Problemas más comunes entre padres e hijos adolescentes

> > >
Imagen de Sara Pascual
Adolescencia
Sara Pascual
Home / Blog / Adolescencia / Problemas más comunes entre padres e hijos adolescentes

La llegada de la adolescencia suele ser la etapa más temida por los padres. Un torbellino de emociones se apodera de sus mentes y hace que cualquier mínimo detalle explote. Son muchos los padres que acuden a terapia por no saber lidiar con estos problemas y se siente culpables por ello sin realmente serlo. La cantidad de problemas y discusiones que surgen son por motivos desconocidos, pero déjame decirte cuáles son los más comunes y probblemente te sientas identificado con ellos.

adolescentes siquia psicologos

Etapas de la adolescencia

Preadolescencia

Aunque como padres no queremos que nuestros hijos crezcan, la preadolescencia comienza a los 9 años y dura aproxidamente hasta los 12. Esta etapa está caracterizada por cambios físicos, como el inicio de la pubertad, y cambios cognitivos, como el desarrollo del pensamiento abstracto y la capacidad de razonamiento más compleja.

Durante estos años, los preadolescentes comienzan a desarrollar una mayor conciencia de sí mismos y de su entorno. Comienzan a preocuparse más por la opinión de los demás y a buscar una mayor aceptación social. También comienzan a desarrollar una mayor capacidad para el pensamiento abstracto y la toma de decisiones.

Adolescencia temprena

Esta etapa se produce entre los 12 y los 15 años de edad, suele ser la conocida como ‘edad del pavo’ y se caracteriza por cambios físicos significativos, como el desarrollo de los órganos sexuales y el crecimiento rápido.

Los adolescentes comienzan a explorar su identidad y a establecer su lugar en el mundo. Pueden experimentar cambios emocionales significativos y tener dificultades para regular sus emociones. También comienzan a tener relaciones más profundas y significativas con amigos y compañeros, buscando la aprobación de la sociedad

Adolescencia tardía

Finalmente, la tercera etapa de la adolescencia, se produce entre los 15 y los 18 años de edad. Se caracteriza por el desarrollo de la independencia y la responsabilidad. Los adolescentes en esta etapa pueden tomar decisiones más informadas y comenzar a planificar su futuro.

El paso por el instituto es uno de los más importantes en su vida, comienzan a planificar su futuro y a establecer metas y objetivos. Empiezan a experimentar un mayor sentido de responsabilidad y pueden tomar decisiones más informadas y racionales.

Problemas más habituales entre padres e hijos adolescentes

Falta de comunicación

Este suele ser uno de los problemas más comunes en todas las casas. A menudo, los adolescentes se sienten incomprendidos por sus padres y pueden tener dificultades para expresar sus sentimientos y necesidades. Los padres, por su parte, pueden sentirse frustrados y no saber cómo comunicarse efectivamente con sus hijos. Esto puede llevar a malentendidos y a una falta de conexión emocional entre padres e hijos.

Problemas de comportamiento

En la adolescencia, los jóvenes quieren tener mayor libertad, empiezan a salir con sus amigos y el tiempo que pasan fuera de casa siempre es menos del que querrían. Por ello aparecen los problemas a la hora de establecer límites. La hora de llegada suele ser el más recurrente y en muchas ocasiones surgen dificultades para encontrar el equilibrio adecuado entre permitir la independencia de sus hijos y mantener cierto control y supervisión.

Además, los adolescentes pueden tener dificultades para regular sus emociones y comportamientos, lo que puede llevar a problemas de conducta, como el consumo de drogas y alcohol, la conducta sexual insegura y la conducta delictiva.

Estrés y presión académica

En el instituto el nivel de exigencia es mayor que el que se tiene en el colegio. La presión de exigencia aumenta en cursos como primero o segundo de bachillerato, donde la nota que saques puede definir tu futuro. Pueden experimentar altos niveles de estrés debido a esta presión académica al no querer decepcionar a los padres y lograr el éxito en la escuela.

Pueden sentir la necesidad de mantener altas calificaciones, participar en actividades extracurriculares y prepararse para exámenes importantes, como los exámenes de ingreso a la universidad. El estrés excesivo puede afectar negativamente su bienestar emocional y físico, así como su rendimiento académico.

Cambios emocionales

Los cambios emocionales en la adolescencia son una montaña rusa. Una incertidumbre el saber cómo te vas a levantar ese día. La ansiedad, depresión o el estrés están a la orden del día. Conocidos por las generaciones más mayores como ‘generación de cristal‘ por expresar los sentimientos, estas les juzgan por hacer algo que ellos no pudieron o no quisieron hacerlo nunca. Es por ello que surgen muchas dificultades para entender estos cambios y proporcionar el apoyo adecuado a los hijos.

Diferencias generacionales

Como padres, la perspectiva que teníais cuando erais adolescente es diferente a la que tus hijos tienen ahora. Los gustos, aficiones, comportamientos… todo ha cambiado. Esto suele generar tensiones y desacuerdos a la hora de establecer límites o tratando de entenderlos.

violencia genero adolescentes

Consejos para afrontar y superar esos problemas

  1. Mantener una comunicación abierta y respetuosa. Como padres, debéis tener en cuenta que es muy importante fomentar una comunicación abierta y sin prejuicios desde pequeños. Escuchar activamente a vuetsros hijos par que ellos se sientan cómodos contándoos sus inquietudes, necesidades y sentimientos.
  2. Establecer límites y reglas claras. Es cierto que hay que empezar a darles más libertad y no tenerles sobreprotegidos, sin embargo, no dejes que se te suban a las barbas y establece reglas claras y coherentes en casa. Muchas veces los adolescentes necesitan de esos límites para sentirse protegidos.
  3. Fomentar la independencia. Necesitan un espacio para crecer y desarrollarse como individuos y personas que, en muy poco tiempo, serán adultas. Debéis fomentar la independencia en su toma de decisiones y responsabilidades, preparándoles así par su futuro.
  4. Brindar apoyo emocional. Como ya hemos visto, los cambios emocionales van a estar presentes. Durante esos altibajos, es muy importantes que mostréis interés y ofrezcáis vuestra ayuda, ayudándole así a desarrollar habilidades par lidiar con el estrés y la ansiedad y fomentando, de igual forma, la comunicación abierta.
  5. Buscar ayuda profesional. Si los problemas persisten o se vuelven más serios, buscar ayuda psicológica es un opción a considerar. No significa ningún problema acudir a terapia por no saber lidiar con ello, de hecho es más común de lo que parece.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.

Comentarios

No hay comentarios | Comentar