¿Cuáles son las etapas del acoso en el trabajo?

> > >
Imagen de Siquia
Salud Mental
Siquia
Home / Blog / Salud Mental / ¿Cuáles son las etapas del acoso en el trabajo?

Aunque en la edad adulta se espera que las personas se comporten con madurez y respeto hacia el resto, no siempre es así. El acoso, que es, lamentablemente, tan común en las escuelas, a veces sobrepasa la mayoría de edad y se cuela en el lugar de trabajo. Las víctimas de acoso en el trabajo a menudo tienen que lidiar con sus acosadores día tras día.

Además, las víctimas de acoso laboral soportan su martirio en silencio por miedo a enfrentar represalias por parte de sus superiores o de sus compañeros.

Por eso, es necesario que todos estemos alerta. Si somos capaces de reconocer las etapas del acoso en el trabajo podremos ayudar a quien sufre en silencio por miedo.

acoso laboral

Etapas del acoso en el trabajo

La evolución de las etapas en una situación de acoso en el trabajo no tiene un patrón fijo.

Dado su carácter dinámico pueden quedar detenidas en una fase en función de los mecanismos y factores que obren sobre la interacción entre las personas en un ambiente laboral. 

Debemos saber que conforme se avanza en ellas la posibilidad de daño a la salud y la seguridad es mayor, el resultado excluyente es más predecible, las posibilidades de solución son más dificultosas y se afirma más la voluntad y deseo del acosador y, desgraciadamente, su capacidad de acción. 

Es importante saber que pasada la etapa de conflicto es más difícil la solución y reparación de lo que esta ocurriendo. Brevemente damos unos datos de estas etapas:

  • Etapa de conflicto

El conflicto es inevitable en las organizaciones. Un conflicto no tiene por qué derivar de un antagonismo irracional y repentino entre las personas. El acoso en el trabajo puede caer sobre personas que ya llevan muchos años en la empresa. El conflicto nace en la propia relación habitual entre las personas.

El comienzo del acoso puede ser cualquier situación o suceso trivial (real o o). En las primeras etapas del acoso podemos detectar:

  • Conductas motivadas en intereses ajenos a los objetivos de la empresa, que se sustituyen por intereses excesivamente personales.
  • La relación laboral se pervierte y entonces desaparecen la comunicación saludable y la resolución de conflictos de la empresa.
  • Cualquier queja que manifieste el acosado no es considerada y es atribuida a roces personales o es trivializada.

En este momento la víctima todavía no sabe que lo es y se mantiene en un estado de autoafirmación que le permite enfrentarse con algún éxito a la situación.

Sin embargo, este es un momento de peligro: el trabajador intenta dar una respuesta cabal y responsable a una problemática relacionada con su trabajo, pero si no percibe la intencionalidad de la parte antagónica, las repuestas y actitudes que manifieste pueden enmascarar el ambiente de acoso que se está creando.

Es muy común que en este momento comience a sentir ansiedad y una tensión moderada. Si es tu caso, quizás debas ponerte en contacto con un psicólogo online.

Prueba una sesión gratis

Frena los efectos del acoso laboral sobre tu salud mental con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita
  • Etapa de estigmatización

Comienza el acoso como tal, que se manifiesta en forma de conductas que molestan a la víctima, que no obstante puede seguir ignorando su verdadera posición. 

La característica principal es la repetición de esas conductas. Se incorporan al acoso otros miembros de la organización, al menos como testigos. En esta etapa, es frecuente la tergiversación.

La víctima comienza a estar desconcertada, no se puede creer lo que le está pasando. Su habilidad para manejar conflictos y mantener relaciones se debilita. Se intensifica la ansiedad y aparece un estado de abatimiento y pesar. Existe el peligro de que su respuesta sean reacciones desacertadas.

  • Etapa de intervención

La situación afecta psicológicamente al acosado y su entorno es capaz de percibirlo. En este momento la víctima:

  • Pierde la orientación y el manejo de la capacidad relacional.
  • Comienza a cometer errores en su puesto de trabajo.
  • Ve cómo todo o casi todo lo que hace es tergiversado. 

Sin embargo, es posible que todavía no se de cuenta de que es víctima de acoso. La situación de amenaza y estrés que vive para el resto de la plantilla de trabajadores e incluso superiores es manifiesta, pero muchas veces estos deciden no intervenir. 

En este momento el acosado puede desarrollar un trastorno depresivo. Siente que no encaja, su concentración disminuye y cada vez esta más aislado. El grupo le califica de «culpable» y de «problema».

A veces intervienen los poderes de la organización para dar solución al conflicto, pero corremos el riesgo de que se ocupen tan solo de la víctima, es decir, del trabajador que han calificado como conflictivo.

  • Etapa de eliminación

Esta es la etapa de las bajas por enfermedad. En este momento el trabajador pierde todo el contacto con el grupo: se le margina.

Si vuelve, es víctima de persecución constante, haga lo que haga. Aquí puede desarrollar un cuadro clínico traumático o puede pasar a un estado de estabilización crónica caracterizado por los síntomas depresivos, psicosomáticos y de estrés postraumático. Esto afectará a otros aspectos de su vida.

En Siquia llevamos desde 2012 ayudando a pacientes de todo el mundo a encontrar su bienestar. Fuimos pioneros en ofrecer terapia online y por eso sabemos que es una alternativa económica, pero igual de efectiva, de las terapias tradicionales.

A día de hoy, más de 1600 personas se han puesto en nuestras manos para encontrar psicólogo online. Si tú también quieres probar nuestros servicios, puedes solicitar una primera sesión informativa gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Pedir cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar