7 motivos para invertir en la salud emocional de los empleados

> > >
Imagen de Lucía Lorenzo
Talento
Lucía Lorenzo
Home / Blog / Talento / 7 motivos para invertir en la salud emocional de los empleados

La salud emocional de los empleados empieza a valorarse, poco a poco, en las compañías de trabajo. Las empresas ya no son ese lugar impersonal y aburrido que solían ser. O, al menos, no deberían serlo. El cliché del jefe desalmado y el empleado desmotivado hace tiempo que pasó de moda, eso ya no se lleva. Ir al trabajo no debería ser un castigo y la empresa no debería ser el caldo de cultivo para los problemas mentales.

Pero a veces pasa: el estrés, la ansiedad o la depresión se cuelan en la oficina y, lejos de afectar solo a los empleados, afectan al rendimiento global de la empresa. No suelen ser casos aislados. Las cargas de trabajo excesivas, la incapacidad de adaptarse al puesto de trabajo o la incertidumbre provocada por las épocas de crisis son tan solo algunos de los motivos por los que la salud emocional de los empleados puede resentirse.

Por suerte, a medida que crece la conciencia social en lo relativo a la salud mental, también aumenta la conciencia empresarial. Los directivos empiezan a recordar que no son nada sin sus empleados y que sus problemas de salud emocional afectan directamente a la salud de la empresa.

Sin embargo, conviene dar un acelerón e implantar medidas prácticas que ayuden a mantener la estabilidad emocional de los empleados. Especialmente ahora, cuando el mundo a nuestro alrededor ha dejado de parecer seguro y el virus nos infecta con la incertidumbre, los trabajadores deben sentirse cuidados y protegidos.

Solo una mente sana será capaz de dejar sus problemas a un lado durante unas horas para centrarse en el bienestar de la empresa.

salud emocional de los empleados

¿Por qué es importante cuidar la salud emocional de los empleados?

La psicología organizacional es una de las muchas ramas de la psicología que existen a día de hoy. Esta rama, centrada en la salud mental de los trabajadores, se popularizó tras la Segunda Guerra Mundial.

Durante la guerra se empezó a valorar la labor de los trabajadores, pues jugaban un papel fundamental en el rendimiento de las diferentes naciones. Sin embargo, el final de la guerra marcó un punto de inflexión: los países que habían combatido sufrieron los efectos secundarios de la contienda y, debido a las muertes y el horror, la salud mental se resintió.

El mundo, devastado, no tuvo opción de parar. Era preciso recuperarse y las empresas eran actores principales en la reconstrucción de las naciones asoladas por la guerra. Pero la reconstrucción no podía lograrse mientras la salud mental de los trabajadores estuviese en ruinas: debía comenzar a nivel mental.

Hoy en día, la psicología organizacional está estrechamente relacionada con la labor de los profesionales de Recursos Humanos. Su labor consiste en analizar el comportamiento de los trabajadores para así poder dar respuesta a las diversas necesidades que pueden surgir en el entorno empresarial.

Al cuidar la salud emocional de los empleados, la psicología organizacional protege también la salud interna de la compañía. A continuación te exponemos algunos motivos para invertir en salud emocional:

1. Más salud mental y menos absentismo laboral

Hace unos meses el absentismo laboral saltaba a la primera plana de los medios de comunicación debido al récord histórico provocado por la pandemia.

El coronavirus no solo ha impedido trabajar a las personas afectadas por el virus, también son muchos los que han sufrido sus efectos a nivel emocional. Tal es así que, durante el 2020, un 7,1% de los trabajadores españoles se ausentaron del trabajo.

Aunque no se puede relacionar la totalidad de esta cifra con la prevalencia de las enfermedades mentales, cabe destacar que, según la Organización Mundial de la Salud, un 20% de los trabajadores experimenta algún problema de salud mental.

Solo en España, el absentismo se ha cobrado 1.700 millones de horas de trabajo. Teniendo en cuenta que el salario mínimo por hora en España es de 7,50 euros, la pérdida económica alcanza cifras desorbitadas.

Por lo tanto, las empresas dispuestas a poner en marcha planes de protección para la salud mental de sus empleados no estarían perdiendo dinero. Al contrario, estarían invirtiendo en productividad.

2. A mayor motivación, más posibilidades de éxito

Los problemas de salud mental no solo se traducen en puestos de trabajo vacíos. Son muchos los trabajadores que acuden religiosamente a su puesto de trabajo, a pesar de estar batallando con un problema de salud mental.

Sin embargo, una mala salud emocional se traduce, en muchas ocasiones, en malos resultados en el trabajo. Si lo que quieres es que tus empleados desempeñen sus labores sin perder la motivación, no solo tienes que protegerlos de problemas como la depresión y la ansiedad. Además, debes:

  • Promover un buen clima de trabajo basado en el respeto y el compañerismo. No promuevas el acoso e incorpora canales donde poder denunciarlo de forma confidencial.
  • Hacer que tus empleados se sientan útiles. Para ello, es fundamental que su puesto se ajuste a sus capacidades, sin llegar a ser demasiado fácil ni demasiado difícil.
  • Celebrar los éxitos. Reconocer el trabajo bien hecho es fundamental si quieres asegurarte de que tus empleados están lo suficientemente motivados. Al recibir un refuerzo positivo tras una victoria, tus trabajadores se esforzarán por seguir haciéndolo bien.
  • Promover una comunicación clara y constante para evitar malentendidos y hacer que tus empleados se sientan seguros.

3. Cuidar de la salud emocional de los empleados aumenta su compromiso

Los seres humanos disfrutamos siendo parte de algo. Necesitamos sentirnos queridos por nuestra familia y por nuestros amigos. El trabajo se hace mucho más llevadero cuando sientes que tus compañeros te valoran y se preocupan por ti.

Necesitamos sentir que somos importantes para el resto. Por eso, cuando las empresas ponen en marcha procesos para proteger la salud emocional de los empleados, estos se sienten en deuda con la empresa.

De este modo, si las empresas aumentan el grado de compromiso que tienen hacia sus empleados, estos mejorarán su percepción sobre la compañía y le pagarán con la misma moneda.

4. Cuidar de la salud mental dará una buena imagen a tu compañía

Cada vez son menos los trabajadores que siguen dispuestos a quedarse en una empresa donde no se encuentran a gusto. Especialmente entre los empleados más cualificados, la rotación laboral es una práctica cada vez más común.

Hoy en día, el salario ya no es lo único que valoran los trabajadores: el ambiente que hay en la empresa también influye en su percepción de la misma.

Si los empleados se sienten valorados no dudarán en hablar bien de su lugar de trabajo. Esto no solo es positivo de cara a la captación de nuevos clientes, sino que puede ayudar a la organización a atraer el talento.

5. La salud emocional como antídoto para los conflictos

Algunos problemas relacionados con una mala salud emocional, como el estrés, influyen en el ambiente de trabajo. Al mismo tiempo, un mal ambiente de trabajo puede hacer mella en la salud mental de los trabajadores.

Si inviertes en la salud emocional de los trabajadores estarás avanzando para erradicar problemas tan comunes como el estrés o el acoso laboral. Esto, sin duda, logrará que tus trabajadores estén más cómodos en su puesto de trabajo y disminuirá notablemente las rencillas entre empleados.

6. Permite a la empresa detectar fallos en su funcionamiento

Dice la sabiduría popular que nadie es perfecto, y no le falta razón. Las empresas, por supuesto, tampoco están exentas de defectos.

Factores como la falta de comunicación, la carga excesiva de trabajo, las malas contestaciones o la falta de claridad en los mensajes pueden tener un efecto perjudicial sobre la salud emocional de tus empleados.

Por este motivo, contar con canales que permitan a los empleados expresarse libremente puede ser muy beneficioso para la empresa. Así serás consciente de todo aquello que les genera malestar y podrás modificarlo lo antes posible.

7. Conocer los problemas de salud mental puede ayudar a prevenir su aparición en el futuro

Las medidas destinadas a mejorar la salud emocional de los empleados no solo pueden implantarse a posteriori. Por ejemplo, contar con un equipo de profesionales de la psicología puede posibilitar el concertar citas periódicas donde sea posible cortar los problemas de salud mental desde el momento de su aparición.

Por otro lado, contar con el testimonio de empleados con problemas mentales o emocionales puede ayudar a reconocer los signos en otras personas, y a neutralizar los riesgos en el ambiente de trabajo.

Por último, el correcto tratamiento de las enfermedades mentales mejorará la productividad, la motivación y el bienestar tanto de los trabajadores como de la empresa.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar de la salud mental en el trabajo, contacta con nuestros psicólogos.

Pedir cita

Imagen de Lucía Lorenzo
Sobre Lucía Lorenzo

Periodista especializada en salud mental

Periodista especializada en salud mental

Solicitar cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar