¿Por qué nos desenamoramos?

> > >
Imagen de Elvira Gutiérrez Velicia
Pareja
Elvira Gutiérrez Velicia
Home / Blog / Pareja / ¿Por qué nos desenamoramos?

El amor es uno de los sentimientos más poderosos y transformadores que podemos experimentar. Desde el comienzo de los tiempos, hemos intentado comprenderlo y definirlo, pero sigue siendo un misterio que nos cautiva y nos fascina. Sin embargo, a pesar de la fuerza que tiene el amor, a veces las cosas no salen como esperamos, y nos encontramos en el doloroso proceso de desenamoramiento.

Esa sensación de que algo ha cambiado y que la pasión y la emoción que antes sentíamos ya no están presentes. El desenamoramiento puede ser un proceso confuso, y a menudo nos preguntamos por qué ha ocurrido y si hay algo que podamos hacer al respecto.

Introducción

Es importante detenerse a entender qué es lo que comúnmente asociamos como enamoramiento. Es una de las emociones más intensas que podemos experimentar como seres humanos. Esa sensación de mariposas en el estómago, el corazón latiendo fuerte y la sensación de que todo en el mundo tiene un nuevo sentido. Cuando nos enamoramos, sentimos que estamos en la cima del mundo y que nada puede detenernos.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, esa intensidad inicial puede desvanecerse y podemos encontrarnos en el doloroso proceso del desenamoramiento. Podríamos definirlo como el momento en el cual perdemos la pasión y el interés por nuestra pareja. Esto puede ocurrir por muchas razones diferentes. A veces, el desenamoramiento es gradual, y a veces ocurre de repente.

Cuando nos desenamoramos, nos sentimos desconectados emocionalmente de nuestra pareja, lo que puede llevar a la falta de comunicación y conflictos. Además, de esto también puede tener efectos físicos y emocionales, como depresión, ansiedad y baja autoestima.

pareja

El desamor en las relaciones consolidadas

El amor es uno de los sentimientos más complejos y fascinantes. A pesar de que ahora sabemos que el amor no se reduce solo a procesos biológicos, estos procesos tienen un papel fundamental en la experiencia del enamoramiento. Durante siglos, la evolución biológica ha moldeado estos procesos para favorecer la reproducción y la supervivencia de la especie.

Por esta razón, el enamoramiento es un fenómeno transitorio. Los patrones de comportamiento que se activan durante esta fase inicial de la relación ya no son útiles una vez que la relación se ha consolidado. Algunos de estos patrones incluyen prestar mucha atención a la imagen que damos a la otra persona y la pasión con la que acometemos nuestra vida sexual. Estos comportamientos pueden ser agotadores y poco eficientes a largo plazo.

Sin embargo, es importante reconocer que estos patrones son parte de nuestra naturaleza evolutiva y que su propósito último es la reproducción, no la felicidad. La cultura y la sociedad pueden moldear cómo experimentamos el amor y la pareja, pero nuestra biología subyacente sigue siendo la misma.

Terapia online para superar el desamor

Comprender el fenómeno del desenamoramiento es fundamental para mantener relaciones saludables y duraderas. A medida que las relaciones evolucionan, es natural que la pasión y el enamoramiento inicial se desvanezcan. A pesar de lo que pueda parecer es importante entender que el desenamoramiento no es necesariamente una señal de que la relación ha terminado, puede superarse como pareja siempre y cuando se logren comprender las razones que hay detrás y se puedan tomar las medidas necesarias para superarlo.

Si sientes que te has desenamorado de tu pareja pero queréis buscar una solución, en Siquia ofrecemos terapia de pareja para superar este problema. Llevamos más de 10 años trabajando la terapia online y somos expertos en ayudar a las parejas a superar sus problemas. Contamos con un equipo de 12 psicólogas expertas que podrán ayudaros en esta nueva etapa en la que os encontráis.

Prueba una sesión gratuita con nosotros

Cuida de tu salud mental con la ayuda profesional de un psicólogo experto.

Pedir cita

Los factores que influyen en el desamor

La química del amor

El enamoramiento es un estado emocional que despierta en nuestro cerebro una serie de sustancias químicas que nos hacen sentir eufóricos y excitados. Algunas de estas sustancias son la dopamina, la norepinefrina y la feniletilamina, que se liberan en cantidades elevadas durante las primeras fases del enamoramiento. La dopamina, en particular, juega un papel fundamental en la experiencia del enamoramiento, ya que activa los centros de recompensa del cerebro, generando sensaciones placenteras.

Estas sustancias químicas influyen en nuestro comportamiento de muchas maneras. Durante la fase del enamoramiento, tendemos a idealizar a nuestra pareja, prestarle mucha atención y querer estar cerca de ella todo el tiempo. Esto se debe en parte a la liberación de estas sustancias químicas. Sin embargo, también pueden influir en nuestro comportamiento de manera negativa, como cuando nos cegamos ante las imperfecciones de nuestra pareja o nos volvemos celosos o posesivos. Es importante tener en cuenta que estas sustancias químicas son solo una parte de la experiencia del amor, y que otros factores son igualmente importantes para mantener una relación sana y duradera.

La importancia de la novedad

Al principio de una relación, todo parece nuevo y emocionante. Descubrimos aspectos desconocidos de nuestra pareja y de nosotros mismos, exploramos nuevas experiencias y vivimos emociones intensas que nos hacen sentir vivos. Esto se debe en parte a la novedad de la situación, que despierta en nuestro cerebro una serie de sustancias químicas que nos hacen sentir eufóricos y excitados.

A medida que la relación avanza, la novedad va desvaneciéndose y puede aparecer la monotonía y el aburrimiento. En este punto, es importante recordar que la novedad no es la única fuente de emoción y satisfacción en una relación. A veces, el desenamoramiento puede ser una señal de que ha llegado el momento de hacer cambios y de buscar nuevas formas de conectar con nuestra pareja.

El papel de la rutina

La rutina es un factor que puede afectar negativamente. Cuando nos encontramos atrapados todo parece predecible y monótono, y puede faltar la emoción y el entusiasmo que al principio hizo que nos enamoráramos. La falta de sorpresa y novedad puede hacer que nos sintamos aburridos y desconectados de nuestra pareja, lo que a su vez puede llevar al desenamoramiento.

Es importante recordar que la rutina no es necesariamente mala, pero sí puede serlo cuando se convierte en una prisión que nos impide experimentar cosas nuevas y descubrir aspectos desconocidos de nuestra pareja y de nosotros mismos. Para evitar esto en nuestra relación, es importante estar dispuestos a explorar nuevas actividades, a sorprender a nuestra pareja y a ser sorprendidos por ella. La rutina no tiene por qué ser un obstáculo para el amor, si somos capaces de encontrar formas creativas y emocionantes de romper con ella.

desamor

La influencia de las expectativas

Nuestras expectativas en una relación pueden tener un gran impacto en nuestra capacidad para sentir amor y conexión con nuestra pareja. A menudo, cuando entramos en una relación, tenemos expectativas sobre cómo debería ser nuestra pareja y cómo debería comportarse. Si estas expectativas no se cumplen, podemos sentir desencanto y desilusión, y esto puede contribuir al desenamoramiento.

Es posible que algunas de nuestras expectativas sean poco realistas o inflexibles, y es importante estar dispuestos a revisarlas y adaptarlas a medida que nuestra relación evoluciona. Al mismo tiempo, es importante que nuestra pareja sea capaz de entender nuestras expectativas y de trabajar juntos para satisfacerlas en la medida de lo posible. Si somos capaces de mantener una comunicación abierta y honesta sobre nuestras expectativas, podemos evitar que se conviertan en una fuente de desencanto y fortalecer nuestra relación.

Las diferencias individuales

Es importante tener en cuenta que cada individuo es único y tiene necesidades y preferencias diferentes. Aunque dos personas se amen profundamente, es posible que tengan expectativas distintas o necesidades que no coincidan. Estas diferencias pueden surgir en cualquier momento de la relación, y si no se gestionan adecuadamente, pueden causar problemas y conflicto en la pareja.

Es fundamental que cada miembro de la relación exprese sus necesidades y deseos de manera clara y respetuosa. Si ambos pueden llegar a un acuerdo y respetar las necesidades del otro, la relación puede crecer y fortalecerse. Sin embargo, si estas diferencias no se abordan adecuadamente, pueden ser una fuente de desencanto y conflicto, lo que puede llevar a la disolución de la relación.

Las heridas emocionales y el desgaste

Las heridas emocionales previas pueden tener un gran impacto en nuestras relaciones actuales. A veces, las experiencias traumáticas pasadas pueden hacernos más cautelosos a la hora de enamorarnos y confiar en otra persona. Las heridas emocionales pueden provocar una gran variedad de sentimientos y emociones, como miedo, inseguridad y desconfianza, y si no se abordan adecuadamente, pueden afectar la forma en que nos relacionamos con los demás.

Además, el desgaste emocional también puede ser un factor que contribuya al desenamoramiento. Las discusiones frecuentes, la falta de comunicación y el desacuerdo constante pueden desgastar nuestra energía y pasión por la relación. Si no se abordan adecuadamente, estos problemas pueden llevar a la frustración y la desconexión emocional. Es importante que las parejas trabajen juntas para identificar y abordar los problemas en la relación antes de que se conviertan en problemas insuperables.

pareja

La falta de conexión emocional

Cuando no nos sentimos emocionalmente conectados con nuestra pareja, podemos sentirnos solos y desamparados, incluso cuando estamos juntos. La falta de comunicación, el distanciamiento emocional y la falta de comprensión pueden hacer que la relación se sienta vacía y sin sentido. A veces, puede parecer que no hay forma de volver a conectar, pero siempre hay esperanza si ambas partes están dispuestas a trabajar juntas para mejorar.

Es importante recordar que la conexión emocional no siempre es fácil, y requiere esfuerzo y dedicación de ambas partes. Tomarse el tiempo para escuchar, comprender y apoyar a nuestra pareja puede marcar una gran diferencia en la calidad de nuestra relación. A veces, todo lo que se necesita es un pequeño gesto de amor y atención para reavivar la chispa de la conexión emocional.

Conclusión

La complejidad del amor y las relaciones de pareja es innegable. Enamorarse puede ser una de las experiencias más emocionantes que vivimos, pero también es un proceso complejo que puede llevar a grandes dificultades. El desenamoramiento es una etapa natural que puede presentarse en cualquier momento de una relación, pero no tiene que ser el fin. Debemos recordar que cada persona es única, con sus propias necesidades y expectativas, y es importante comunicarse y trabajar juntos para encontrar la armonía en la relación.

La clave está en estar dispuestos a evolucionar y a trabajar en nuestra propia autoconciencia, así como en la conexión con nuestra pareja. Debemos ser pacientes y comprensivos con nosotros mismos y con nuestra pareja, y estar dispuestos a aceptar y aprender de los desafíos que se presentan en la relación. Al hacerlo, podemos cultivar relaciones más sólidas, satisfactorias y duraderas. Recordemos que el amor es un viaje, no un destino, y que cada paso que damos nos lleva hacia una mayor conexión y plenitud emocional.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Comentarios

No hay comentarios | Comentar