Dulceida: «He aprendido a reconocer que puedo estar mal y tener ansiedad»

> > >
Imagen de Lucía Lorenzo
Salud Mental
Lucía Lorenzo
Home / Blog / Salud Mental / Dulceida: "He aprendido a reconocer que puedo estar mal y tener ansiedad"

Aida Domènech, más conocida como Dulceida, es una de las personalidades más influyentes dentro del mundo influencer. Sus casi tres millones de seguidores son el fruto de años de trabajo y de su increíble capacidad para adaptarse al entorno cambiante de las redes sociales.

Esta joven, natural de Badalona, dio sus primeros pasos en Internet en Fotolog. En 2009 creó un blog de moda y, desde entonces, su comunidad no ha dejado de crecer. Sin embargo, su idílica relación con las redes sociales atravesó un bache este verano, cuando decidió tomarse un descanso tras su ruptura con Alba Paul.

No es de extrañar que la influencer considere que este no ha sido su mejor año. El 2021 no ha conllevado solo su divorcio con la que fue su mujer, sino también la muerte de su abuela. Además, la ruptura de la que era una de las parejas más queridas de Internet provocó una lluvia de críticas que, en su día, Aida no pudo soportar.

Dulceida

Tras volver a las redes sociales, hace unos días Dulceida decidió publicar unas fotos en las que aparece llorando. » Este año para mí ha sido muy distinto al resto», escribía en la publicación de Instagram. «Empezó mal, por el covid, por las pérdidas de seres queridos y todo lo que me ha pasado este verano.»

«Me da un poco de vergüenza subir esto, pero igual que os enseño mi día a día, mis looks y las partes bonitas, creía importante mostrar esta parte«, afirmaba. De este modo, la influencer mostraba a sus seguidores los momentos menos bonitos de su vida con la intención de aportar un poco de realismo al mundo aparentemente idílico de Instagram.

La verdad detrás de Instagram

No es la única que ha decidido mostrar que detrás del personaje existe una persona real, con sus buenos y sus malos momentos. Recientemente, la supermodelo Bella Hadid compartía un post muy similar en su cuenta de Instagram, en el que afirmaba que «las redes sociales no son reales».

Gestos como el de Dulceida pueden aliviar la frustración de todos esos seguidores que comparan sus vidas con las de sus ídolos y caen en la más profunda tristeza.

Son muchas las investigaciones que han indagado en cómo el contenido consumido en Instagram empeora la salud mental y promueve las comparaciones. Este tipo de publicaciones pueden conseguir que los usuarios entiendan que, aunque los influencers solo muestran la parte bonita de sus vidas, también experimentan momentos malos, como todos.

Además, Dulceida ha compartido con sus seguidores que acude a terapia psicológica. «Como sabéis, he empezado a ir a terapia y a compartir con vosotros momentos tristes, he aprendido a reconocer que puedo estar mal y tener ansiedad y he agarrado con fuerzas esos abrazos cuando más los necesitaba».

Pese a los malos momentos vividos, Dulceida no ha dudado en incluir un mensaje positivo a su confesión y ha admitido que el 2021 ha sido un año repleto de aprendizajes.

Si crees que necesitas ayuda psicológica, contacta con nosotros. Pinchando en el botón podrás disfrutar de una primera sesión gratuita y sin compromiso.

Pedir cita

Imagen de Lucía Lorenzo
Sobre Lucía Lorenzo

Periodista especializada en salud mental

Periodista especializada en salud mental

Solicitar cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar