💻 ¿Qué son los estresores laborales y cuáles son los habituales?

> > >
Imagen de Iván Herrero
Talento
Iván Herrero
Home / Blog / Talento / 💻 ¿Qué son los estresores laborales y cuáles son los habituales?

El estrés forma parte inherente de la vida. En ocasiones, sirve como un estimulante para el trabajador y su capacidad de reacción de manera rápida y efectiva para solucionar un problema, que es el causante del estrés. El problema surge si el estrés está presente en tu día a día durante un período de meses o, incluso, años. Los diferentes factores que causan problemas en el trabajo se denominan como estresores laborales.

La acumulación de sensaciones negativas consumirá tus reservas de esfuerzo e implicación el empresa, reflejándose en los resultados. Ya no solo son las dificultades generadas por este mal en el trabajo, el estrés está relacionado con problemas de salud física como accidentes cardiovasculares, malestar digestivo, hipertensión arterial y una retahíla de situaciones graves para el organismo.

estresores laborales

¿Cuál es la responsabilidad de las empresas respecto a la salud mental?

Las empresas tiene la responsabilidad de crear un sistema de trabajo que respete los horarios y capacidades de sus empleados. Parece algo lógico y consecuente con los derechos de los trabajadores, pero no es extraño encontrar con jefes explotadores o que usan el chantaje como método principal para aumentar el rendimiento de sus empleados.

Aparte de las situaciones desagradables provocadas por un mala gestión de tus superiores, existen numerosas causas creadoras del estrés crónico como pueden ser la alta carga de trabajo, un salario escaso o un clima laboral reinado por la hostilidad y crispación. La personalidad de cada empleado también influirá en el nivel de padecimiento de estrés.

Estos son los estresores laborales en el puesto de trabajo

Existen tres zonas principales donde los estresores habituales se originan: el puesto de trabajo, la organización y el propio empleado. El lugar donde convergen estos tres factores contribuyen al desarrollo de problemas relacionados con el puesto de trabajo:

  • Inseguridad laboral: La incertidumbre sobre si el próximo mes su empresa le pagará cuando corresponde o si va a continuar en su puesto el próximo mes son fuentes de desgaste y estrés.
  • Concentración elevada: Si las labores demandan una alta concentración y esfuerzo, el cansancio mental es algo común y frecuente, sobre todo, si se produce una concatenación de tareas exigentes.
  • Incapacidad de control de su actividad: La desorganización es un asunto a solucionar inmediatamente por parte del propio empleado. Manejar los tiempos y saber crear horarios que cumplan con tus obligaciones es una de los requisitos para reducir los niveles de estrés.
  • Conocer tu sitio dentro de la empresa: El desasosiego por no ver resultados de tu trabajo en la producción global de la empresa creará una pregunta en bucle sobre cuál es tu verdadero papel dentro de la organización.
  • Relaciones personales en la empresa: Los conflictos y comportamientos tóxicos son acicates para un mal resultado de tu trabajo. Aléjate de todo ello e intenta refugiarte en las personas con las que guardas buena relación o en tu propio trabajo.
  • Inestabilidad en los horarios de trabajo: Las modificaciones de horarios provocan desequilibrios en los biorritmos de cada persona que son complicados de solucionar.

Prueba una sesión gratuita

Cuida de tu salud mental con la ayuda de un psicólogo profesional.

Pedir cita

Estos son los estresores laborales a cargo de la empresa

Vistos los diferentes estresores que son responsabilidad del lugar de trabajo, la empresa tiene culpa de algunos estímulos del estrés como:

  • Duplicidad de roles: La indefinición de labores es un obstáculo para las organizaciones. Últimamente, las empresas buscan perfiles multidisciplinares lo que incrementa la confusión de roles entre diversos componentes.
  • Sobrevaloración de una área sobre otra: La falta de conciencia e importancia que tienen todos los departamentos provocará discordias y conflictos al poseer diferentes varas de medir.
  • Clima laboral irrespirable: Los compañeros intolerantes y conflictivos son un impedimento para la obtención de resultados.
  • Definir los canales de comunicación: Sin la presencia de canales para resolver dudas o cuestiones relacionadas sobre el trabajo, los empleados están desamparados ante cualquier posible fallo que escape de sus competencias.

Estresores laborales respecto a la personalidad del trabajador

  • Gestión emocional: La capacidad de controlar sentimientos, ya sean positivos o negativos, en la ámbito laboral se puede ver como una punto fuerte o débil, según las circunstancias.
  • Empatía con los compañeros: La solidaridad con tus compañeros y comprensión de sus problemas, son reductores de los niveles de estrés.
  • Pasión ante los objetivos: Marcarse metas personales, ayuda a encontrar el sentido dentro de tu empresa y aliviana el estrés de la incertidumbre.
  • Marcar unos límites: La autoexigencia es una de las causas comunes de fuertes trastornos de ansiedad. Establecer límites para no alcanzar el perfeccionismo agobiante es vital para desarrollar el trabajo en un estado de tranquilidad absoluta.
  • Aspectos bajo control de la vida personal: Dormir y comer bien o mantener una rutina de actividad física serán tus aliados para el control del estrés.

Teniendo claro los diferentes estresores laborales podrás empezar, de una manera paulatina, corregir los diferentes fallos identificados en tu día a día en el trabajo. Si, a pesar de aplicar numerosas correcciones, continúas en un estado donde el desasosiego consume tu talento en el trabajo deberás acudir a una consulta psicológica.

En Siquia fuimos los pioneros en aplicar la modalidad de terapia online en España. Desde el año 2012 contamos con una red de psicólogas profesionales especializadas en esta forma de abordar el tratamiento. Prueba una sesión informativa, de manera gratuita, para conocer nuestra forma de trabajar y descubrir las ventajas que te esperan.

Pedir cita

Comentarios

No hay comentarios | Comentar