¿Por qué el miedo funcional y patológico no son lo mismo?

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Salud Mental
Marcos Ramallo
Home / Blog / Salud Mental / ¿Por qué el miedo funcional y patológico no son lo mismo?

El miedo es una emoción innata y necesaria que nos permite protegernos y sobrevivir en situaciones potencialmente peligrosas. Sin embargo, existe una diferencia crucial entre el miedo funcional, que nos impulsa a actuar de manera prudente, y el miedo patológico, que puede paralizarnos y afectar negativamente nuestra calidad de vida. 

Miedo funcional

El miedo funcional es una emoción básica y natural que desempeña un papel crucial en nuestra supervivencia y bienestar. A diferencia del miedo patológico, el miedo funcional es una respuesta adaptativa y saludable ante situaciones que representan un peligro real. Nos alerta sobre posibles amenazas y nos impulsa a tomar medidas para protegernos.

Por ejemplo, cuando nos encontramos en una situación de peligro físico inminente, como un incendio o un accidente automovilístico, el miedo funcional activa nuestras respuestas de lucha o huida, permitiéndonos actuar rápidamente para preservar nuestra seguridad. 

Es una respuesta natural y necesaria que nos ayuda a evaluar los riesgos, tomar decisiones informadas y adaptarnos a nuestro entorno. El miedo funcional puede desaparecer una vez que la amenaza ha pasado, permitiéndonos recuperar la calma y retomar nuestras actividades cotidianas.

Es importante comprender que el miedo funcional es una parte normal de la experiencia humana y no debe ser motivo de preocupación siempre y cuando no se convierta en algo abrumador o paralizante.

Miedo patológico

El miedo patológico es un fenómeno que puede resultar confuso y abrumador para quienes no están familiarizados con él. A diferencia del miedo funcional, el miedo patológico se caracteriza por ser excesivo, irracional e incontrolable. 

Las personas que experimentan este tipo de miedo suelen sentir una intensa ansiedad, incluso ante circunstancias que la mayoría consideraría inofensivas o improbables de representar un peligro real. 

Estas personas pueden experimentar síntomas físicos como palpitaciones, dificultad para respirar, sudoración excesiva y sensación de ahogo. El miedo patológico puede interferir significativamente en la vida diaria de quienes lo padecen, limitando sus actividades, relaciones y bienestar general. 

Es importante comprender que el miedo patológico no es simplemente una debilidad o falta de valentía, sino una condición mental que puede tratarse y superarse con la ayuda adecuada.

miedo funcional

Aprende a distinguirlas

La principal diferencia entre el miedo funcional y el patológico está en cómo afecta la calidad de vida de las personas. Muchas personas experimentan limitaciones en su funcionamiento social y emocional debido a fobias o ansiedad desadaptativa, lo que les hace sentirse diferentes y afecta su bienestar. El miedo irracional y persistente puede llegar a apasionarnos en un mundo lleno de amenazas poco comunes.

Según un estudio publicado en la revista Psychological Medicine, se estima que la prevalencia de las fobias a nivel mundial se sitúa entre el 5,5% y el 7,4%.

Miedo patológico

Los miedos patológicos son un problema de salud mental recurrente y, en muchos casos, pueden ser la base de trastornos de ansiedad y estrés postraumático.

  • Se basa en la ansiedad anticipatoria: se caracteriza por temores excesivos e irracionales ante situaciones que aún no han ocurrido. Las personas que experimentan este tipo de miedo tienden a anticipar peligros de manera exagerada y a preocuparse constantemente por eventos futuros.
  • Exagera los riesgos de manera irracional: las personas con miedo patológico tienden a sobrestimar los peligros y las consecuencias negativas asociadas a determinadas situaciones. Esto puede llevar a respuestas desproporcionadas de miedo y ansiedad ante eventos que la mayoría consideraría inofensivos o de bajo riesgo.
  • Dificulta reconocer cuando hemos exagerado los riesgos: el miedo patológico puede nublar nuestro juicio y dificultar la capacidad de evaluar de manera realista la magnitud del peligro. Como resultado, podemos mantener un nivel de miedo excesivo incluso cuando los riesgos son mínimos o inexistentes.
  • Puede estar basado en supersticiones y creencias infundadas: puede estar arraigado en supersticiones, creencias irracionales o ideas distorsionadas sobre el mundo. Estas creencias infundadas pueden alimentar el miedo excesivo y mantenerlo a pesar de la falta de evidencia objetiva que respalde esos temores.

Miedo funcional

  • Se basa en un análisis de riesgos informado: implica evaluar de manera racional los riesgos asociados a una situación determinada. Se basa en la información disponible y en la experiencia previa para determinar la probabilidad y la gravedad de un posible peligro.
  • Respuestas proporcionales y racionales: el miedo funcional conduce a respuestas proporcionales a la amenaza real. Nos permite tomar precauciones adecuadas y tomar decisiones informadas sin caer en la exageración o la parálisis.
  • Facilita reconocer cuándo hemos exagerado los riesgos: nos permite reflexionar sobre nuestras respuestas de miedo y evaluar si estamos reaccionando de manera excesiva. Si nos damos cuenta de que hemos sobrestimado el peligro, somos capaces de ajustar nuestra respuesta y retomar la calma.
  • No se deja influir por supersticiones: se basa en una evaluación objetiva de los riesgos reales y no se ve afectado significativamente por creencias supersticiosas o infundadas. Nos permite separar los temores irracionales de las preocupaciones basadas en evidencia y conocimiento.

Prueba una sesión gratis

Descubre los beneficios de la terapia online y supera tus miedos.

Pide cita

Terapia para superar los miedos

La terapia online puede ayudarte a superar el miedo funcional y el miedo patológico. Sus beneficios son:

  • Accesibilidad. La terapia online permite recibir tratamiento desde cualquier ubicación, eliminando las barreras geográficas y facilitando el acceso a profesionales especializados en el tratamiento de los miedos patológicos y funcionales. Esto es especialmente útil para aquellos que viven en áreas remotas o tienen dificultades para desplazarse.
  • Flexibilidad de horarios. La terapia online ofrece la ventaja de adaptarse a horarios flexibles. Los pacientes pueden programar sesiones en momentos convenientes para ellos, lo que resulta beneficioso para aquellos con agendas ocupadas o limitaciones físicas.
  • Entorno seguro y confidencial. A través de plataformas de videoconferencia seguras y confidenciales, los pacientes pueden establecer una relación terapéutica sólida con su profesional de la salud mental. Esto garantiza un espacio seguro para explorar los miedos y trabajar en su superación.
  • Desafiar creencias irracionales y reestructurar patrones de pensamiento. En el caso de los miedos patológicos, la terapia online utiliza técnicas cognitivo-conductuales para ayudar a los pacientes a cuestionar y cambiar sus creencias irracionales. Los terapeutas brindan apoyo para enfrentar gradualmente los temores, desarrollar habilidades de afrontamiento y reducir la ansiedad.
  • Análisis de riesgos objetivo y equilibrio emocional. En el caso de los miedos funcionales, la terapia online ayuda a las personas a desarrollar un análisis de riesgos más objetivo y a equilibrar sus respuestas emocionales. Los terapeutas trabajan con los pacientes para identificar y comprender los desencadenantes de su miedo, explorar experiencias pasadas relevantes y promover estrategias de afrontamiento saludables.

Es importante destacar que la terapia online es llevada a cabo por profesionales debidamente capacitados y licenciados en psicología o psiquiatría. Aunque se realice a distancia, la calidad y efectividad del tratamiento se mantienen a través de esta modalidad.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar