Salud mental en riesgo por el calor: ansiedad y depresión las más vulnerables

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Salud Mental
Marcos Ramallo
Home / Blog / Salud Mental / Salud mental en riesgo por el calor: ansiedad y depresión las más vulnerables

Los trastornos psicológicos, como la ansiedad, el estrés y la depresión, enfrentan mayores desafíos durante las olas de calor.

Según el Dr. Víctor Navalón, psiquiatra en el Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, el calor prolongado característico de estas situaciones impacta en el bienestar mental al reducir las emociones positivas y aumentar las negativas, como la irritabilidad, la apatía, el mal humor, la confusión, el estrés y el desánimo.

El Dr. Navalón recalca la importancia de buscar ayuda profesional si alguien que padece estos trastornos se ve particularmente afectado por el calor. Recomienda que se consulte a un especialista para recibir evaluación y considerar opciones terapéuticas adecuadas para restaurar el equilibrio emocional, según un comunicado de Vithas.

¿En qué nos afecta?

El aumento de la temperatura a más de 35 grados Celsius tiene impactos notables en la salud mental, exacerbando la irritabilidad, la frustración, el mal humor e incluso los comportamientos violentos. Se estima que casi el 20% de la población experimenta mayor irritación, fatiga y disminución de la productividad en estas condiciones.

La pérdida de sueño es un efecto secundario de las altas temperaturas y puede agravar la depresión, la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo, afectando significativamente la cognición y las habilidades de afrontamiento.

Con el aumento de la temperatura ambiente, los ciclos de sueño se acortan y la producción de melatonina, la hormona reguladora del sueño, disminuye debido al incremento en la temperatura corporal. 

Esta situación es fundamental para tener un buen descanso. El Dr. Navalón enfatiza que la falta de sueño no solo afecta el rendimiento físico y cognitivo, sino que también disminuye la eficacia y provoca déficits en la atención y la concentración, lo que afecta la productividad en situaciones de altas temperaturas.

sesgos salud mental

¿Qué dicen los últimos estudios?

De acuerdo a un reciente análisis exhaustivo publicado en la revista Lancet, hay crecientes pruebas que sugieren que las condiciones climáticas exteriores podrían tener impactos en la salud mental. Esto se torna especialmente inquietante en el marco del cambio climático.

El estudio encontró que la temperatura ambiente exterior, considerando tanto las temperaturas absolutas, la variabilidad térmica y las olas de calor, guarda una relación positiva con intentos de suicidio y suicidios consumados, así como con la necesidad de atención hospitalaria por enfermedades mentales. Asimismo, se vincula con resultados menos favorables en cuanto a la salud mental y el bienestar de la comunidad.

Plantearon la hipótesis de que podría existir una relación en forma de «U» invertida entre la temperatura y la salud mental en general, lo que significa que el aumento de la temperatura podría ser beneficioso hasta cierto punto antes de volverse perjudicial. Además, señalaron que la temperatura en relación a la media local tiene mayor relevancia que la temperatura específica en sí misma.

Otro análisis, publicado en la revista «Environment International», examinó cómo el aumento de la temperatura afecta la mortalidad en personas con problemas de salud mental. Según los hallazgos, cada grado de aumento en la temperatura ambiente se relacionó con un aumento del 2,2% en las tasas de mortalidad entre aquellos que enfrentan desafíos de salud mental.

¿Cómo nos afecta?

En medio de los calurosos días de verano, es común que nuestra atención se centre en la búsqueda de formas de mantenernos frescos y cómodos. Sin embargo, el calor no solo afecta nuestro bienestar físico, sino que también puede tener un impacto significativo en nuestra salud mental. Para aquellos que se preguntan cómo el calor puede influir en nuestra mente y emociones, aquí hay una mirada más profunda a esta conexión.

  • Estado de ánimo alterado: cuando las temperaturas se elevan, es común sentirnos más irritables o de mal humor. El calor excesivo puede afectar la producción de ciertas sustancias químicas en el cerebro, como la serotonina, que desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo. 
  • Estrés y ansiedad: el calor intenso puede ser estresante para el cuerpo, lo que a su vez puede aumentar los niveles generales de estrés y ansiedad. Las altas temperaturas pueden desencadenar respuestas físicas de estrés, como el aumento del ritmo cardíaco y la sudoración excesiva, que a menudo se asocian con sentimientos de ansiedad.
  • Fatiga mental: en días calurosos, el cuerpo trabaja más para mantenerse fresco, lo que puede agotar nuestra energía física y mental. Esto puede llevar a una sensación general de confusión mental y menor capacidad para realizar tareas cotidianas.
  • Aislamiento social: las altas temperaturas a menudo limitan las actividades al aire libre y pueden llevar al aislamiento social. La falta de interacción social y la reducción de oportunidades para participar en actividades placenteras pueden afectar negativamente el estado de ánimo y aumentar la sensación de soledad.

Mantenerse hidratado, buscar formas de mantenerse fresco y buscar apoyo emocional cuando sea necesario son pasos importantes para cuidar tanto de nuestra mente como de nuestro cuerpo durante los días calurosos.

Prueba una sesión gratis

En Siquia podemos proporcionarte herramientas específicas para manejar la ansiedad, la depresión y el estrés relacionados con el clima.

Pide cita

Claves para proteger tu salud mental del calor

Hemos visto que las altas temperaturas pueden desencadenar ansiedad, depresión y estrés. Sin embargo, existen algunas estrategias para proteger tu salud mental del calor:

Reconocer los síntomas

Estate atento a los síntomas de ansiedad y depresión que pueden empeorar con el calor. Estos podrían incluir aumento de la preocupación, cambios en el apetito, falta de energía o dificultad para dormir. Reconocer tempranamente estas señales te permite abordarlas de manera proactiva.

Practicar la atención plena

La atención plena, o mindfulness, puede ser una herramienta valiosa para reducir el estrés causado por el calor. Dedica tiempo cada día para enfocarte en el presente, ya sea a través de la meditación, la respiración consciente o simplemente prestando atención a tus sentidos mientras te relajas en un lugar fresco.

Limitar la exposición al calor

Si el calor extremo te causa ansiedad o te hace sentir atrapado, considera limitar tu tiempo al aire libre durante las horas más calurosas. Busca actividades en espacios frescos y climatizados, como museos o centros comerciales, donde puedas disfrutar sin preocupaciones.

Mantener una rutina estable

El calor puede alterar tus rutinas diarias, lo que puede afectar tu estabilidad emocional. Intenta mantener horarios regulares para las comidas y el sueño, lo que puede ayudar a reducir el estrés y mantener el equilibrio mental.

Buscar apoyo social

El aislamiento social puede empeorar la ansiedad y la depresión. Mantén el contacto con amigos y seres queridos, incluso si eso significa realizar actividades en interiores juntos. Compartir experiencias y preocupaciones puede aliviar la carga emocional.

Habla con un profesional

Si sientes que el calor está afectando seriamente tu salud mental, no dudes en buscar ayuda profesional. La terapia online puede proporcionarte herramientas específicas para manejar la ansiedad, la depresión y el estrés relacionados con el clima.

Recuerda que cuidar de tu salud mental en tiempos de calor es esencial para mantener un bienestar integral. Al tomar medidas proactivas y específicas, puedes enfrentar el calor abrasador con mayor resiliencia emocional y disfrutar de la temporada estival sin dejar que afecte negativamente tu mente.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar