Mobbing: ¿Cuáles son las consecuencias del acoso laboral?

> > >
Imagen de Iván Herrero
Salud Mental
Iván Herrero
Home / Blog / Salud Mental / Mobbing: ¿Cuáles son las consecuencias del acoso laboral?

La productividad es la meta principal de cualquier empresa, sin importar en el sector en el que se encuentra. Vivimos en un mundo donde los resultados son los reyes. De ellos depende, en gran medida, la selección del personal que conformará la empresa. Pero el componente humano es importante y promover una cultura del respeto es esencial para evitar la aparición de problemas como el mobbing.

El mobbing, o acoso laboral, es uno de los principales problemas que asolan a las empresas. La Organización Mundial de la Salud y otras entidades relacionadas con la salud laboral colocan el acoso laboral como una de las razones del descenso de rendimiento en las empresas.

¿Qué es el mobbing?

El mobbing es el término anglosajón utilizado para definir el acoso moral y el hostigamiento en el entorno laboral.

Heinz Leymann, una de las voces más respetadas en el ámbito de la psicología pedagógica, lo calificaba como un «proceso de destrucción compuesto de una serie de actuaciones hostiles que, tomadas de forma aislada e individualizada, podrían parecer anodinas, pero cuya repetición constante tiene efectos perjudiciales sobre la víctima».

A pesar del aumento del número de denuncias de situaciones de acoso en el trabajo, los sindicatos afirman que todavía existe un alto porcentaje de personas contrarias a denunciar.

Los temores a la hora de manifestar su situación vienen motivados por la lentitud de la justicia, una burocracia excesiva para probar los hechos y las posibles repercusiones para la situación laboral.

¿Cuáles son las fases del acoso laboral?

En la mayoría de los casos, la escala de desprecios es gradual, no es algo que aparezca de la noche a la mañana.

  1. El acoso laboral suele estar fundamentado en un conflicto sin resolver por parte de la organización. Ese problema enquistado entre compañeros desata diferentes rencillas internas. La víctima percibe un deterioro de la relación con el resto de sus compañeros, pero desconoce a qué se puede atribuir.
  2. Tras el inicio del acoso, el entorno laboral iniciará la puesta en marcha de comportamientos tóxicos hacia la víctima. Según los estudios del doctor Leymann, los desprecios, que pueden parecer sutiles e imperceptibles, son ejecutados al menos una vez a la semana durante un período de seis meses. El maltrato psicológico es constante, en forma de insultos y faltas de respeto hacia la víctima y hacia su trabajo.
  3. Los altos mandos de la entidad pueden aparecer en algún momento. Sin embargo, la contundencia de sus decisiones no irá destinada a los acosadores. La resolución suele pasar por el atropello de derechos de la víctima. La empresa es consciente de que es más sencillo de reemplazar a una persona que a un grupo de tres o cuatro.
  4. En la última etapa está la exclusión de la víctima. La persona afectada decide poner fin a esta situación a través de la solicitud de traslado, del abandono del puesto de trabajo o incluso del suicidio.

Si tu situación laboral está afectando duramente a tu salud mental, no dudes en ponerte en manos de un psicólogo online.

Prueba una sesión gratuita

Prioriza tu bienestar y cuida de tu salud mental con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

Consecuencias del mobbing

Konrad Lorenz dedicó gran parte de su trayectoria profesional a explicar este fenómeno.

Lo hacía a través del símil con los comportamientos propios de supervivencia animal: los animales se agrupan para atacar al miembro más débil o poderoso de la manada. El objetivo de eliminar al más débil es que no les estorbe para sobrevivir. La meta de derrocar al más poderoso es ocupar su posición.

Los efectos del acoso laboral son demoledoras. Dejando a un lado las consecuencias psicológicas, la salud física también puede sufrir las consecuencias:

Enfermedades cardiovasculares

Un estudio de la universidad de Copenhague afirmó que el riesgo de padecer un problema cardiovascular se eleva en un 60% en las personas afectadas por este tipo de acoso.

Los infartos suelen ser el problema más frecuente debido al alto sufrimiento causado por el silencio y el miedo a denunciar estas malas prácticas.

Dificultades para conciliar el sueño

El insomnio o los despertares frecuentes y abruptos en medio de la madrugada son habituales en las víctimas de acoso laboral.

El nivel de agotamiento suele ser bastante alto y las dificultades a la hora de descansar no hacen más que acrecentar este cansancio. La apatía y el descenso de productividad son consecuencias típicas de la escasa energía.

Similitudes con el estrés postraumático

El acoso laboral mantenido en el tiempo, presentan los mismos síntomas a nivel mental que el estrés postraumático:

  • A pesar de haber dejado el trabajo y no tener ninguna vinculación con nadie de la empresa, cualquier pequeño estímulo que le lleve a esa etapa provocará que la ansiedad, el miedo, la tristeza y la ira se apoderen de ella.
  • Para que esos estímulos o sensaciones no alteren el bienestar de la persona se realizará un intento por evitar cualquier situación que provoque el recuerdo de aquel ambiente laboral.
  • Los flashbacks son frecuentes, por ejemplo, en forma de pesadillas nocturnas.
  • Pérdidas de memoria y concentración son característicos. El rendimiento cognitivo desciende considerablemente.

¿Cómo abordamos el problema?

  • Reorganización del entorno laboral: la prevención primaria es lo más adecuado para anticipar los posibles conflictos que deriven en acoso laboral. Varios de los problemas que hacen saltar por los aires las relaciones entre compañeros es la indefinición de obligaciones y responsabilidades de cada cual. Un estudio previo de las condiciones de la personalidad de cada empleado para formar equipos de trabajo que se compenetren y evolucionen podría ser la solución.
  • Petición de ayuda: la víctima debe ser consciente del problema que está sufriendo. Solo de esta manera se dará cuenta de que necesita ayuda externa para solventar este período complicado de su vida.
  • Alerta constante: la normalización de comportamientos hostiles es habitual en las víctimas. Asumen que las relaciones con sus compañeros son así y no se lo plantean. Un estado de alarma constante ante cualquier tipo de actitud hostil es esencial para una prevención del acoso laboral.

Ante cualquier situación de posible acoso, habla. Informa a tus superiores, o denúncialo a la autoridad oportuna. Para resolver todo el estrés postraumático e identificar actitudes negativas hacia tu persona en el futuro, es esencial la ayuda profesional.

En Siquia llevamos desde 2012 ayudando a pacientes de todo el mundo a encontrar su bienestar. Fuimos pioneros en ofrecer terapia online y por eso sabemos que es una alternativa económica, pero igual de efectiva, de las terapias tradicionales.

A día de hoy, más de 1600 personas se han puesto en nuestras manos para encontrar psicólogo online. Si tú también quieres probar nuestros servicios, puedes solicitar una primera sesión informativa gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Pedir cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar