Los puestos de trabajo del futuro: 21 empleos que aún ni nos imaginamos

> > >
Imagen de Siquia
Talento
Siquia
Home / Blog / Talento / Los puestos de trabajo del futuro: 21 empleos que aún ni nos imaginamos

La pandemia de la COVID-19 ha supuesto una aceleración en muchos aspectos relacionados con el mercado laboral. Los métodos de trabajo, el espacio donde se desarrolla o las aplicaciones tecnológicas son algunos de los ámbitos que han sufrido cambios desde la irrupción del virus.

Todo parece indicar que estos avances conducirán a nuevos puestos de trabajo para los cuales se necesitarán trabajadores formados. Los datos y el bienestar de los empleados serán dos de los pilares fundamentales de las nuevas tareas en los próximos años, según un informe de Cognizant.

En este documento, Cognizant señala cuáles serán los 21 puestos de trabajo claves en los años venideros. Unos cargos cuyos nombres pueden resultarnos extraños a día de hoy, pero en que poco tiempo ser irán implantando en las compañías con objetivos claros de futuro y progreso.

Muchos de ellos tienen en cuenta la salud mental, el desarrollo de las habilidades individuales, el bienestar emocional de los trabajadores o el análisis de los problemas sociales que puedan afectar a la organización. También primará el ámbito de la realidad virtual y el desarrollo de herramientas tecnológicas que faciliten el trabajo.

En este sentido, estos son algunos de los puestos de trabajo del futuro más enfocados en la salud mental y el bienestar de todos los miembros de la empresa, según el informe de Cognizant.

El futuro del empleo en el campo de la Salud Mental, la Psicología y la gestión de emociones

  • Director de bienestar. La persona que detente este cargo será la encargada de controlar estratégicamente el bienestar de todos los trabajadores de la compañía, con la finalidad de retenerlos en esta a la vez que se encuentran cómodos con su empleo. Para ello, diseñará aquellas prácticas y servicios destinados a la mejora de la salud emocional, mental, física y espiritual de los empleados. Deberá colaborar estrechamente con otros profesionales o especialistas que puedan asesorarle sobre el tipo de herramientas y recursos que debe utilizar para conseguir unos determinados resultados y que los trabajadores sientan que forman parte de una experiencia mucho más humana dentro del entorno laboral.
  • Encargado de teletrabajo. Ahora que sabemos que el teletrabajo va a ser clave en los próximos años, no cabe duda de que tendrá que haber un encargado en este ámbito. Si bien algunas empresas ya tenían un responsable de teletrabajo, ahora es un puesto que abarca a muchas más compañías que lo han incluido o se plantean hacerlo. La persona que ocupe este cargo, entre otras funciones, deberá asegurarse de que los trabajadores desarrollen un sentimiento de pertenencia a la empresa, algo que se hace más difícil cuando estos no acuden a una oficina, pero que es esencial para el buen funcionamiento de la entidad. También se encargará de que la organización cumpla con unos procesos y políticas en este ámbito, así como de que haga un uso correcto de la tecnología para desarrollar exitosamente sus objetivos teniendo a los empleados en casa. Por eso, es importante que tenga conocimientos sobre la tecnología digital, cultura corporativa y que desarrolle herramientas de comunicación.
https://www.youtube.com/watch?v=7kJWwLgxoiY
  • Coach de prevención de la distracción. Además de evitar que las distracciones afecten a la productividad de los trabajadores mientras teletrabajan, los coaches de prevención de la distracción los ayudarán a gestionar el estrés, a incrementar su capacidad de concentración y su efectividad. También se encargará de formarlos acerca del estrés, pues su aparición puede afectar de forma negativa a la productividad.
  • Coach de activación de empleados. Será quien se encargue de gestionar los planes estratégicos de activación para cada trabajador, de manera individualizada y a través de un seguimiento del empleado desde el día que comienza a trabajar en la empresa hasta que finalice su contrato o se jubile. Este coach será capaz de detectar posibles abandonos para solucionar los problemas de manera sencilla antes de que sea demasiado tarde. De esta forma, será necesario que comprenda las circunstancias individuales que pueden generar estrés en los empleados.
  • Intermediario entre máquinas y humanos. La persona que se encargue de esta labor tendrá que promover una buena colaboración entre los empleados y las máquinas al servicio de la empresa, para que el trabajo dé los resultados esperados ahora que la inteligencia artificial se está implantando cada vez más en las compañías. Esta persona, además, tendrá que identificar aquellos procesos que puedan ser mejorados con la tecnología y crear enfoques, interacciones y habilidades novedosas. Su formación debería estar orientada a la psicología, la neurociencia o la robótica.
  • Coach de segundo acto. Es quien ayudará a los trabajadores interesados en renovarse profesionalmente dentro de la entidad, para que esta pueda mantener a los trabajadores durante sus procesos de cambio. Entre otras tareas, tendrá que reunirse frecuentemente con los trabajadores para apoyarles en la organización de sus pensamientos sobre el empleo y encontrar la forma más sencilla para ellos de abrirse camino a nuevos propósitos que puedan ayudar a la empresa.
  • Director de comportamiento empresarial. Este puesto del futuro se enfoca en la comprensión de las razones que pueden llevar a un empleado a comportarse de una manera u otra. Deberá desarrollarse en colaboración con los profesionales de recursos humanos y su objetivo será implementar nuevas estrategias a todos los niveles en la compañía, para crear un lugar de trabajo más cómodo e inteligente para sus trabajadores. Sería interesante que poseyera conocimientos sobre ética, estadística o de legislación sobre el uso de datos.
  • Organizador de objetivos principales. El encargado de esta tarea tendrá que poner en marcha objetivos determinados que estén de acuerdo con los intereses de los clientes, pero también de los trabajadores. Deberá analizar e identificar asuntos sociales, posibles acuerdos, financiación, flujos de comunicación, etcétera. Para ello, diseñará un plan estratégico para el cual deberá disponer de conocimientos sobre recursos humanos y marketing.

