Amigos o desconocidos: qué provoca la ley del hielo

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Salud Mental
Marcos Ramallo
Home / Blog / Salud Mental / Amigos o desconocidos: qué provoca la ley del hielo

Juanpe está más cohibido de lo habitual. Su lenguaje corporal revela un intento constante de evitar el contacto visual y mantener una distancia emocional. Cada vez que se le acerca alguien en la oficina, sus hombros se tensan y su mirada se desvía, como si estuviera tratando de esquivar cualquier interacción. Incluso con los que tiene confianza, se muestra reacio a compartir sus pensamientos más íntimos y emociones.

Parece que ha construido un muro invisible a su alrededor, dejando a los demás con una sensación de distancia y desconcierto. Este comportamiento no es nuevo; es una manifestación de lo que los psicólogos llaman “ley de hielo”.

¿Qué es la ley del hielo?

La “ley del hielo” es un comportamiento en el que ignoramos o evitamos a alguien de nuestras relaciones, especialmente cuando hay conflictos o sentimientos negativos involucrados. Es como si construyéramos una pared de hielo emocional para mantener distancia. 

Esta actitud puede dañar la comunicación y hacer que las personas se sientan ignoradas o excluidas. Para resolverlo, es importante hablar abiertamente sobre nuestros sentimientos y tratar de entender las emociones de la otra persona. 

La empatía y la comunicación honesta son clave para superar esta dinámica y tener relaciones más saludables y cercanas.

rechazo social ley del hielo

Causas

Las causas de la “ley del hielo” pueden variar, pero, principalmente, se deben a situaciones emocionalmente cargadas o conflictos en nuestras relaciones. Algunas personas adoptan esta actitud como una forma de protegerse emocionalmente o evitar enfrentar problemas. 

También pueden surgir cuando nos sentimos heridos y nos decepcionamos con alguien; en este caso decidimos distanciarnos como una manera de autodefensa. 

A veces, simplemente no sabemos cómo lidiar con nuestras emociones o resolver conflictos, y estamos por ignorar o evitar a la otra persona. Sin embargo, es importante reconocer que esta actitud puede tener consecuencias negativas en nuestras relaciones y buscar formas más saludables de abordar los problemas y comunicarnos con los demás. 

Señales

Existen determinadas actitudes o expresiones a las que prestar atención a tiempo puede ser determinante:

  • Respuestas cortantes o monosilábicas: la persona responde de manera escueta y poco entusiasta, evitando extenderse en la comunicación.
  • Evita encuentros o reuniones: la persona busca excusas para evitar pasar tiempo contigo y no muestra interés en planificar encuentros.
  • Silencios prolongados: ignora tus mensajes, llamadas o correos electrónicos durante un periodo significativo sin explicación.
  • Evita el contacto visual. la persona evita mirarte directamente a los ojos y prefiere mantener distancia física.
  • Falta de interés en tu vida: muestra desinterés en tus actividades o emociones, evitando preguntar sobre tu bienestar.
  • Respuestas evasivas: cuando intentas hablar sobre problemas o conflictos, la persona cambia de tema o evita abordar la situación.
  • Mostrar indiferencia emocional: la persona parece no mostrar afecto o preocupación por los sentimientos o necesidades emocionales.
  • Actitud fría y distante: la persona muestra una actitud general de distanciamiento emocional y falta de conexión emocional. 

Recuerda que la “ley del hielo” puede afectar profundamente nuestras relaciones y generar confusión o incomodidad en ambas partes. Si percibes estos comportamientos en una relación importante para ti, es fundamental abordar la situación de manera abierta y respetuosa.

Consecuencias

Decidir ignorar a otra persona por alguna de estas razones también pueden incluir una serie de consecuencias como:

  • Sentimientos de rechazo: la persona ignorada puede sentirse rechazada y no valorada, lo que puede afectar negativamente su autoestima.
  • Ansiedad y frustración: la incertidumbre y la falta de comunicación clar pueden generar ansiedad, estrés y frustración en la persona que está siendo ignorado, ya que no entiende el motivo detrás de la conducta pasiva-agresiva.
  • Fin de las relaciones. Una de las consecuencias más directas quizá es que terminen relaciones con tu círculo más cercano.  Este muro de hielo hace que no te apetezca ver a nadie y se convierte en rutina. Además, puede ser mayor cuando se rata de un vínculo afectivo más remitente. 

Prueba una sesión gratis

En Siquia te ayudamos a superar barreras y fobias para que puedas fortalecer tus relaciones interpersonales.

Pide cita
  • Deterioro de la comunicación. El más probable. La táctica de ignorar a alguien puede socavar la comunicación abierta y honesta en una relación, lo que dificulta la expresión de sentimientos y pensamientos.
  • Ambiente de tensión y cambios de comportamiento. La aplicación de esta ley puede crear un ambiente tenso y hostil en las interacciones.T ambién es posible que haya cambios en el comportamiento, más o menos notables. 
  • Traumas. Además de una consecuencia, el formar la “ley del hielo” también puede desencadenar traumas, como pensar que has perdido la capacidad de interacción o mantener una relación estable con alguien. 

Claves para salir de la “ley del hielo”

Aunque parezca difícil, salir de la “ley del hielo” puede darse si se trabaja con perseverancia. Para superarla o ayudar a alguien a hacerlo, puedes:

Comunica tus sentimientos

Si te sientes cómodo haciéndolo, intenta expresar tus sentimientos de manera calmada y respetuosa. Hablar abiertamente sobre cómo te sientes puede ayudar a abrir un canal de comunicación y resolver malentendidos.

Da espacio y tiempo

A veces, la persona que aplica esta ley puede necesitar espacio para procesar sus emociones. Permítele tiempo para que pueda volver a comunicarse de manera más abierta cuando esté listo. 

Busca mediación

Si las cosas no mejoran y la situación persiste, considera la posibilidad de buscar la ayuda de un mediador o consejero. Un tercero neutral puede ayudar a facilitar la comunicación y encontrar una solución.  

Establecer límites

Si la “ley del hielo” se repite frecuentemente y afecta negativamente tu salud mental, es fundamental establecer límites saludables en la relación. Asegúrate de cuidar de ti mismo y rodearte de personas que te apoyen y te valoren.

Ayúdale a descubrirse

Si la persona es cercana, es posible que puedas animarle a explorar sus propios sentimientos y necesidades. A veces, las actitudes pasivo-agresivas pueden estar relacionadas con problemas no resueltos en la vida de la otra persona. 

Cómo puede ayudar la terapia online

La terapia online puede ser la mejor opción cuando no consigues salir de este tipo de comportamiento por ti mismo. 

La terapia online te permite recibir apoyo profesional desde la comodidad de su hogar o cualquier lugar con acceso a Internet. Esto hace que sea más fácil para aquellos que pueden sentirse incómodos o ansiosos en entornos físicos tradicionales para pedir ayuda. 

Además, podrás expresar tus sentimientos sin temor a juicios o críticas. La comunicación a través de mensajes o videollamadas permite una interacción segura y confidencial con el terapeuta.

También rompe barreras geográficas, permitiéndote acceder a profesionales de la salud mental que podrían estar fuera de la ubicación física del cliente. Esto significa que puedes encontrar un terapeuta especializado en el tema específico, incluso si no te encuentras en la misma ciudad o país. 

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar