La deuda y salud mental: exploración del vínculo entre el estrés y el bienestar

> > >
Imagen de Siquia
Salud Mental
Siquia
Home / Blog / Salud Mental / La deuda y salud mental: exploración del vínculo entre el estrés y el bienestar

Los problemas que enfrenta la gente cuando carece de fondos no son sólo económicos. Toda la negatividad que experimentamos deja su huella también en la salud mental. Y en este artículo de hoy queremos hablar de la relación entre estrés y deuda, las consecuencias que tiene para todos y cómo afrontarlo.

Acciones y consecuencias. Cómo protegerse

El estrés puede ocurrir por muchas razones. Por ejemplo, si se necesita dinero con urgencia y a la persona le preocupa dónde conseguirlo rápidamente. En tales casos, una buena salida a la situación es un microcrédito en línea.

Sin embargo, debido a las prisas, puedes cometer errores y encontrarte con estafadores o prestamistas que otorgan contratos injustos (aunque esto es raro). Por eso es tan importante tratar con entidades de crédito confiables como Dinerio. Ayudan a las personas interesadas a encontrar préstamos adecuados exclusivamente de prestatarios fiables que trabajen conforme a la ley y tengan una buena reputación.

Si necesitas un préstamo para ahorrar tiempo y nervios, y minimizar el sufrimiento debido a problemas financieros, esta opción será una buena solución a la situación.

La Carga de la Deuda

Al vivir en el ritmo moderno de la vida urbana, todo lo que nos rodea está indisolublemente ligado a las finanzas. Los trastornos económicos que se producen de vez en cuando provocan una situación inestable en el mercado laboral.

La epidemia de COVID-19 y la Intervención rusa en Ucrania afectaron a la economía de la Unión Europea, incluida España. En tiempos tan difíciles, la gente suele recurrir a préstamos para cubrir cualquiera de sus necesidades financieras.

Las estadísticas muestran que el uso de tarjetas de crédito está creciendo rápidamente. En realidad, este crecimiento es directamente proporcional al aumento de los precios de los bienes de consumo y al estancamiento del mercado laboral.

En 2023, el número de tarjetas de crédito superará los 41 millones. En términos porcentuales, se trata de la cifra más alta de los últimos cinco años, que ha crecido un 13%. Una de las razones por las que esta opción de pago se está volviendo cada vez más popular, a diferencia del efectivo, es su facilidad. El dinero siempre está a mano y la cantidad que cabe en la tarjeta no está limitada por el tamaño de la billetera. También es seguridad.

Sin embargo, hay aspectos negativos. La facilidad de pago significa menos control sobre la circulación de las propias finanzas. A su vez, una persona gasta más, porque no existe un límite de fondos tan estricto como cuando solo hay efectivo disponible. Por supuesto, el aumento de los costes genera estrés, porque es necesario resolver el problema.

A veces la situación es tal que puede ser necesario un préstamo para mantenerse a flote y la gente solicita préstamos al consumo o microcréditos. Sin embargo, incluso un préstamo para un automóvil o una hipoteca sigue siendo una carga, sin importar cuán buenas sean las condiciones. Saber que hay deudas que pagar y ahorrar definitivamente no es una buena sensación.

La situación con los préstamos estudiantiles que los jóvenes (o sus padres) obtienen para pagar su educación es similar. Las investigaciones realizadas sobre este tema han revelado muchos riesgos. Esto se aplica especialmente a los propios estudiantes, porque casi desde el momento en que alcanzan la mayoría de edad y comienzan sus estudios, las deudas empiezan a pesar sobre ellos. Incluso la idea misma de que un crédito de este tipo sea más beneficioso para el prestatario que para el prestamista tampoco es cierta en 100%. Al menos porque después de graduarse una persona joven está obligada a trabajar durante años para pagar una determinada cantidad de su salario. Y teniendo en cuenta los salarios más bajos de los graduados universitarios si no tienen experiencia laboral, esto puede conducir a una situación económica más difícil, a un retraso en la formación de familias y a un aumento del estrés.

Estrés Financiero y Salud Mental

Cualquier cosa puede causar estrés, especialmente cuando se trata de dinero, sin el cual una existencia normal es imposible. Alimentos, facturas de servicios públicos, costos de combustible, ropa, entretenimiento y mucho más: es necesario gastar todo. La disponibilidad de ahorros es la clave para la tranquilidad. En cambio, su ausencia y la necesidad de vivir de sueldo en sueldo cada mes genera ansiedad, incertidumbre sobre el futuro en general y deterioro de la salud mental. Para resolver los problemas de falta de dinero, la gente busca principalmente un trabajo secundario o pide créditos al banco.

Al trabajar horas extras, el cuerpo se cansa, porque se siente gravemente la falta de sueño y de descanso moral de la rutina diaria. Una persona no puede sentirse feliz, porque el trabajo es sólo una fuente para conseguir dinero para toda la vida. En cambio, la vida a este ritmo consiste principalmente en trabajo y no hay tiempo para la existencia y la felicidad en sí misma.

Lo mismo ocurre con los préstamos, porque generalmente proporcionan una solución temporal a los problemas económicos. Usar el crédito correctamente y ser responsable puede ser de gran ayuda. Pero en el caso contrario, sólo puede perjudicar, porque existe el riesgo de entrar en el ciclo de los créditos, lo que empeorará aún más la situación.

Y como resultado: estrés constante, nerviosismo, envejecimiento prematuro y apatía ante la vida. En realidad, esto puede provocar problemas graves de salud mental que requieren la ayuda profesional de un psicólogo.

crometofobia

Factores Psicológicos y Decisiones Financieras

Es muy importante recordar acerca del autocontrol. Esto se aplica a muchos aspectos. En primer lugar, conviene tener en cuenta que no existe tal problema que no tenga solución. La desesperación sólo puede hacer las cosas más difíciles.

