Terapia online para superar la adicción a los psicofármacos

> > >
Imagen de Sara Pascual
Adiccion
Sara Pascual
Home / Blog / Adiccion / Terapia online para superar la adicción a los psicofármacos

España se ha convertido en el país líder en el consumo de benzodiacepinas, uno de los psicofármacos más comunes para tratar la ansiedad o la depresión. El 7.2 % de la población reconoce consumir a diario estos fármacos y es que son los propios médicos los que lo recetan por su efecto hipnótico y ansiolítico. Se trata de el camino rápido para dar solución a estos trastornos pero lo único que genera es adicción por parte de los afectados.

¿Qué es una adicción?

Una adicción se refiere a una condición crónica en la que una persona siente una necesidad compulsiva de consumir una sustancia o realizar ciertas conductas que le proporcionan placer o alivio, aunque estas conductas o sustancias puedan ser perjudiciales para su vida. Una adicción puede ser física, psicológica o ambas.

En una adicción física, el cuerpo se acostumbra a la presencia de una sustancia, por lo que cuando se deja de consumirla, el cuerpo experimenta síntomas de abstinencia. Por ejemplo, el alcoholismo es una adicción física en la que el cuerpo se vuelve dependiente del alcohol para funcionar normalmente.

En una adicción psicológica, la persona siente una necesidad emocional de consumir una sustancia o realizar ciertas conductas. La persona puede experimentar ansiedad, estrés o depresión si no puede satisfacer esta necesidad. Por ejemplo, el juego patológico es una adicción psicológica en la que la persona siente una necesidad compulsiva de jugar a pesar de las consecuencias negativas en su vida.

Adicción

Psicofármacos más comunes

Los psicofármacos más comunes que pueden generar adicción son los siguientes:

  1. Benzodiacepinas: son medicamentos que se utilizan para tratar la ansiedad, el insomnio y otros trastornos del sueño. Algunos ejemplos de benzodiacepinas son el diazepam (Valium), el lorazepam (Ativan) y el clonazepam (Klonopin).
  2. Opioides: son medicamentos que se utilizan para tratar el dolor crónico y agudo. Algunos ejemplos de opioides son la codeína, la morfina, el fentanilo y la oxicodona.
  3. Estimulantes: son medicamentos que se utilizan para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y la narcolepsia. Algunos ejemplos de estimulantes son la metilfenidato (Ritalin) y la anfetamina (Adderall).
  4. Antidepresivos: son medicamentos que se utilizan para tratar la depresión y otros trastornos del estado de ánimo. Algunos ejemplos de antidepresivos son la sertralina (Zoloft), la fluoxetina (Prozac) y la duloxetina (Cymbalta).
  5. Antipsicóticos: son medicamentos que se utilizan para tratar la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Algunos ejemplos de antipsicóticos son la risperidona (Risperdal), el olanzapina (Zyprexa) y la quetiapina (Seroquel).

Síntomas que presenta una persona adicta a los psicofármacos

La adicción a los psicofármacos es un problema que puede afectar a personas de todas las edades y géneros. Algunos de los síntomas de una persona adicta a los psicofármacos son los siguientes:

  1. Necesidad de tomar más dosis. Como en cualquier adicción. Una persona adicta a los psicofármacos siente la necesidad de tomar más dosis del medicamento de lo que le ha prescrito el médico. Esta necesidad puede aumentar con el tiempo y puede resultar en la toma de dosis cada vez mayores.
  2. Aislamiento social. La adicción a los psicofármacos puede llevar a la persona a aislarse socialmente y perder interés en las actividades que antes disfrutaba. También puede ocurrir en las relaciones interpersonales y comenzar a evitar a familiares y amigos.
  3. Dificultad para dejar de tomar el medicamento. Si una persona adicta a los psicofármacos intenta dejar de tomar el medicamento, puede experimentar síntomas de abstinencia como ansiedad, insomnio, náuseas, sudores, y temblores. Estos síntomas pueden llevar a la persona a seguir tomando el medicamento para evitar la incomodidad de la abstinencia.
  4. Problemas financieros. La adicción a los psicofármacos puede llevar a la persona a gastar grandes sumas de dinero en la compra del medicamento. La persona puede endeudarse o perder el control de sus finanzas.
  5. Cambios en el comportamiento. Los cambios de comportamiento de cualquier persona que sufre una adicción son visibles a simple vista. Irritabilidad, agitación, cambios de humor, y comportamientos compulsivos.
  6. Problemas de salud. La adicción a los psicofármacos puede causar problemas de salud como aumento de peso, problemas de sueño, problemas respiratorios, problemas cardíacos y problemas de hígado.

Es importante destacar que estos síntomas pueden variar dependiendo del tipo de psicofármaco y del nivel de adicción de la persona. Si sospechas que tú o alguien cercano a ti podría estar adicto a los psicofármacos, es importante buscar ayuda profesional inmediata.

Problemas derivados de la adicción a los psicofármacos

La adicción a los psicofármacos puede tener graves consecuencias para la salud física y mental, así como para la vida social y laboral de la persona afectada.

  1. Problemas de salud. Como ya hemos comentado, el abuso de psicofármacos puede causar problemas de salud graves, incluyendo problemas respiratorios, daño hepático, problemas cardiovasculares, trastornos gastrointestinales, y riesgo de sobredosis. Además, puede aumentar el riesgo de depresión, ansiedad y otros trastornos de salud mental.
  2. Problemas sociales y laborales. Puede afectar negativamente las relaciones sociales y laborales de la persona. Puede tener dificultades para mantener relaciones interpersonales saludables, cumplir con sus responsabilidades laborales, y puede tener dificultades económicas.
  3. Problemas legales. El abuso de psicofármacos puede conducir a la comisión de delitos, como la conducción bajo los efectos de sustancias, la posesión de sustancias ilegales o la obtención ilegal de medicamentos.
  4. Síndrome de abstinencia. Cuando una persona adicta a los psicofármacos intenta detener el consumo, puede experimentar síndrome de abstinencia, lo que puede causar síntomas físicos y psicológicos graves, como ansiedad, temblores, sudoración, insomnio, náuseas, vómitos y convulsiones.
problema adiccion ansioliticos

Supera la adicción a través de terapia online

La terapia en línea es una opción conveniente y eficaz en comparación con las terapias tradicionales, que presenta diversas ventajas:

  • No tiene restricciones geográficas ni lingüísticas. No estás limitado a los profesionales que se encuentran en tu área geográfica, ya que puedes acceder a los servicios de un psicólogo especializado que hable tu idioma, independientemente de su ubicación.
  • Ahorro de tiempo. Al no tener que desplazarte a una consulta, se evita cualquier pérdida de tiempo innecesaria, lo que te permite aprovechar mejor tu tiempo.
  • Comodidad. Al recibir tratamiento desde la comodidad de tu hogar, puedes sentirte más cómodo y relajado, lo que puede ayudarte a aprovechar mejor la sesión.
  • Misma eficacia que la terapia tradicional. La terapia en línea puede es tan efectiva como la terapia presencial, siempre y cuando se lleve a cabo en condiciones adecuadas y con un profesional especializado en salud mental.

Por qué elegir Siquia

  1. Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  2. Primera cita informativa gratuita.
  3. Terapia online desde 40 euros la sesión.
  4. Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  5. Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  6. El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  7. En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  8. Atención en español, inglés y catalán.

Comentarios

No hay comentarios | Comentar