Psicología industrial: la rama que trata de ayudar a las empresas

> > >
Imagen de Paula Parra Maté
Actualidad
Paula Parra Maté
Home / Blog / Actualidad / Psicología industrial: la rama que trata de ayudar a las empresas

La psicología industrial se encarga de mejorar la calidad, tanto empresarial como personal.

psicología industrial

¿Qué es?

La psicología industrial es un tipo de psicología aplicada a las empresas para estudiar, analizar y comprender el comportamiento de las personas en el lugar de trabajo, observando cómo funciona la empresa y cómo trabajan los empleados. 

Para llevar a cabo este estudio tiene una serie de métodos científicos como la investigación cualitativa y cuantitativa. Habitualmente se aplica cuando la empresa se encuentra en una fase de transición.

Busca enriquecer el conocimiento sobre todos los factores que favorecen y afectan los procesos en el trabajo. El objetivo es aumentar la calidad a la hora de trabajar. 

Un psicólogo industrial aplica su teoría psicológica a la organización, antes que a un trabajador. Estudia cómo se manejan los jefes y los trabajadores en el lugar de trabajo. A veces se contrata a estos psicólogos para que ayuden a la empresa a ser más productiva en el entorno laboral. 

¿Qué temas trata?

Esta psicología estudia todo lo que esté relacionado con el comportamiento de las personas en la empresa. Sin embargo, puntualizamos los grandes tópicos que recurre esta rama de la ciencia de la psicología aplicada.

Los temas que trata pueden ser en referencia a estos tres grupos:

  1. Analizar el trabajo como simple y complejo desde el punto psicológico.
  2. Cómo se adapta una persona a su trabajo.
  3. Cómo adaptar el trabajo al trabajador.

El primer grupo lo que quiere es analizar el trabajo y determinar la estructura técnica. También busca la estructura social y personal del trabajo, algo que posee el nombre de: profesiografía.

En el segundo grupo ya se han determinado los tipos de estructura de trabajo y lo que se hace es estudiar los métodos de adaptación de la persona en relación a su trabajo. Además, el objetivo es designar al empleado un trabajo acorde con su personalidad y su comportamiento. Esto hace que cada persona tenga una tarea y sea apta para ello, potenciando así su educación.

De esta manera, se puede decir que la psicología industrial busca la orientación en el ámbito profesional, seleccionar personal apto y formar a los trabajadores de la mejor forma tomando en cuenta la psicología industrial.

En el tercer grupo ya se han definido lo relacionado con los aspectos de trabajo y de personal, por lo que, busca estudiar y adaptar los procesos que implica el mismo trabajo, así como otros aspectos en referencia al ambiente laboral.

La psicología industrial tiene en cuenta la forma de adaptar las máquinas y herramientas, los materiales, el ambiente, el tiempo de trabajo y las relaciones entre las personas.

Prueba una sesión gratis

Haz frente al estrés producido por el trabajo con la ayuda profesional de un psicólogo.

Pedir cita

Reclutamiento de personal

Para seleccionar al personal antes tiene que llevarse a cabo un reclutamiento de personas interesadas en el puesto de trabajo.

Para ello, la psicología industrial utiliza dos tipos de descripción:

  • Descripción genérica: aquí se revela lo que quiere la organización, los puestos que hay y lo que hay que hacer para conseguirlos. 
  • Descripción específica: se analiza la vacante, se crea una lista en la que aparecen las capacidades y requerimientos del puesto y se comienza con el proceso de selección.

En este proceso se utilizan métodos como una entrevista inicial, test, estudios, evaluación de conocimientos generales, etc. 

Selección de personal 

Lo primordial es que se evalúe cada aspecto en referencia al ambiente laboral y también al personal.

Cuando se busca contratar a alguien hay que tener en cuenta todo lo referente al puesto de trabajo, las capacidades que se buscan, etc.

Después del reclutamiento hay que seleccionar, es decir, determinar qué persona es apta para el puesto de trabajo que se busca. Hay que analizar las necesidades de la empresa y las aptitudes de las personas.

Para llevar a cabo esta selección, la psicología industrial apuesta por distintos métodos:

  • Pruebas 
  • Exámenes de inteligencia

La psicología industrial busca conocer al trabajador

Como ya hemos visto, la psicología industrial trata de estudiar los procesos mentales  para mejorar el ámbito laboral pasando desde el reclutamiento de personal hasta un análisis del entorno de trabajo.

Cuando busca estudiar el comportamiento tiene que separarlo en tres tipos de personas según su función: directores, trabajadores y consumidores. Hay que tener en cuenta que cada uno busca cosas distintas y tiene una actitud diferente, por lo que, el estudio debe de estar enfocado de distinta manera.

Por otro lado, cuando se estudia un proceso mental que tiene que ver con el trabajo hay que mirar cómo se adapta la persona, cómo realiza su trabajo y cómo se integra con el resto de empleados.

psicología industrial

Además, cabe decir que la psicología industrial busca comprender las actitudes del trabajador, cómo se desarrolla su conducta dependiendo del entorno de trabajo, cómo influye la motivación o cualquier otra afección psicológica que aparezca por consecuencia del entorno de trabajo.

El problema actual

Los problemas psicológicos son muy habituales en nuestra sociedad. El problema, es que no se puede separar la conducta de las personas en el lugar de trabajo. 

Cuando las personas tienen problemas de este tipo también se puede acudir a la psicología industrial para que de soluciones. Si no se solucionan los problemas de raíz se recurrirá al despido y esos problemas seguirán permaneciendo.

Los procesos y la actitud de las personas son factores que influyen en el trabajo, pero los factores del propio trabajo también influyen como puede ser la ventilación, la iluminación, el mal olor…

Las personas se adaptan al trabajo y el trabajo se debe de adaptar a las personas, algo que requiere que se reconozcan las aptitudes de los empleados. 

Cuando hay un trabajo que requiere capacidades complejas o específicas, la psicología industrial recomienda que se trabaje con el trabajador para que se pueda adaptar.

Cabe decir que, las personas que se dedican a la psicología industrial tienen que ser muy minuciosas. Es un oficio que requiere todo tipo de detalles. Tienen una gran responsabilidad ya que según lo que ellos digan, la empresa cambiará su forma de trabajar, tanto directores como trabajadores, es decir, afecta al rendimiento y al resultado general de una empresa o industria.

Imagen de Paula Parra Maté

Periodista especializada en comunicación online y psicología

Solicitar cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar