Parálisis del sueño: qué es y cómo afrontarla

> > >
Imagen de Siquia
Ansiedad
Siquia
Home / Blog / Ansiedad / Parálisis del sueño: qué es y cómo afrontarla

¿Te has despertado alguna vez a media noche y has sido incapaz de mover tu cuerpo? ¿Has intentado pedir ayuda y ni si quiera has conseguido hablar? Ese momento en el que estamos plenamente conscientes en la cama pero paralizados por completo, como si estuviéramos atrapados en nuestro propio cuerpo, se llama parálisis del sueño y es uno de los trastornos del sueño más angustiosos y desagradables que podemos experimentar.

¿Qué es la parálisis del sueño?

Técnicamente se trata de una incapacidad transitoria para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario. Puede darse en el momento de comenzar a dormir o en el de despertarse y suele acompañarse de una sensación de gran angustia.​ Generalmente dura de uno a tres minutos, tras los cuales nuestro cuerpo vuelve a la normalidad. Durante el episodio, estamos totalmente conscientes, con capacidad auditiva y táctil, pero somos incapaces de movernos o hablar, lo que puede provocar gran ansiedad.

Por si fuera poco esta parasomnia viene acompaña de alucinaciones auditivas y visuales que generalmente coinciden en una intensa sensación de presencia amenazante. Además podemos experimentar sensaciones de ira, miedo o incluso muerte, ya que las alucinaciones suelen ser de carácter peligroso y malévolo. También podemos encontrar dificultad para respirar debido a sensaciones de presión en el pecho, estrechez en el cuello o asfixia.

Causas

La parálisis del sueño se desencadena cuando el cuerpo y la mente experimentan una desconexión momentánea entre las etapas del sueño REM (Rapid Eye Movement) y la vigilia. Las causas precisas aún se están investigando, pero se cree que factores como el estrés, la privación de sueño, los trastornos del sueño y la genética pueden contribuir a su aparición. La parálisis del sueño puede estar vinculada a:

  • Desconexión entre el sueño REM y la vigilia. Durante el sueño REM, los músculos del cuerpo se paralizan para evitar la actuación de los sueños. En la parálisis del sueño, esta parálisis persiste al despertar, provocando una sensación de inmovilidad.
  • Cambios en la química cerebral. Alteraciones en los neurotransmisores y las sustancias químicas cerebrales que regulan el sueño pueden contribuir a la parálisis del sueño.
  • Estrés y ansiedad. Altos niveles de estrés y ansiedad pueden desencadenar episodios de parálisis del sueño, ya que surgen el equilibrio de las etapas del sueño.

Prueba una sesión gratis

Para aquellos que padezcan parálisis del sueño y se sientan abrumados, la terapia ofrece un espacio seguro para comprender y manejar estas experiencias nocturnas. Saber manejar el estrés o la ansiedad también es vital para mitigar los efectos de la parálisis del sueño.

Pide tu cita

Síntomas

Las personas que sufren de parálisis del sueño a menudo describen sensaciones angustiantes. Durante estos episodios, se encuentran despiertos, pero son incapaces de moverse o hablar. Los síntomas y experiencias características de la parálisis del sueño incluyen:

  • Inmovilidad. La sensación de estar completamente paralizado y sin poder mover ni un músculo.
  • Alucinaciones. Experiencias visuales, auditivas o táctiles intensas que pueden variar desde sombras en la habitación hasta voces o presencias sobrenaturales.
  • Presión en el pecho. Muchas personas informan sentir una presión en el pecho, como si algo pesado estuviera sobre ellos.
  • Sensación de peligro. Una percepción abrumadora de amenaza o peligro inminente, contribuyendo a la intensidad del miedo experimentado.
  • Incapacidad para hablar. Aunque están conscientes, no pueden articular palabras ni pedir ayuda.

Cómo combatir la parálisis del sueño

Si bien no existe una solución definitiva, hay estrategias que pueden ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de la parálisis del sueño:

  • Mantener un horario de sueño constante y asegurarse de dormir lo suficiente puede ayudar a mejorar el ciclo de sueño y reducir la probabilidad de episodios.
  • Gestión del estrés. Practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga y la respiración profunda puede reducir el estrés, que es un factor desencadenante común.
  • Evitar la privación de sueño. La falta de sueño puede aumentar la probabilidad de experimentar parálisis del sueño. Priorizar el sueño adecuado es esencial.
soy asocial solitario pareja abandono ruptura ansiedad generalizada y sueño
  • Crear un ambiente de sueño saludable. Mantener un dormitorio tranquilo, oscuro y libre de distracciones puede contribuir a un mejor sueño ya reducir la probabilidad de episodios.
  • Consultar a un profesional. Si la parálisis del sueño interfiere significativamente en la vida diaria, buscar la ayuda de un profesional de la salud, como un psicólogo o un especialista en sueño, puede proporcionar orientación y estrategias personalizadas.

La parálisis del sueño puede ser una experiencia aterradora, pero es importante recordar que es un fenómeno natural y que existen formas de abordarlo. Con una combinación de técnicas de manejo del estrés, hábitos de sueño saludable y, en algunos casos, la ayuda de un psicólogo especializado, es posible minimizar su impacto en la vida cotidiana y recuperar la tranquilidad en el dormitorio.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Comentarios

Ver 1 comentarios | Comentar