Disforia de género: qué es, causas y tratamiento

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Sexualidad
Marcos Ramallo
Home / Blog / Sexualidad / Disforia de género: qué es, causas y tratamiento

Todos tenemos algo que no nos gusta de nosotros mismos pero, para algunas personas, esa incomodidad va más allá de una simple insatisfacción. En el caso de aquellos que experimentan disforia de género, esta sensación de malestar puede afectar profundamente su bienestar emocional y mental. 

Además, el número de personas con problemas de identidad de género que buscan ayuda profesional aumentó drásticamente en las últimas décadas, según  una investigación de la revista The Lancet publicada en 2022. Estos hallazgos destacan la importancia de comprender y abordar esta condición, proporcionando el apoyo adecuado a quienes la enfrentan.

¿Qué es la disforia de género?

La disforia de género se refiere a la experiencia en la que una persona siente un malestar o incongruencia entre su identidad de género y el sexo que le fue asignado al nacer. Esto significa que la persona no se siente en sintonía con las características físicas, los roles o las expectativas asociadas a su sexo biológico.

La disforia de género puede manifestarse a través de sentimientos de incomodidad, ansiedad o disconformidad con el cuerpo y puede llevar a la búsqueda de transición de género, que puede incluir terapia hormonal, cirugía o cambios en la presentación de género. Es importante destacar que la disforia de género no es una elección, sino una experiencia genuina y personal que requiere comprensión y apoyo.

Desde 2013, la disforia de género ha sido reconocida como un diagnóstico en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5-TR), reemplazando al antiguo diagnóstico conocido como trastorno de identidad de género. También ha sido reconocida como una variante de la salud sexual por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Causas de la disforia de género

Según la última edición del DSM, los criterios para el diagnóstico de la disforia de género incluyen la presencia constante de al menos dos de los siguientes síntomas durante un periodo mínimo de seis meses: 

  • Una marcada diferencia entre la expresión/experiencia de género y el sexo biológico asignado al nacer
  • Un fuerte deseo de no poseer características sexuales primarias y/o secundarias asociadas al género asignado
  • El deseo de ser de un género distinto
  • Un fuerte deseo de ser tratado/a de acuerdo a ese otro género, y una firme creencia de tener sentimientos y reacciones estereotípicamente asociados con otro género. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos terapeutas consideran que estos criterios son imperfectos y que cada experiencia de disforia de género es única y personal.

Pide una sesión gratis

Un especialista de la salud mental puede ayudarte a superar la disforia de género, brindándote las herramientas adecuadas a tu caso.

Pide cita

Diferencias entre disforia y dismorfia

Puede que alguna vez hayas oído que la disforia y la dismorfia significan lo mismo o, incluso, tú mismo creas que lo son. Sin embargo, distan considerablemente una de la otra.

La disforia de género se refiere a la experiencia en la cual alguien siente que su cuerpo, con el cual nació, no refleja su verdadero yo o su identidad de género. Es decir, sienten una desconexión entre su género interno y las características físicas con las que nacieron.

Por otro lado, la dismorfia corporal es un trastorno en el que alguien percibe un defecto o problema significativo en su propio cuerpo, aunque esta percepción no se base en la realidad. Se ven a sí mismos, o a ciertos aspectos de sí mismos, como «distorsionados» o «feos».

Aunque la disforia de género y la dismorfia corporal son dos cosas diferentes, es posible experimentar ambos trastornos, a veces al mismo tiempo. Por ejemplo, una persona con disforia de género también puede preocuparse por el tamaño de sus pechos. La identidad de género está estrechamente relacionada con la imagen de uno mismo y la percepción del cuerpo, y a menudo puede dar lugar a trastornos mentales como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), la depresión y la ansiedad.

Tratamiento

La terapia online ha surgido como una herramienta valiosa para brindar apoyo a las personas que enfrentan la disforia de género. A través de sesiones terapéuticas virtuales, esta modalidad ofrece una serie de beneficios que pueden contribuir significativamente a superar los desafíos asociados con esta condición.

  • Proporciona accesibilidad y comodidad. Para aquellos que pueden tener dificultades para acceder a terapeutas especializados en su área geográfica, la terapia en línea elimina barreras físicas y brinda la oportunidad de conectarse con profesionales capacitados en cualquier parte del mundo. Además, permite flexibilidad en términos de horarios y ubicación, lo que resulta especialmente importante para las personas que pueden sentirse más cómodas en entornos seguros y privados.
  • Fomenta un entorno seguro y confidencial. Al eliminar la necesidad de una visita en persona, las personas que experimentan disforia de género pueden sentirse más seguras y protegidas al compartir sus experiencias, emociones y desafíos. La terapia en línea ofrece un espacio íntimo donde pueden explorar su identidad de género de manera abierta y sin temor a ser juzgados.
  • Posibilidad de acceder a terapeutas especializados en la disforia de género. A través de plataformas en línea, es más fácil encontrar profesionales con experiencia en esta área específica. Estos terapeutas pueden brindar orientación, apoyo emocional y estrategias de afrontamiento adaptadas a las necesidades individuales de cada persona, ayudándolas a desarrollar una mayor aceptación y comprensión de su identidad de género.
  • Ofrece una comunidad de apoyo. A través de grupos de terapia en línea o foros de discusión, las personas con disforia de género pueden conectarse con otros individuos que enfrentan desafíos similares. Este sentido de comunidad y solidaridad puede ser muy reconfortante y empoderador, brindando un espacio para compartir experiencias, consejos y recursos útiles.
cuidador

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar