En la primera consulta, simplemente debes acceder al enlace, luego conéctate y tu psicólogo te realizará una propuesta de terapia y, entre ambas partes, acordaréis la frecuencia de las consultas. Es difícil hablar de frecuencias de las consultas dado que no hay un estándar al depender de la situación de cada paciente, problemática que se plantee y necesidades concretas a resolver.