Dulceida y Alba se dan un tiempo: “Hemos decidido pasar este mes separadas”

> > >
Imagen de Siquia
Actualidad
Siquia
Home / Blog / Actualidad / Dulceida y Alba se dan un tiempo: “Hemos decidido pasar este mes separadas”

Tras semanas de rumores y comentarios por parte de sus seguidores, ha sido Dulceida quien ha hecho público a través de stories en Instagram que su pareja, Alba Paul Ferrer, y ella se han separado para darse un tiempo.

Aída Domenech, más conocida como Dulceida, confirmó lo que muchos ya pensaban: la separación con su mujer. Con la voz quebrada y lágrimas en los ojos, la conocida influencer argumentaba que no están pasando un buen momento en su relación, por lo que “hemos decidido pasar este mes separadas. Yo voy a estar en Ibiza y ella haciendo sus cosas”.

“No sabemos qué va a pasar, creo que es algo muy nuestro y, por eso, os pido que nos respetéis. Son momentos difíciles, sé que nos queréis”, decía muy emocionada. “Necesitamos que no juzguéis ni hagáis daño porque estamos muy sensibles y cualquier comentario nos duele más de lo normal” ruega a sus 2,9 millones de seguidores.

«Yo confío en que sí (se puede arreglar)»

Alba Paul

Aunque ha asegurado que no le gusta hablar de sus problemas “y menos por redes”, Alba ha aparecido también por Instagram para confirmar las palabras de Dulceida. Por su parte ha añadido que “toda relación tiene sus altos y sus bajos y ahora estamos pasando por uno de ellos y hemos decidido tomarnos este tiempo para ver si se puede arreglar. Yo confío en que sí”.

Hace tan solo unos días, con el motivo de reivindicar el Orgullo, Alba subió una foto besando a su mujer acompañada de un mensaje de amor: “Me siento orgullosa por ser quien soy, pero tremendamente afortunada de poder tenerte a mi lado y poder vivirlo como lo vivimos nosotras, ojalá algún día tod@s lo vivan así”.

¿Qué significa darse un tiempo en pareja?

Darse un tiempo es un intento de salvar la relación actuando de manera separada y centrándose en uno mismo. Es un momento de desconexión en el que se buscan las soluciones para resolver el problema de pareja que ha surgido.

Durante este periodo de separación, normalmente, nacen una serie de miedos e inseguridades que hacen dudar de si ha sido la mejor decisión. Aparecen el terror de perder a la otra persona y la incertidumbre de qué pasará, entre otras preocupaciones.

¿Qué hago si me piden un tiempo?

Es complicado enfrentarse a esta situación cuando se quiere a la otra persona. Sin embargo, si se pide un tiempo, es que es necesario, por eso, lo que tienes que hacer es:

Respetar la decisión

Aunque resulte dura la situación de separarte de tu pareja, es muy importante que respetes su decisión y le des a la otra persona el espacio que necesita. No hacerlo sí que puede significar el fin de la relación.

Comunicar nuestros sentimientos

Conversar y manifestar lo que sentimos antes de separarse es importante para saber qué expectativas se tienen respecto al futuro.

Asumir la separación

De la misma manera que tienes que respetarlo, también tienes que asumirlo. No puedes invadir su espacio porque esto le agobiará. Mantén la distancia para que pueda reflexionar tranquilamente.

Contacto ¿sí o no?

Este punto es una de las cuestiones que tenéis que abordar y charlar antes de la separación. En muchas ocasiones mantener el contacto es contraproducente porque no permite a las personas desconectar y reflexionar.

Por otro lado, continuar manteniendo una conversación mantiene la comunicación. Compartir la experiencia de cada uno también puede ser positivo para conocer el cauce que toma la situación.

Aprovecha el tiempo

Al igual que la otra persona necesita un tiempo, quizá tú también y no lo sabías. Aprovecha este tiempo para hacer planes con la familia, amigos y estar solo contigo mismo. A veces se necesita este tiempo sin saberlo, por eso, aprovéchalo para reflexionar y cuidarte. Este periodo te reforzará y te conducirá a una relación mucho más sana.

Piensa en el presente

Pensar en el futuro de la relación es inevitable, pero no es bueno. Detente en el presente y vive ese momento. Considera que no solo es un estado de tránsito, sino que puede ser un estado permanente en el caso de que la otra persona decida dejar definitivamente la relación, así que no huyas de esta situación y amóldate. Hazla tuya.

¿Siempre es bueno darse un tiempo?

Todo depende del desencadenante del problema. Si en la relación existe una dependencia, está sumida en la monotonía o hay constantes discusiones, la solución sí podría ser darse un tiempo, siempre y cuando la pareja esté segura de que quiere arreglar el problema y continuar de manera positiva.

Este tiempo puede ser aprovechado para encontrarse a uno mismo, desconectar o hacer planes con amigos. Tras una desconexión y reflexión se puede volver a retomar la relación de nuevo, incluso con más ganas que el primer día. Darse un tiempo puede ser una forma de hacer “borrón y cuenta nueva”, superando lo malo y adentrándote en una relación más sana y reforzada.

Sin embargo, hay personas que lo utilizan como excusa para dejar a su pareja, tener relaciones sexuales con otras personas o simplemente se dan cuenta de que no quieren seguir con la relación.

Dejar una relación no es sencillo. No es fácil abordar la situación porque no se quiere hacer daño a la otra persona, sin embargo, no hay que utilizar el “darse un tiempo” como solución. En el caso de que se esté seguro de que lo mejor es dejarlo definitivamente, hay que dejar las cosas claras y acabar con la relación.

La infidelidad

La infidelidad es otra de las causas de una separación. ¿Motivo suficiente para dejar la relación definitivamente o solo hay que darse un tiempo? No hay una respuesta válida, esto depende de cada persona.

El engaño supone la ruptura de la confianza, base de toda relación. Por eso, si la otra parte de la relación decide perdonarlo, seguramente sí necesite un tiempo para asimilarlo y perdonarlo. Un tiempo de reflexión es ideal para pensar y curar, y, así, retomar la relación de forma sana.  

Es cierto que en muchas ocasiones se quiere perdonar y olvidar, pero no se puede. En este caso lo aconsejable es romper la relación, ya que probablemente esta cuestión sea motivo de futuras discusiones que desgasten las ganas y la ilusión. Ambas partes serían víctimas de este problema.

darse un tiempo

 ¿Darse un tiempo realmente funciona?

Como hemos dicho, darse un tiempo siempre es bueno si ambas partes tienen ganas de continuar la relación de forma más positiva. Por ello, la misión de este periodo funciona si las personas así lo quieren.

Antes de tomar la decisión de darse un tiempo hay que dejar las intenciones y emociones claras. Hablar con tu pareja, establecer unos límites y ser sinceros en todo momento es fundamental para que el resultado sea positivo.

Ya hemos comentado que a veces, durante este tiempo, simplemente nos damos cuenta de que no queremos estar con la otra persona. Si esto sucede, lo mejor es informarlo cuanto antes para que la otra parte no se haga ilusiones y piense que van a volver.

Por el contrario, si tras este periodo te has dado cuenta de que quiere retomar la relación con más ganas que nunca, también házselo saber. La comunicación y la confianza es la base de una relación sana.

Independientemente del final obtenido, darse un tiempo en ocasiones es necesario para encontrarse a uno mismo y redirigirse en el camino con o sin pareja.

Pedir una cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar