El entrenamiento y la actividad física reducen la depresión y la ansiedad

> > >
Imagen de Siquia
Ansiedad
Siquia
Home / Blog / Ansiedad / El entrenamiento y la actividad física reducen la depresión y la ansiedad

La depresión y la ansiedad son afecciones mentales comunes que surgen a millones de personas en todo el mundo. Estas condiciones pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes las padecen. Para el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (Cgcfe) la fisioterapia contribuye a aliviar los síntomas físicos de la depresión y el trastorno de ansiedad.

«Los tratamientos psicológicos ayudan a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que sufren cualquiera de estos trastornos. Si el tratamiento psicológico se acompaña de un tratamiento fisioterapéutico que ayude a aliviar los síntomas físicos asociados a estos trastornos, la sensación de bienestar del paciente será mayor y, por tanto, su recuperación será más rápida», explicó la vicesecretaria del Cgcfe, María Almansa.

Además, «los tratamientos de fisioterapia mediante realización de ejercicio físico mejoran la calidad de vida, la salud y el bienestar de quienes la padecen. La evidencia científica demuestra que el entrenamiento con ejercicios y el aumento de la actividad física lleva a la reducción de la depresión y la ansiedad, a la mejoría de la función física y cognitiva, así como a facilitar los cambios de conductas y de los estilos de vida”, añadió Almansa.

El tratamiento de fisioterapia ante la depresión y ansiedad incluyen:

  • Ejercicio terapéutico. La fisioterapia utiliza ejercicios específicos y personalizados para fortalecer el cuerpo, mejorar la postura y promover la relajación. Estos ejercicios no solo tienen beneficios físicos, sino que también pueden ayudar a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y aumentar la sensación de bienestar general.
  • Terapia de movimiento y danza. La terapia de movimiento y la danza son enfoques terapéuticos que utilizan el movimiento expresivo para explorar y liberar emociones. Estas técnicas permiten a las personas conectarse con su cuerpo, expresar sus sentimientos y promover la relajación.

Vínculo entre el entre actividad física y la salud mental

El ejercicio físico ha demostrado tener múltiples beneficios para la salud, y su relación con la salud mental no es una excepción. Numerosos estudios han demostrado que el entrenamiento regular puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo y la salud emocional de las personas. La actividad física promueve la liberación de endorfinas, neurotransmisores que actúan como analgésicos naturales y generadores de bienestar. Esta respuesta química del cerebro puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad.

Prueba una sesión gratis

Si la depresión o la ansiedad están afectando a tu calidad de vida, acude a un psicólogo especializado que te ayude con las herramientas necesarias para empezar a introducir la actividad física en tu rutina diaria.

Pide tu cita

Efectos de la actividad física y la fisioterapia en la depresión y ansiedad

  • Aumento de la producción de neurotransmisores. El ejercicio estimula la producción de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, que desempeñan un papel crucial en el estado de ánimo y el bienestar emocional. Por ello el ejercicio regular, puede ayudar a aumentar la disponibilidad de estos neurotransmisores, mejorando así los síntomas depresivos.
  • Reducción del estrés y la tensión. La depresión a menudo se acompaña de altos niveles de estrés y tensión emocional. El ejercicio físico regular, puede actuar como un mecanismo de liberación de estos factores, reduciendo el estrés y promoviendo un estado de relajación. 
  • Reducción de la ansiedad generalizada. La actividad física regular puede disminuir la sensación de ansiedad generalizada y mejorar la capacidad para hacer frente a situaciones estresantes. El ejercicio libera endorfinas, que generan una sensación de bienestar y calma, lo que puede contrarrestar los síntomas de la ansiedad.
  • Mejora del sueño. La ansiedad a menudo va de la mano con problemas de sueño, como el insomnio. La actividad física, puede ayudar a regular el ciclo del sueño, promoviendo una mejor calidad de descanso y reduciendo los síntomas de la ansiedad relacionados con el sueño.
  • Técnicas de relajación. Los fisioterapeutas pueden enseñar a los pacientes técnicas de respiración, relajación muscular y visualización guiada para ayudar a reducir la ansiedad y el estrés. Estas técnicas promueven un estado de calma y bienestar, lo que puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo.
  • Masaje terapéutico. El masaje terapéutico es una técnica utilizada en la fisioterapia que combina la manipulación de los tejidos blandos con el fin de aliviar la tensión muscular y promover la relajación. Este tipo de masaje puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad, al tiempo que mejora la circulación sanguínea y promueve la liberación de endorfinas.

  • Gestión del dolor. La fisioterapia puede ayudar a manejar el dolor crónico asociado con la depresión y la ansiedad. A través de técnicas como la terapia, el uso de calor o frío, y la electroterapia, los fisioterapeutas pueden reducir el dolor y mejorar el bienestar físico y emocional.
  • Mejora de la autoestima. La fisioterapia puede ayudar a mejorar la autoestima y la confianza en uno mismo a través de la mejora de la postura, la movilidad y la capacidad funcional.

Recomendaciones

  • Elige actividades que disfrutes. Para obtener los máximos beneficios del ejercicio, es esencial encontrar actividades físicas que se disfruten y se adapten a los intereses y preferencias personales. Puede ser desde caminar al aire libre, correr, practicar yoga, nadar o incluso participar en deportes en equipo. La clave está en encontrar una actividad que motive y brinde satisfacción.
  • Establece metas realistas. Es importante establecer metas alcanzables y progresivas. Comenzar con pequeños pasos y aumentar gradualmente la intensidad y la duración del ejercicio. Esto ayuda a mantener la motivación y evitar lesiones.
  • Sé constante. Para obtener los beneficios del ejercicio en la salud mental, es fundamental ser constante y mantener una rutina regular de actividad física. Establecer un horario y dedicar un tiempo específico para que el entrenamiento pueda ser de gran ayuda.
  • Combina diferentes tipos. Variar los tipos de actividad física, puede estimular diferentes grupos musculares y mantener el interés. Alternar entre ejercicios cardiovasculares, como correr o andar en bicicleta, y actividades de fuerza, como levantar pesas, puede brindar una experiencia más completa.

El entrenamiento regular y la actividad física pueden desempeñar un papel crucial en la reducción de los síntomas de depresión y ansiedad. Así que no dudes en dar el primer paso y comenzar a disfrutar de los beneficios que el entrenamiento y la actividad física pueden brindarte en tu viaje hacia el bienestar mental.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Comentarios

No hay comentarios | Comentar