Prueba una sesión gratis

Alcanza los logros que te propongas, reduce tu nivel de estrés, resuelve tus inseguridades y conflictos con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

Otros puestos de trabajo del futuro, según Cognizant.

  • Arquitecto de espacios de trabajo. Si antes era el trabajador quien se tenía que adaptar a una oficina o espacio de trabajo concreto, ahora lo que debe adaptarse es el hogar de cada uno de ellos, como consecuencia del teletrabajo. Por eso, ya están surgiendo empresas especializadas en la distribución de espacios de trabajo dentro de casa, aunque según el informe de Cognizant, esta función la acabarán desempeñando, en unos años, las propias empresas. Los responsables que ocupen este puesto deberán tener en cuenta las circunstancias de cada persona, tener conocimientos sobre arquitectura y diseño, y controlar los programas informáticos que el empleado va a requerir para desarrollar su vida laboral.
  • Coordinador de aprendizaje continuo. Encargado de estimular a los empleados para que no dejen de desarrollar el intelecto y aprender nuevas capacidades que puedan ser útiles en el trabajo. Quien desempeñe esta función deberá ser alguien curioso y tener buenas habilidades de comunicación, así como saber manejar aplicaciones de inteligencia artificial.
  • Analista de redes humanas. Esta persona será quien resuelva las dudas, plantee soluciones y responda a cualquier problema que surja y que no haya aparecido con anterioridad. Debe tener muy en cuenta la privacidad de los trabajadores a los que atiende, y deberá tener formación y experiencia en el análisis de datos y la inteligencia artificial, como método para estudiar cómo son las relaciones humanas dentro del entorno laboral. Probablemente, harán uso de herramientas ONA, de Análisis Organizacional de Redes, elemento que en pocos años va a ser fundamental en todas las compañías con el fin de organizar los equipos de trabajo.
  • Líder de respuesta al cambio climático. Si bien muchas compañías ya están implementando planes y objetivos contra el cambio climático, esta tendencia continuará al alza. Por eso, la figura de un líder de respuesta ante este problema es otro de los puestos del futuro, pues la preocupación por los riesgos medioambientales a los que nos enfrentamos será creciente en el ámbito corporativo durante los próximos años. Es lo que se llama ecología emocional. Medidas como la eliminación total del plástico o el ahorro de energía serán tomadas por muchas entidades, y este líder será el encargado de dar a conocer los objetivos y los avances conseguidos, y de analizar a la competencia en cuanto a cómo esta actúa contra el cambio climático. Es importante que quien realice esta función tenga formación en cuestiones medioambientales, así como capacidad de comunicación para dar a conocer las estrategias de la empresa.
  • Asesor de inmersión en realidad virtual. También la realidad virtual es un campo cada vez más presente en todo tipo de organizaciones, gracias a que facilita enormemente las funciones de trabajo en equipo, sobre todo cuando la comunicación entre los trabajadores se da únicamente a través de dispositivos digitales. El asesor de inmersión en realidad virtual deberá colaborar estrechamente con ingenieros y técnicos expertos en esta área, y entre sus funciones, tendrá que coordinar un plan de inmersión de acuerdo con unas reglas de privacidad establecidas.
  • Responsable de filtrar y controlar el algoritmo. Quien detente este puesto deberá comprender muy bien el funcionamiento de las tecnologías de la información, así como la legislación que las regula. Una de sus funciones más importantes será coordinar los procesos de selección de un empleado, en los que deberá asegurarse de que la elección se ha dado de acuerdo con unos criterios de inclusividad, de forma justa en independientemente de su raza, país de origen, sexo, religión o clase social.
  • Auditor del algoritmo. En relación con el puesto anterior, este auditor será quien se asegure de que todas las acciones de la empresa en las cuales haya interferido, de alguna manera, la inteligencia artificial, sean legales, justas y cumplan con los valores de la entidad. Esta persona tendrá que rastrear algoritmos para comprobar que dichas acciones encajan a la perfección con los criterios de la organización, y por tanto, deberá conocer el funcionamiento de las nuevas tecnologías y la legislación sobre estas.
  • Responsable de diversidad genética. En el campo de la genética está, probablemente, uno de los desarrollos más innovadores del futuro. Hablar de personas modificadas genéticamente suena hoy a trama de una película, pero dentro de unos años podría ser una realidad que requerirá de personas responsables que eviten cualquier error. Para desarrollar este puesto, será necesario que los candidatos tengan conocimientos sobre biología, recursos humanos y comunicación.
  • Director estratégico de continuidad. El encargado de esta labor tendrá que liderar la toma de decisiones, en colaboración con otros directivos, así como estar al frente del equipo de recursos humanos para dar solución a los problemas de seguridad en el entorno laboral, ya sea cuando los empleados teletrabajan o cuando acuden a un lugar físico. Es importante que este director posea conocimientos en materia de comunicación para dar la respuesta más acertada a posibles incidentes.
  • Detective de datos de recursos humanos. De nuevo los datos se presentan como una cuestión clave en los puestos del futuro. Quien detente este puesto de detective tendrá que analizar y sintetizar diferentes datos procedentes de encuestas realizadas a los empleados, o de la gestión del aprendizaje. Su objetivo final es reunir todos estos datos para descubrir cuáles son las percepciones de los trabajadores, de cara a mejorar su rendimiento o impulsar medidas que mejoren a la propia compañía y la ayuden a obtener mejores resultados. El encargado de esta función deberá tener formación en materias como la estadística, las matemáticas, la filosofía, la comunicación y la economía.
  • Encargado del trabajo futuro. Esta persona se enfocará en visualizar qué tendencias aparecen en el mercado laboral, con el objetivo de establecer nuevas medidas que puedan hacer que la empresa crezca. Sus funciones serían la organización de los fines de la entidad de cara al futuro, proponer medidas de mejora o métodos de actualización de las tareas desempeñadas por los empleados. Sería idóneo que tuviese experiencia en la consultoría.
  • Gig economy manager. El encargado de esta función dentro de una empresa se centrará en la contratación de personal de forma temporal, para realizar proyectos de corta duración. Tendrá que resolver las cuestiones diarias que surgen entre empleados y jefes, y colaborar para ello con analistas de datos, técnicos o diseñadores gráficos. También podrá idear nuevos proyectos para una mejor gestión del talento profesional. Se valorarán, para este puesto, la creatividad, la facilidad para solucionar problemas y el conocimiento de la inteligencia artificial.
  • Coach de chatbots. Este coach tendrá la función de ofrecer unos chatbots con los que se puedan realizar conversaciones más naturales, y que puedan hacer labores rutinarias como la búsqueda de candidatos o la respuesta a preguntas de clientes, con el fin de lograr dejar tiempo a los reclutadores para centrarse en otras cuestiones estratégicas. El coach de chatbots deberá conocer sobre automatización y comprender los argots para desarrollar correctamente su trabajo.

¿Cómo te imaginas en el futuro? Si buscas alcanzar logros, prueba una sesión gratis de terapia online en Siquia y descubre cómo te ayuda nuestro equipo de psicólogos online.

Prueba una sesión gratis

Comentarios

No hay comentarios | Comentar