunicación abierta, amor y paciencia, es posible ayudar a los niños a superar los celos y construir relaciones sólidas y saludables en la familia.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Maria Dolors Mas
Sobre Maria Dolors Mas

Nº Col. 17222

Tratamiento de fobias con realidad virtual, ansiedad, depresión y adolescentes

Solicitar cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar