Motivación laboral: tipos y consejos para lograr la mejor versión de tu equipo

> > >
Imagen de Paula Parra Maté
Talento
Paula Parra Maté
Home / Blog / Talento / Motivación laboral: tipos y consejos para lograr la mejor versión de tu equipo

La productividad de un trabajador viene dada por la motivación. Así lo confirman los estudios de la Universidad de Warwick: un trabajador que está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente.

¿Qué es la motivación laboral?

William P. Sexton, en Teorías de la Organización, define la motivación laboral como “el proceso de estimular a un individuo para que se realice una acción que satisfaga alguna de sus necesidades y alcance alguna meta deseada para el motivador”. Es decir, es lo que hace que las personas funcionen de manera productiva en el lugar de trabajo.

La motivación laboral ayuda a que los trabajadores sean más productivos, pero también a que tengan un mayor compromiso con la empresa. Todas las compañías deberían establecer una relación con los contratados y guiar sus actuaciones con el fin de que tengan un desarrollo mayor.

Tipos de motivación laboral

Dentro de este mundo hay bastantes tipos de motivación, pero las más conocidas son las que han desarrollado los psicólogos Richard M.Ryan y Edward L.Deci en las que el factor principal es el origen del interés que tiene el trabajador. Hay tres tipos:

Motivación intrínseca

Esta motivación se genera a partir de los factores internos de la persona, como por ejemplo la satisfacción personal del trabajador por realizar su trabajo, es decir, algo más allá de lo material.

La motivación intrínseca hace que el trabajador se sienta autorrealizado y, por lo tanto, mejore su rendimiento. Si un trabajador está contento con su trabajo y le gusta lo que hace, esto influirá en su estado de ánimo y, por lo tanto, en el desarrollo de las actividades de la empresa.

A parte, un buen ambiente de trabajo también es un ápice que influye en la gestión del trabajo de la empresa. Sin comodidad no se puede trabajar correctamente.

Motivación extrínseca

La segunda motivación se genera a partir de factores externos a la persona como un reconocimiento público o un aumento de salario. En esta motivación en la que actúan factores que no dependen del trabajador, los empleados se mueven por una motivación: un premio como un ascenso o una recompensa económica que obtendrán si hacen una determinada tarea. La empresa pretende satisfacer a sus trabajadores.

Motivación trascendente

La tercera motivación viene dada por la beneficiación de terceras personas, es decir, es una motivación para todos. Los trabajos que se hacen por propia voluntad como colaborar con una ONG o realizar actividades solidarias son algunas tareas que forman parte de este ámbito.

motivación laboral

Estas tres motivaciones no son independientes, sino que se relacionan entre sí, si una de ellas falla todas las demás también lo hacen. Por esa razón es importante que una empresa contenga las tres y sean iguales.

Además de saber cuál es el origen, también es adecuado saber el carácter. Se encuentran dos tipos:

  • Motivación positiva: El detonante es un premio o una recompensa. Algo que le haga feliz al trabajador.
  • Motivación negativa: La conducta del individuo está asociada como un castigo o una amenaza.

Por último, en función del nivel de necesidad que tiene el trabajador también se encuentran dos tipos:

  • Motivación primaria: La persona actúa para satisfacer sus necesidades básicas.
  • Motivación social: La conducta del trabajador depende de la aceptación de un grupo social.

Prueba una sesión gratis

La motivación laboral y la terapia pueden ser aliados poderosos para ayudar a los empleados a superar obstáculos emocionales y encontrar la inspiración necesaria para alcanzar su máximo potencial en el entorno laboral.

Pide tu cita

¿Cómo motivar a un trabajador?

Lo cierto es que los incentivos económicos no son las únicas herramientas que se pueden utilizar para motivar a un trabajador. Según un informe de Randstad Workmonitor, el 62% de los españoles preferiría cambiar una subida de su salario por la estabilidad laboral.

Esto es importante, ya que por mucho dinero que ganes, si no estás cómodo con el ambiente laboral, a largo plazo esto repercutirá en tu productividad y en tu vida personal.

A pesar de su importancia, los datos no son altos. Solo el 7% de trabajadores españoles está contento con su empleo, algo que además desaparece con el tiempo, según el Estudio Global sobre el compromiso y el espacio de trabajo de Steelcase.

Además, el estudio de la Harvard Business School ha revelado que casi el total de trabajadores se sienten peor, menos implicados y desconectados con el trabajo después de medio año de incorporación.

motivación laboral

Consejos para desarrollar la motivación laboral

Para motivar a un trabajador hay una serie de pautas que toda empresa debería seguir:

  • Dar importancia a otros factores que no solo sean la experiencia y formación. Los valores, objetivos y expectativas de los futuros trabajadores son importante, ya que, así, se conocerá más a la persona y se podrá elegir a alguien que tenga una buena motivación laboral o que ayude a ella.
  • Organizar la plantilla de trabajadores también es otro consejo. Muchas veces los empleados se encuentran en un puesto que sienten que no les corresponde, ya que no les deja exprimirse al máximo. Si un empleado está en un puesto en el que considera que puede desarrollar sus habilidades, la motivación aumentará ya que se sentirá realizado.
  • Facilitar herramientas para obtener un buen desarrollo profesional es algo que los trabajadores valoran, pues de esta forma desarrollan una motivación laboral correcta y positiva.
  • Conceder autonomía. Cuando un trabajador no se siente controlado intensivamente y siente que sus ideas y propuestas son válidas aumenta su motivación, además de aumentar el compromiso con la empresa.
  • Reconocer las cosas positivas de los trabajadores. Para ello es bueno recompensar al empleado con premios o incluso ascenderle. El trabajador sentirá que se valora su esfuerzo.
  • Buenas instalaciones. Como se ha mencionado antes, un buen ambiente en el que haya unas instalaciones correctas es positivo, pues, al fin y al cabo, los trabajadores pasan allí más de la mitad de su día y el sentirse cómodo aumentará su motivación.  
  • Condiciones laborales correctas. Salarios bien remunerados y beneficios sociales para mejorar su vida laboral (Tickets Restaurant, por ejemplo) mejorará la motivación laboral de los empleados.

Los trabajadores son el motor de la empresa y, por ello, tienen que estar contentos y motivados con su trabajo. Una empresa que esté compuesta por trabajadores no motivados no podrá desarrollarse positivamente y lo más común es que quiebre.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Paula Parra Maté

Periodista especializada en comunicación online y psicología

Solicitar cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar