Trastorno oposicionista desafiante: qué es, causas y cómo superarlo

> > >
Imagen de Marcos Ramallo
Infancia
Marcos Ramallo
Home / Blog / Infancia / Trastorno oposicionista desafiante: qué es, causas y cómo superarlo

Raquel no sabe cómo actuar con su hijo. Tiene 15 años y, desde hace un par de meses, ya no obedece a sus indicaciones y toques de atención. Ella se siente responsable de su apatía bien e incluso cree que no lo ha educado bien. ¿Te suena?

Esta situación se repite en el caso de muchas relaciones y, si bien es cierto que muchas veces tienen que ver con una fase temporal de madurez, en otras puede llegar a complicar el vínculo afectivo que existe entre ellos. Más aún cuando no se trata de una simple inmadurez, sino de un trastorno oposicionista desafiante.

¿Qué es el trastorno oposicionista desafiante?

El trastorno oposicionista desafiante, también conocido como TOD, es un trastorno del comportamiento caracterizado por un patrón persistente de desafío, hostilidad, comportamiento desobediente y rechazo a seguir las reglas y las normas establecidas. 

Aunque es normal que los niños y adolescentes desafíen la autoridad en ciertas ocasiones, en el caso de este trastorno, estos comportamientos son más frecuentes, intensos y duraderos, interfiriendo significativamente en su funcionamiento diario y en las relaciones con los demás.

Este tipo de trastorno normalmente comienza a manifestarse durante la infancia, en torno a los 6 años de edad. Sin embargo, puede ser difícil establecer un diagnóstico preciso a esa edad, ya que algunos de los comportamientos asociados a este trastorno son parte del desarrollo normal de los niños en su proceso de independencia y autonomía.

En muchos casos también se diagnostica en la adolescencia, cuando los patrones problemáticos de comportamiento se vuelven más evidentes y persistentes. Aunque no se ha identificado una causa específica, factores genétcios, ambientales y de crianza pueden influir en el desarrollo del trastorno.

Causas

Las causas comunes del trastorno oposicionista desafiante son:

  • Factores genéticos. Se ha observado una posible predisposición genética para el desarrollo del trastorno oposicionista desafiante. Estudios han encontrado que existen variaciones en ciertos genes que pueden estar asociados con una mayor probabilidad de presentar síntomas de desafío y oposición. 
  • Factores familiares y de crianza. La falta de límites claros, una disciplina inconsistente, modelos de comportamiento desafiante en el entorno familiar, conflictos familiares frecuentes y una comunicación ineficaz pueden contribuir al desarrollo de patrones problemáticos de comportamiento. 
  • Factores ambientales y sociales. La exposición a la violencia, la falta de apoyo social, la influencia negativa de los compañeros, la pobreza y el estrés crónico pueden aumentar el riesgo de desarrollar comportamientos opositivos y desafiantes.

Es importante destacar que estos factores no actúan de forma aislada, sino que interactúan entre sí y con otros factores individuales, lo que hace que cada caso sea único. Además, es importante recordar que el trastorno oportunista desafiante no es culpa exclusiva del niño o del entorno en el que crece. Es una condición compleja que requiere una evaluación y un tratamiento adecuados por parte de profesionales de la salud mental.

Señales

trastorno oposicionista

Si bien es normal que los niños y adolescentes desafíen la autoridad en ciertas ocasiones, en el caso del trastorno oposicionista desafiante, estos comportamientos son más frecuentes, intensos y duraderos, interfiriendo significativamente en su funcionamiento diario y en las relaciones con los demás.

Las personas con este trastorno pueden mostrar cierta irritabilidad constante y un temperamento explosivo. Se enfadan con facilidad y pueden reaccionar de forma agresiva. Incluso ante situaciones que no justificarían una respuesta tan intensa.

Además, estas personas pueden tomar actitudes desafiantes, culpar a otros por sus problemas, mostrar resentimiento y ser argumentativos en sus interacciones. También pueden buscar venganza y tener un comportamiento desafiante o malicioso como respuesta a la frustración o el enfado.

Las personas con este trastorno pueden resistirse a cumplir con tareas y responsabilidades cotidianas, como hacer los deberes, ayudar en casa o seguir instrucciones escolares. Pueden mostrar una falta general de motivación y una actitud desafiante hacia las expectativas establecidas.

Prevención

El trastorno oposicionista desafiante puede plantear desafíos significativos en la vida diaria de quienes lo experimentan, así como en sus relaciones y bienestar emocional. Para prevenirlo, puedes:

Fomentar un entorno familiar positivo

Un entorno familiar que promueva la comunicación abierta, el afecto, el establecimiento de límites claros y la resolución de conflictos saludable puede ayudar a prevenir la aparición del trastorno oposicionista desafiante. Fomentar la expresión emocional y el desarrollo de habilidades de manejo del estrés puede ayudar a los niños y adolescentes a lidiar de manera más efectiva con los desafíos cotidianos.

Promover el aprendizaje socioemocional

Enseñar habilidades socioemocionales, como la empatía, la resolución de problemas y la regulación emocional, puede ser una herramienta preventiva valiosa. Al equipar a los niños y adolescentes con estas habilidades, se fortalecen sus capacidades para enfrentar situaciones desafiantes de manera adaptativa y constructiva.

Brindar modelos de comportamiento positivos

Ser un modelo a seguir positivo puede ayudar a prevenir el trastorno oposicionista desafiante. Los adultos y las figuras de autoridad deben demostrar comportamientos respetuosos, comunicación efectiva y habilidades de resolución de conflictos para que los jóvenes los internalicen y los apliquen en su propio desarrollo.

Tratamiento

Si bien es cierto que cada caso es único, la terapia y el apoyo familiar es fundamental para lidiar con este trastorno y superarlo.

La terapia individual, como la terapia cognitivo-conductual, puede ser altamente efectiva para tratar el trastorno oposicionista desafiante. A través de esta terapia, se puede trabajar en la identificación y modificación de patrones de pensamiento negativos, desarrollo de habilidades de manejo del estrés, resolución de conflictos y promoción de una visión más positiva de sí mismos y de los demás.

Por otro lado, la terapia familiar puede ser beneficiosa para abordar los problemas relacionales y los patrones disfuncionales de comunicación dentro del núcleo familiar. Al mejorar la dinámica familiar y fomentar una comunicación abierta y respetuosa, se pueden fortalecer los lazos familiares y ayudar a reducir los síntomas del trastorno oposicionista desafiante.

Prueba una sesión gratis

Prueba una sesión totalmente gratuita y descubre cómo la Psicología online te ayuda con tus dudas de educación y crianza.

Pide cita

Los padres, por su parte, pueden ser una herramienta valiosa para ayudar a los padres a desarrollar habilidades de manejo del comportamiento y la disciplina efectivas. A través de este tipo de intervención, los padres aprenden estrategias específicas para manejar los desafíos del comportamiento y promover el cumplimiento de las normas y las reglas de manera positiva.

Desde la educación y la colaboración con profesionales puede ser crucial en el tratamiento del trastorno oposicionista desafiante. Trabajar en conjunto con maestros y personal escolar para establecer expectativas claras, implementar estrategias de manejo del comportamiento y apoyar el aprendizaje socioemocional puede ayudar a los niños y adolescentes a tener éxito tanto académico como socialmente.

Por qué elegir Siquia

  • Somos líderes en atención psicológica online desde 2012.
  • Primera cita informativa gratuita.
  • Terapia online desde 40 euros la sesión.
  • Equipo de psicólogos senior, con décadas de experiencia.
  • Toda la terapia que ofrecemos es por videoconferencia. 100% confidencial.
  • El mismo psicólogo te atenderá durante todo el tratamiento.
  • En Siquia no pierdes el dinero de las sesiones. Si no puedes conectarte o no estás, la sesión pasa a otro día.
  • Atención en español, inglés y catalán.
Imagen de Marcos Ramallo

Periodista especializado en comunicación online y salud mental

Comentarios

No hay comentarios | Comentar