Neutralidad corporal o cómo aceptar nuestro cuerpo sin llegar a obsesionarnos

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Autoestima
Marcos Ramallo
Home / Blog / Autoestima / Neutralidad corporal o cómo aceptar nuestro cuerpo sin llegar a obsesionarnos

Hay varias maneras de aprender a sentirte bien con tu cuerpo. Tal vez hayas escuchado hablar sobre la “positividad corporal” o “el amor propio corporal”. Sin embargo, pensar negativamente sobre ti mismo es agotador, y tratar de “amar tu cuerpo” todo el tiempo puede ser demasiado para algunas personas. Aquí es donde entra en juego la «neutralidad corporal».

¿Qué es la “neutralidad corporal”?

La neutralidad corporal implica adoptar una actitud neutral hacia tu cuerpo, tanto emocionalmente como físicamente. Esto significa no apoyar el odio hacia las “limitaciones” de tu cuerpo ni invertir tiempo y energía en el armario tampoco. En pocas palabras puedes estar en paz con tu cuerpo.

Independientemente de tu forma, tamaño, color, género, capacidad física o habilidades, el objetivo de la neutralidad corporal es ayudarte a aceptar tu cuerpo como una pequeña parte de quién eres, en lugar de enfocarte en cómo se ve. Básicamente, tu cuerpo realiza diversas funciones según tu capacidad y te permite vivir tu vida a través de ti.

La neutralidad corporal te invita a dar menos importancia a los cambios cotidianos que ocurren naturalmente con el tiempo, como envejecer, estar embarazada o pasar por la menopausia.

Es un enfoque inclusivo que reconoce todos los tipos de cuerpos, incluyendo a personas con discapacidades y personas trans. 

Neutralidad corporal vs body positive

La positividad corporal dista mucho de lo que es la neutralidad, aunque parezcan lo mismo. 

La positividad corporal o «body positive» es un movimiento social que desafía a las personas a cuestionar las ideas tradicionales de belleza y salud, especialmente en relación con la apariencia física del cuerpo.

Este movimiento busca contrarrestar la vergüenza corporal, los estándares de belleza poco realistas, la cultura de las dietas y los ideales preconcebidos sobre cómo debería lucir el cuerpo. En lugar de esto, promueve la idea de que tu valor interno y autoestima no deberían depender de cumplir con ciertos estándares de apariencia.

De manera similar, la positividad corporal te invita a amar, apreciar y sentirte empoderado con tu cuerpo, independientemente de cómo luzca o de las limitaciones físicas que puedas tener.

Por otro lado, la neutralidad corporal no implica que debas ignorar o no cuidar la apariencia o sensación de tu cuerpo. Más bien, se encuentra en un punto intermedio entre odiar y amar el propio cuerpo.

autocuidado

Integración mente-cuerpo

La integración mente-cuerpo nos insta a entender que nuestras percepciones y creencias sobre nuestro cuerpo no existen en un vacío. Como nos sentimos acerca de nuestra apariencia física tiene un impacto directo en nuestras emociones y, en última  instancia, en nuestro bienestar general. Este enfoque busca armonizar la relación entre nuestras experiencias emocionales y nuestra conexión física.

En lugar de enfocarse exclusivamente en la apariencia externa, la neutralidad corporal nos invita a considerar cómo nos sentimos y cómo funcionan nuestros cuerpos. En lugar de juzgar nuestra valía en función de nuestra imagen, nos alienta a reconocer nuestra capacidades y las formas en que nuestros cuerpos nos sirven a diario.

La integración mente-cuerpo y la neutralidad corporal se unen. Cuando aceptamos y valoramos nuestro cuerpo por sus funciones, también estamos cuidando de nuestras emociones pensamientos. Ya no nos obsesionamos con parecer de cierta manera, sino que aprendemos a sentirnos bien con lo que somos.

Prueba una sesión gratis

Considera hablar con una experta en salud menta si no aceptas tu cuerpo tal y como es.

Pide cita

Beneficios

La neutralidad corporal también conlleva una serie de beneficios:

  • Menos estrés y ansiedad relacionados con la imagen corporal. Liberarse de la presión de cumplir con estándares estéticos reduce el estrés y la ansiedad. Al enfocarnos en nuestro bienestar emocional y mental, en lugar de la apariencia, experimentamos una mayor tranquilidad.
  • Autoaceptación y exploración personal. Al desvincular nuestra valía de nuestra apariencia, nos permitimos un crecimiento personal y una aceptación más profundos.
  • Inclusividad. Este enfoque promueve la inclusión y aceptación, construyendo una comunidad más unida y menos enfocada en la apariencia exterior.
  • Menos autocrítica constante. Al evitar la constante autocrítica y la búsqueda de una apariencia “ideal”, podemos reducir la lucha interna y comenzar a destacar nuestra autenticidad.

Cómo aplicar la neutralidad corporal

Si estás buscando la neutralidad corporal hasta automatizarse en tu cabeza, puedes:

Practicar la gratitud corporal diariamente

Dedica un momento cada día para agradecer a tu cuerpo por todo lo que hace por ti, desde permitirte moverte hasta experimentar sensaciones. Expresar gratitud hacia tu cuerpo puede cambiar tu perspectiva y fortalecer tu conexión con él.

Detén las comparaciones negativas

Enfrenta el hábito de comparar tu cuerpo con el de otros. Reconoce que no existe un cuerpo “perfecto” y que cada uno es único en su belleza. Al interrumpir estas comparaciones, puedes liberarte de la presión innecesaria y valorarte más por quien eres.

Dedicar tiempo al cuidado personal

Integrar el cuidado personal en tu rutina diaria es una forma tangible de mostrar amor por tu cuerpo. Puedes optar por actividades que te hagan sentir bien, como un baño relajante, practicar meditación o dar un paseo.

Hablarte bien a ti mismo

Presta atención a cómo hablas contigo mismo en tu mente. Cuando surjan pensamientos negativos, desafíos y cámbialos por afirmaciones positivas. Poco a poco esta práctica ayudará a reemplazar la autocrítica con el amor propio.

Apreciar tus capacidades físicas

Enfócate en lo que tu cuerpo puede hacer, más allá de cómo se ve. Participa en actividades que te permitan experimentar tus capacidades físicas, ya sea a través de ejercicio, baile o simplemente disfrutando del aire libre.

En Siquia somos expertos en terapia online desde el año 2012. A lo largo de nuestra trayectoria hemos ayudado a más de 1.600 pacientes a superar diversos problemas emocionales. Si te interesa buscar la ayuda de un psicólogo online, puedes solicitar una primera sesión gratis haciendo clic en el botón de abajo.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar