¿Cómo lograr el éxito cada mañana?

> > >

Compartir

Cada amanecer es el inicio de nuevos retos. Para muchos es, quizás un despertar normal sin ningún propósito, otros están enfocados en sus rutinas como trabajo y que no falte comida en casa.

Por otro lado, un gran grupo de personas inicia el día con una meta, o con varias, preguntándose cómo lograr que las horas del día sean productivas y de ello depende en gran parte su autoestima.

Es importante que el comienzo sea con buen pie, donde se establezcan las verdaderas prioridades para cerrar el día perfecto con varias metas, pero a pesar de lograr esos mini objetivos, es relevante conocer qué te importa en realidad, que el día no termine sin dar un paso más a eso que deseas finalmente conquistar.

Importancia de practicar el éxito diariamente

Cuando cae la noche solemos preguntarnos si el día fue productivo o no ¿qué logramos? Si eso te sucede, es momento de hacer un alto, evaluar cómo te organizas y si efectivamente tienes tus metas claras.

Recuerda que el día tiene 24 horas, contando las horas de sueño que son necesarias, pero aun así tendrás mucho tiempo para lograr lo que te propongas. Evita que en un futuro, te arrepientas de no haber dado un poco más de ti para hacer ese sueño realidad.

¿Qué es el éxito?

El éxito es sinónimo de bienestar. Tras un esfuerzo se consigue una meta, pero eso no quiere decir que debes esperar una eternidad para disfrutar de ese gran sentimiento de alegría y satisfacción, sino que debes procurar que cada día sea así. ¡No permitas que el tiempo pase en vano!

Recuerda que lo que para ti es exitoso simplemente para otra persona no lo es, pero eso no quiere decir que no estés en lo correcto. Lo importante es conocer qué es éxito para ti y trabajar en ello. Enfócate en todo lo que te haga feliz, que tus días sean perfectos para ti; eso es lo que cuenta.

Tener un propósito te hará ir por el camino adecuado. Haz que tu vida sea tal cual como la imaginas, porque todo está en tus manos. ¡Dibuja tu felicidad!

¿Cómo alcanzar el éxito todos los días de tu vida?

A continuación, te mostraremos en breves y sencillos pasos cómo puedes iniciar tu día diferente, enfocado en lo que verdaderamente merece tu atención. Dedícate a lo que te haga feliz y puedas decir cada noche una corta frase que significa mucho y te motivará: ¡Lo logré!

  • Debes identificar qué quieres lograr.
  • Elabora una lista de las metas a corto, mediano y largo plazo. Es mejor que lo hagas en papel, dado que te hace ser más consciente de las dificultades y de los logros. Sea como sea, has de escribirlo, no vale con tener ideas sueltas en la cabeza.
  • Establece prioridades. Diferencia entre lo urgente y lo importante. Crea un calendario con tareas a realizar. Debe ser realista. Si somos muy optimistas y creamos listas muy largas que luego no vamos a ser capaces de ejecutar, lograremos el efecto contrario, la frustrac´ión.
  • Dedícale tiempo a cada meta u objetivo que puedas lograr en un día. En la agenda has de marcar a qué hora se va a realizar, y has de cumplirlo. ¿De qué sirve tener una agenda si luego solo vas a procranistar?
  • Procura que al llegar la noche la lista esté completada.

No importa si la lista que has elaborado no parece ser muy significativa, por más sencillo que parezca, lograr cada objetivo te dará la mejor sensación de todas, porque lograste cada una de ellas.

Desde lavar ropa, organizar tu cuarto, escribir 200 palabras de tu libro o practicar 15 minutos de meditación, cada uno cuenta y te sentirás muy bien al ver que lo lograste. Sobre todo cuando no dejas a un lado tú sueño en esa lista.

Ahora bien, te invito a reflexionar ¿Cuál es tu sueño? ¿Eres organizado? ¿Tus días son exitosos? ¡Pon de tu parte y lograrás que tus metas se cumplan de verdad!

Imagen de Siquia
Sobre Siquia Portal de psicológia líder en terapia online desde 2012. Prueba una sesión gratuita de terapia por videoconferencia y resuelve todas tus dudas de manera confidencial con una de nuestras psicólogas colegiadas.
Solicitar cita

Compartir

Comentarios

No hay comentarios | Comentar