Si el caso se refiere a un préstamo que no es posible pagar a tiempo, tomar unas vacaciones crediticias es una buena idea. Por supuesto, según los términos del contrato, es probable que el porcentaje posterior sea un poco mayor. Sin embargo, habrá una oportunidad de resolver problemas más urgentes, encontrar un mejor trabajo o mejorar las habilidades profesionales para ganar más.

El estrés causado por las dificultades financieras sólo conducirá a un sesgo cognitivo. Los juicios preconcebidos sobre el propio problema sólo pueden afianzar la desesperación y los sentimientos de fatalismo junto con la desesperanza. A menudo esto es sólo una impresión falsa de un estado en el que la visión del problema es mayor de lo que realmente es. En este caso, es necesario no perder el autocontrol y no encerrarse en uno mismo.

Hablar de los propios problemas con familiares o amigos puede ayudar a salir del sesgo cognitivo y evaluar la situación con mayor seriedad. Si esto no es posible, es necesario buscar ayuda psicológica calificada. Lo principal es recordar que cualquier problema se puede solucionar: solo o con la ayuda de aquellas personas en las que hay confianza.

Deuda y Relaciones Personales

Debido a decisiones equivocadas y conceptos erróneos, las deudas pueden afectar las relaciones o los círculos sociales. No todas las personas pueden entender el problema que existe. A veces, esto sucede debido a la introversión y la renuencia a discutir problemas y resolverlos juntos. Si hay problemas en la familia, una situación financiera difícil sólo los sacará de las sombras. Esto puede conducir tanto a su detección y obtener una resolución, como al deterioro y destrucción de las relaciones.

En cuanto a los amigos, puede haber una situación en la que puedan ofrecer ayuda y apoyo, y sólo en casos raros ignorarlos. Sin embargo, no hay necesidad de permanecer en silencio si se trata de una cuestión dolorosa. Un problema tácito no significa que no exista. La discusión es una de las claves para solucionarla mediante consejos y encontrar una salida a una situación difícil.

Cómo Afrontar el Estrés Financiero

Para resolver los problemas inmediatos causados ​​por factores económicos, vale la pena elaborar la estrategia adecuada. Para ella, en primer lugar, es necesario combinar dos cosas para que exista una relación: el bienestar económico y el estado psicológico. Todo esto se puede obtener si sigues reglas simples como:

  • Recibir información. Debes estar lo suficientemente informado para evaluar correctamente la situación. O utilizar especialistas independientes en búsqueda y consultoría. De esta manera podrás obtener asesoramiento legal o financiero profesional.
  • Análisis del problema. Es importante comprender que ignorar el problema o insistir en él no ayuda a encontrar la solución. Es necesario evaluar con seriedad todos los aspectos para poder tomar decisiones financieras de la forma más objetiva posible.
  • Optimización de costos. Para poner en orden tus finanzas, debes evaluar tus ingresos y gastos, separar las compras importantes de las que no lo son. Planificar un presupuesto mensual te ayudará a organizar los gastos y optimizarlos.

El Rol de la Educación Financiera

La importancia de la educación financiera es innegable. La conciencia es la clave para resolver problemas, porque una gestión adecuada de las finanzas no sólo puede ahorrar dinero, sino también aumentarlo. Optimización de costes, evaluación correcta de las capacidades y prevención de riesgos: todo esto es posible.

Aquí hay algunos recursos que lo ayudarán a adquirir las habilidades necesarias y adquirir conocimientos financieros, administrando adecuadamente con fondos disponibles.

  • La plataforma educativa Udemy. Aquí podrás encontrar cursos educativos sobre finanzas personales para aprender desde cero o mejorar los existentes a un nivel más digno.
  • «Padre rico, padre pobre». Un libro famoso del talentoso escritor y economista Robert T. Kiyosaki ayudará no sólo a repensar el enfoque de los fondos propios, sino también a encontrar la motivación.
  • Consejos de Western Union. La empresa internacional de envíos urgentes de dinero ha demostrado su fiabilidad y la confianza. Unos consejos útiles de conocimientos financieros de parte de los profesionales.

Políticas y Apoyo Gubernamental

Aunque la política pública no es perfecta, el gobierno se está ocupando de aliviar la situación de las personas agobiadas por deudas. Así, a finales del año pasado, el Consejo de Ministros tomó la decisión de eliminar la carga hipotecaria de los sectores vulnerables de la población. Se asignaron 400 millones de euros en subvenciones para ayudar a superar el aumento de los tipos de interés de los préstamos. El Código cubre a más de 400.000 familias en general.

También es de aplicación la Real Ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial. Proporciona apoyo gubernamental para apoyar a las empresas y a los trabajadores autónomos, y ayuda a proteger a los trabajadores financiando salarios, alquileres y gastos médicos.

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta de que el Estado sólo puede ayudar a mejorar la situación, pero la principal responsabilidad recae en el deudor.

Conclusión

Después de todo, es justo decir que existe una conexión innegable entre la salud mental y la deuda. Una situación económica difícil deja una impresión negativa en una persona y provoca estrés y otras consecuencias. Muchos estudios científicos dicen esto. Por esto, es muy importante no perder el autocontrol e intentar solucionar los problemas, sin olvidarse de la tranquilidad. También es obligatorio recordar que no es necesario guardar todos los problemas en el alma; hablar de ellos con familiares y amigos, gracias a lo cual desaparece la sensación de estar solo con el problema. Sin embargo, cada situación es única y requiere un enfoque único, que en ocasiones requiere la ayuda de expertos.

Comentarios

No hay comentarios | Comentar