¿Gastritis por ansiedad? Así la puedes solucionar

> > >
Imagen de Siquia
Ansiedad
Siquia
Home / Blog / Ansiedad / ¿Gastritis por ansiedad? Así la puedes solucionar

La gastritis por la ansiedad es una afección estomacal que, a pesar de no causar inflamación del estómago como la gastritis clásica, sí puede causar síntomas similares como acidez estomacal, ardor y sensación de estómago lleno. Este tipo de gastritis se desencadena por problemas emocionales como el estrés, la ansiedad y el nerviosismo.

La gastritis inducida por la ansiedad es curable, y se puede tratar con cambios en la dieta y medicamentos antiácidos, que ayudan a calmar la mucosa del estómago para no causar acidez estomacal. También es importante controlar los nervios y las emociones, por lo que el papel de un psicólogo en el tratamiento es esencial.

A la inversa: ansiedad por gastritis

Las quejas estomacales más fuertemente asociadas con la ansiedad y la depresión son afecciones como el síndrome del intestino irritable (SII). Sin embargo, un estudio de la Universidad de Stanford de 2011 descubrió que los problemas digestivos a corto plazo también pueden conducir a trastornos mentales.

Los autores partieron la investigación con la premisa de que los niveles de ansiedad de una persona pueden exacerbarse por la condición de su intestino. Esta idea hizo que los científicos creyeran que los trastornos gastrointestinales pueden afectar el bienestar psicológico de un individuo.

Acertadamente, el estudió concluyó que el malestar gástrico durante el comienzo de la vida parece hacer que el cerebro cambie a un estado permanentemente deprimido y ansioso.

Por supuesto, no toda la irritación estomacal está relacionada con problemas psicológicos de por vida. El estudio de Stanford señaló que el impacto exacto probablemente depende de cuándo ocurre un problema gastrointestinal durante el desarrollo de alguien. También es probable que esté influenciado por la genética y otros factores ambientales.

La ansiedad es como una sombra que siempre nos acompaña, pero aprender a caminar bajo su luz nos hace más fuertes.

Alejandro Jorodowsky

Síntomas de la gastritis por ansiedad

Los principales síntomas de la gastritis por ansiedad son el dolor de estómago y el malestar constante, sin embargo, también destacan otros signos como:

  • Náuseas y sensación de estómago lleno.
  • Hinchazón abdominal y dolor.
  • Mala digestión y eructos frecuentes.
  • Dolor de cabeza y malestar general.
  • Pérdida de apetito, vómitos o ganas de vomitar.

Estos síntomas pueden aparecer en cualquier momento, pero se intensifican en períodos de ansiedad. No obstante, estos signos también pueden estar presentes en otros tipos de gastritis y confundir el diagnóstico de la enfermedad.

¿Cómo se puede solucionar?

Para poner fin a la gastritis por ansiedad es aconsejable la toma de medicamentos antiácidos o medicamentos que disminuyen la producción de acidez en el estómago, siempre recomendados por un profesional médico. Sin embargo, no es adecuado el uso continuado de estos medicamentos.

Por ello, el tratamiento más efectivo para acabar con la gastritis por ansiedad es la resolución de los problemas emocionales a través de técnicas de relajación como la meditación, una dieta equilibrada y actividad física regular. Igualmente, el acompañamiento de un psicólogo es una opción a tener muy en cuenta.

Un gran remedio casero para la gastritis es el té de manzanilla, que debe tomarse de 2 a 3 veces al día para activar su efecto calmante. Otros remedios herbales calmantes naturales incluyen valeriana, lavanda y té de flores de la pasión.

Dieta para la gastritis por ansiedad

Los alimentos recomendados para el tratamiento de la gastritis por la ansiedad son aquellos fáciles de digerir y con efecto calmante, como:

  • La carne magra hervida o a la parrilla.
  • El pescado.
  • Las verduras hervidas.
  • Las frutas peladas.

Se recomienda beber mucha agua inmediatamente después de un ataque de dolor y malestar general, con un retorno gradual a una dieta normal utilizando condimentos naturales y evitando la leche.

Los alimentos a evitar son aquellos que son altos en grasa y azúcar, ya que pueden irritar el estómago, entre ellos se encuentran:

  • La carne roja.
  • Salchichas.
  • Tocino.
  • Alimentos fritos.
  • Chocolate.
  • Dulces.
  • Café.
  • Pimienta.

También es recomendable no fumar y no beber bebidas alcohólicas, ni tés artificiales, ni refrescos , ni agua con gas. Otras precauciones importantes son no acostarse justo después de las comidas, comer lentamente y en lugares tranquilos.

Con estas medidas podrás prevenir nuevos episodios de gastritis.

gastritis por ansiedad

¿Cómo ayuda un psicólogo?

El tratamiento de la gastritis por ansiedad es similar al tratamiento para otros tipos de gastritis. La diferencia es que también hay un componente psicológico.

Por ello, para solucionarla es importante ir a terapia e identificar la verdadera causa. A veces es simplemente un problema aislado y repentino, sin embargo, en otras ocasiones, el problema es más profundo. Es en este momento cuando el papel de un psicólogo es fundamental.

El psicólogo trazará la estrategia en la que puede seguir diferentes tipos de terapia según la situación personal de cada paciente:

Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es la más común para tratar los trastornos de ansiedad. Según la ciencia es la más eficaz para tratar el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias y los trastornos de pánico, entre otras afecciones.

Terapia de exposición

La terapia de exposición es uno de los métodos de Terapia de Conducta Cognitiva (TCC) más comunes que se utilizan para tratar una variedad de trastornos de ansiedad -incluidas las fobias específicas, el trastorno de ansiedad social y el TEPT.

Terapia conductual dialéctica

La terapia conductual dialéctica (DBT) también es un tipo de TCC muy eficaz utilizado para tratar una variedad de afecciones, incluyendo la ansiedad.

Prueba una sesión gratis

¿Padeces gastritis por ansiedad? Un psicólogo online podrá ayudarte a ponerle fin.

Pedir cita

Terapia interpersonal

La terapia interpersonal (IPT) se centra en los roles y las relaciones sociales. En IPT, el psicólogo te ayudará a identificar cualquier problema interpersonal, presentando luego las formas saludables de expresar las emociones y mejorar la comunicación con los demás.

Terapia psicoanalítica

El propósito de la terapia psicoanalítica es encontrar cuales son los conflictos subconscientes que, según el modelo freudiano, reflejan los síntomas de la ansiedad.

La terapia no solo es el mejor método para conocerte

La terapia de aceptación y compromiso

Este tipo de terapia, (ACT), es otro método que ha demostrado ser válido para una variedad de trastornos de ansiedad. Este implica identificar los valores en la vida y luego actuar según estos valores.

Terapia artística

La arteterapia es un método no verbal orientado a la experiencia. Implica el uso de arte visual (como pintar, dibujar, esculpir) para expresar y procesar emociones a la vez que practicas la atención plena y la relajación.

Estas son las distintas formas en las que un psicólogo podrá ayudarte si consideras que necesitas acompañamiento para solucionar la gastritis por ansiedad. Si buscas un psicólogo, en Siquia estaremos encantados de guiarte para encontrar la solución.

En Siquia somos expertos en terapia online desde el año 2012. A lo largo de nuestra trayectoria hemos ayudado a más de 2000 pacientes a superar diversos problemas emocionales. Si te interesa buscar la ayuda de un psicólogo online, puedes solicitar una primera sesión gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Prueba la terapia… ¡gratis!

Comentarios

No hay comentarios | Comentar