El «síndrome del príncipe frustado» o cómo aceptar que viene un nuevo hermano

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Infancia
Marcos Ramallo
Home / Blog / Infancia / El "síndrome del príncipe frustado" o cómo aceptar que viene un nuevo hermano

Cuando un nuevo hermanito llega al hogar, la dinámica familiar cambia y el hijo mayor puede experimentar emociones negativas con mayor intensidad. Los espectáculos lo llaman el “síndrome del príncipe destronado”. Es una reacción común siempre que no haya peligro para su bienestar o el del bebé.

Los celos entre hermanos son naturales, ya que los hermanos mayores pueden sentir que sus padres les prestan menos atención ahora que hay un nuevo miembro en la familia. Es esencial brindarles apoyo y atención para ayudarles a gestionar esta nueva situación de la mejor manera posible. Con paciencia y comprensión, podemos ayudarles a adaptarse a los cambios y fortalecer los lazos familiares durante este periodo de transición.

¿Qué es el «síndrome del príncipe frustrado»?

El «síndrome del príncipe frustrado» es una situación común en la que un niño mayor enfrenta dificultades emocionales y de adaptación ante la llegada de un nuevo hermano. Este fenómeno puede manifestarse en celos, cambios de comportamiento y regresiones

Para ayudar al niño a superar esta etapa, los padres deben ofrecer comprensión, paciencia y momentos de calidad para que el niño se sienta valorado y seguro en su nuevo rol de hermano mayor. 

La preparación previa y la inclusión del niño en los cuidados del bebé son útiles, pero si los sentimientos persisten, la terapia infantil puede ser una opción para proporcionar un espacio seguro donde el niño pueda expresar sus emociones y aprender a afrontar la situación de manera saludable.

síndrome del príncipe frustrado

Señales de alarma

Cuando llega un nuevo hermano, cada niño reacciona de manera diferente, pero hay señales claras en su comportamiento que no podemos ignorar:

  • Querer volver a ser pequeño. Algunos niños pueden demostrar esto a través de retrocesos evolutivos, como querer tomar el biberón, usar pañales o hablar como un bebé. Esto puede ser una forma de buscar atención que sienten que han perdido al nuevo hermano
  • Llamar la atención de forma negativa. Al sentirse desplazados, pueden buscar llamar la atención de manera negativa, incluso si eso significa ser regañados. Pueden bajar sus notas en la escuela o volverse agresivos como una forma de expresar su descontento.
  • Ignorar al hermano. Algunos niños pueden optar por ignorar al nuevo hermanito o tratarlo con indiferencia, como si no existiera. Esto puede ser una forma de mostrar su frustración y celos hasta la misma relación.
  • Dolores psicosomáticos. A veces, incluso puede que sientan ciertas sensaciones o dolores que realmente son fruto de la imaginación para llamar la atención

Cómo anticiparse al síndrome 

Para abordar el síndrome del príncipe frustrado, puedes:

Prepararte previamente 

Antes del nacimiento de un nuevo hermano, hablar con el niño mayor acerca de lo que va a suceder y lo que implicará esta nueva situación. Usar cuentos o historias sobre la llegada de un hermano puede ser útil, así como mostrarle fotos de cuando era un bebé para demostrarle que él también recibió atención y cariño. 

Asegurar el amor y atención

Es esencial explicar al niño que se le seguirá queriendo igual y que no perderá el amor y atención de sus padres. Ayudarle a entender que puede compartir la situación de los padres y dedicar momentos de calidad a solas con él, mostrándole afecto y valorándolo, para que se sienta seguro y especial.

Evitar cambios significativos

Si es posible, evitar que otros cambios importantes en la vida del niño coincidan con la llegada del hermano. Mantener las rutinas y hábitos establecidos, como horarios de comidas y sueño, también es beneficioso. 

Prueba una sesión gratis

La terapia infantil puede yudar a los niños a enfrentar el «síndrome del príncipe destrozado» con las herramientas necesarias.

Pide cita

Evitar la comparación y fomentar una buena relación

Crear un ambiente de buena relación entre ambos hermanos, enseñarles a cooperar y compartir. Involucrando al mayor en tareas relacionadas con el cuidado del bebé y elogiar sus gestos de generosidad hacia él.

Reconocer ventajas de ser el hermano mayor

Explícale los beneficios de ser el hermano mayor, como privilegios o nuevas responsabilidades, para que se sienta entusiasmado con su nuevo rol.

Atención de familiares y amigos

Pedir a familiares y amigos que también presten atención al niño mayor en sus visitas para evitar que se sienta desplazado.

Permitir expresar emociones

Facilitar que el niño pueda expresar libremente sus sentimientos y miedos a través de juegos o dibujos, para poder abordarlos adecuadamente una vez identificados. 

Tratamiento psicológico

La terapia infantil puede ayudar a los niños a que enfrenten el síndrome del “príncipe destrozado” debido a la llegada de su nuevo hermano. Proporciona un espacio seguro donde el niño puede expresar sus emociones y preocupaciones, aprendiendo a manejarlas de manera saludable. También refuerza su autoestima, enseña habilidades sociales y brinda apoyo a los padres. 

A través del juego terapéutico y la comunicación efectiva, la terapia ayuda al niño a adaptarse mejor a los cambios y transiciones y a sentirse valorado.

En la terapia infantil, el terapeuta valida los sentimientos del niño mayor, normalizando sus celos y tristeza debido a la nueva situación familiar. A través de actividades terapéuticas y juegos, se enseñan estrategias para manejar emociones de manera saludable y se fortalece su autoestima, resaltando su importancia en la familia.

Además, se mejora su comunicación con los padres y se practican habilidades sociales para interactuar con el nuevo hermano y otros.

La terapia también ayuda al niño a adaptarse a los cambios y brinda apoyo emocional a los padres para abordar la situación adecuadamente. Se refuerzan los comportamientos positivos y se utiliza el juego terapéutico como herramienta lúdica y creativa para expresar emociones.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar