Cómo afrontar la vergüenza cuando afecta la relación de pareja

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Pareja
Marcos Ramallo
Home / Blog / Pareja / Cómo afrontar la vergüenza cuando afecta la relación de pareja

Marta acudió a terapia este jueves en busca de respuestas y apoyo para enfrentar una poderosa emoción que ha invadido su relación de pareja: la vergüenza. A medida que compartía sus experiencias y reflexiones, quedaba claro que la vergüenza no tratada puede tener un impacto significativo en la dinámica de una relación.

La vergüenza puede socavar la confianza, dificultar la comunicación y crear barreras emocionales que impiden la conexión íntima. En este artículo, te contamos qué es exactamente la vergüenza en una relación de pareja, los efectos negativos que puede desencadenar y estrategias efectivas para abordarla y superarla juntos.

¿Por qué se da?

La vergüenza en una relación de pareja es un sentimiento de humillación, bochorno, malestar o indignidad que surge de la percepción de haber hecho algo inapropiado, inmoral, deshonroso o incorrecto. Cuando este sentimiento persiste en una relación, puede volverse tóxico y causar problemas tanto individuales como compartidos.

La vergüenza prolongada puede afectar todos los aspectos de la vida y la relación, generando críticas internas hacia la propia personalidad y esencia. Esto puede llevar a desarrollar emociones extremadamente negativas sobre uno mismo, sintiéndose inadecuado, inútil o una mala persona.

Sentirse constantemente avergonzado distorsionará la autoestima y deformará la imagen personal, alejándola de la realidad. Este ciclo vicioso puede hacer que se experimente vergüenza incluso por acciones normales y cotidianas, difuminando las fronteras entre lo correcto y lo incorrecto, y situándose en un estado negativo persistente en la vida.

Prueba una sesión gratis

Puedes superar la vergüenza en tu relación de pareja con el apoyo de nuestras psicólogas.

Pide cita

Síntomas

El proceso de lidiar con el constante sentimiento de vergüenza es difícil. La vergüenza trae consigo emociones negativas que a su vez generan más vergüenza y sentimientos negativos de los cuales es difícil desprenderse. Cuanto más tiempo pase, más complicado será liberarse y aprender a amarse a uno mismo, así como aceptar y valorar nuestras acciones, pensamientos y sentimientos.

Algunos signos comunes de la vergüenza en una relación son:

  • Sentirse sensible y poco valorado.
  • Preocuparse por lo que piensa tu pareja de ti.
  • Decidir no compartir tus sentimientos y pensamientos con tu pareja por miedo a sentir vergüenza.
  • Temer parecer estúpido, inapropiado o equivocado frente a tu pareja.
  • Albergar sentimientos de desconfianza hacia tu pareja.
  • Sentirse incapaz de confiar en uno mismo en la relación.
  • Comenzar a perder tu identidad en la relación.
  • No querer ser tu verdadero yo con tu pareja.
  • Sentirse deshonrado e inadecuado sin haber hecho nada malo.

¿Cuáles son los efectos negativos?

Enfrentar y superar la vergüenza en una relación de pareja puede resultar extremadamente difícil. Conocer tu verdadero yo y brindarte ayuda a ti mismo no es una tarea fácil. Sin embargo, dejar sin tratar tus constantes sentimientos de vergüenza puede llevar a otros problemas emocionales:

  • Aislamiento. Creer firmemente en una percepción negativa de ti mismo, alimentada por la vergüenza constante, puede llevarte a alejarte de los demás y a evitar el amor. Es posible que te sientas indigno de intimidad, amistad o amor, y que tengas ansiedad de que los demás vean la imagen errónea de tu verdadero yo que estás sosteniendo falsamente.
  • Angustia. La vergüenza hacia uno mismo es un fuerte desencadenante de angustia emocional y de pensamientos negativos. Al nutrirte constantemente con palabras negativas provenientes de tus sentimientos de vergüenza, puedes experimentar ira, autodesprecio, miedo, preocupación, tristeza y vergüenza.
  • Relación. No sentirte bien contigo mismo dificulta sentirte bien en tu relación y con tu pareja. Cuanto más persiste la vergüenza, más difícil resulta abrirte a tu pareja, ser auténtico y disfrutar de los sentimientos amorosos y relajantes que alimentan las relaciones saludables.
perfeccionismo en la pareja relación de pareja

Esto debilita incluso las relaciones más sólidas, haciendo que expreses irritabilidad, negación, fastidio y diferentes formas de comportamiento confrontacional. Además, la vergüenza puede manifestarse físicamente, como forzar una sonrisa, mantener la cabeza gacha, ruborizarse y evitar el contacto visual.

A partir de ahí, es probable que surjan problemas adicionales en la relación, como desacuerdos constantes, falta de intimidad y una comunicación deficiente. Estos problemas derivados de la persistencia de la vergüenza continúan generando más conflictos, convirtiendo la relación en un campo de batalla en lugar de un lugar armonioso.

Supera la vergüenza en una relación de pareja

Cuando la vergüenza no se aborda adecuadamente, puede tener un impacto en la toma de decisiones tanto en tu vida personal como en tu relación de pareja. Hablar sobre la vergüenza puede parecer difícil, pero es fundamental para avanzar hacia una relación más saludable. Aquí tienes algunas sugerencias para afrontar la vergüenza de manera constructiva:

  • Presta atención a tus sentimientos. Requiere valentía explorar tus emociones, pero ser abierto y honesto contigo mismo te ayudará a comprenderlos desde una nueva perspectiva. Observa tus reacciones y emociones en la relación y considera cómo afectan a tu pareja.
  • Crea un entorno de paciencia y transparencia. Las parejas pueden superar juntas la vergüenza al establecer un ambiente saludable. La comunicación abierta es clave para permitir que cada persona exprese sus sentimientos a medida que surgen. Cuando ambos miembros de la pareja reconocen su vergüenza y trabajan juntos para superarla, también se facilita el perdón.
  • Demuestra apoyo. Hablar de la vergüenza y enfrentarla puede resultar difícil. Si tu pareja decide abrirse contigo, sé respetuoso y trata a tu pareja de la forma en que te gustaría ser tratado. A veces, solo necesitará que la escuches, mientras que otras veces buscará consuelo. Preguntarle a tu pareja cómo puedes apoyarla es una de las formas más efectivas de demostrarle tu respaldo.
  • Aprende a afrontar la vergüenza. Existen enfoques proactivos para afrontar la vergüenza, como hablar de ella con alguien en quien confíes, aprender a reconocer los sentimientos asociados y escribir sobre tus emociones para aumentar tu autoconocimiento. También puedes buscar la ayuda de un terapeuta para recibir orientación profesional.
  • Sé sincero acerca de tus sentimientos. Cuanta más transparencia tengas en tus emociones, mejor podrá entender tu pareja de dónde provienes. Esta honestidad ayudará a aceptarse mutuamente y encontrar soluciones viables para lograr resultados positivos.
  • Acepta a tu pareja tal como es. Cuando tu pareja cometa un error, recuerda que es humano. Permítele disculparse y evita guardar rencor cuando exprese arrepentimiento. Si practicas la autoaceptación y el perdón contigo mismo, podrás hacer lo mismo con tu pareja.

Recuerda que abordar la vergüenza requiere tiempo y esfuerzo. Trabajar en ello en terapia online en conjunto puede fortalecer vuestra relación y promover un crecimiento personal positivo.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar